Valeriano Gómez, un afiliado a UGT y crítico con la reforma laboral, nuevo ministro de Trabajo

9valeri_20101020V0.wmv

El nombramiento como Ministro de Trabajo de Valeriano Gómez, miembro de UGT y crítico con la última reforma laboral del Gobierno contra la que se manifestó el 29-S, supone un intento del presidente José Luis Rodríguez Zapatero por recomponer el diálogo social y la relación con los sindicatos.

Gómez, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y especializado en Economía del Trabajo, fue secretario general de Empleo entre 2004 y 2006, cargo que dejó por motivos personales, tras cerrar con sindicatos y patronal la primera reforma laboral de la era Zapatero.

El entonces ministro de Trabajo, Jesús Caldera, negó que hubiera discrepancias personales con Gómez y explicó que éste se marchaba por problemas de salud, que en su entorno aseguraron que se habían agravado durante el intenso proceso negociador con los agentes sociales.

Gómez estuvo directamente implicado en una reforma del mercado de trabajo que incluyó un plan de choque para reducir la temporalidad y la creación del contrato de fomento del empleo, y en la que también se pactó un recorte de las cotizaciones sociales para los empresarios, así como una mejora de la prevención de los riesgos laborales.

Desde 2007, es miembro del Consejo Económico y Social (CES), cargo que abandonará para ponerse al frente de un departamento que tiene que afrontar un elevado desempleo de 4,6 millones de personas.

REFORMA DE LAS PENSIONES

A Gómez le espera en los próximos meses una de las reformas más polémicas, la del sistema de pensiones, con la que el Gobierno quiere retrasar la edad de jubilación y ampliar el periodo de cómputo para calcular la pensión. También tendrá que abordar la profunda reforma de las políticas activas de empleo que ha prometido Zapatero para hacer más efectiva la búsqueda de un trabajo desde los servicios públicos.

ZAPATERO ASEGURA QUE GÓMEZ DEFIENDE LA REFORMA LABORAL CON "CONTUNDENCIA"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que el nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, defiende la reforma laboral "con gran claridad y contundencia" y, de hecho, ha dicho que Gómez es una de las personas que "más papeles le han pasado" en el proceso de la reforma del mercado de trabajo.

Zapatero ha respondido de esta forma al ser preguntado por el hecho de que Valeriano Gómez asistiera a la manifestación del 29 de septiembre organizada por los sindicatos tras la jornada de huelga general.

El jefe del Ejecutivo ha declarado que Gómez ha trabajado en su Gabinete en Ferraz, que comparte muchas ideas con él y que es un "gran conocedor y un gran experto" en todo lo que afecta al empleo, a las relaciones laborales y a las políticas activas de empleo. "Tengo una gran confianza", ha subrayado Zapatero.