Sánchez critica a los que anteponen patrimonio a patria y "se lo llevan a un paraíso fiscal"

El recién elegido secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha cargado este domingo contra el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol por haber ocultado su fortuna a Hacienda durante 34 años y ha tildado de "hipócritas" a quienes, cuando hay que elegir entre patria o patrimonio, optan por el segundo y "se lo llevan a un paraíso fiscal".

En su primer discurso tras la elección de su nueva Ejecutiva, Sánchez se ha llevado una de las mayores ovaciones al referirse, aunque sin citarlo expresamente, al 'affair Pujol', que ha utilizado para ensalzar el patriotismo que, a su juicio, sí practican los socialistas catalanes del PSC.

"Miquel -ha dicho, dirigiéndose al primer secretario del PSC,Miquel Iceta, a vosotros no se os llena la boca de patria, pero hacéis patria todos los días. Qué hipócrita el patriotismo de quienes cuando tienen que elegir entre patria y patrimonio eligen patrimonio y se lo llevan a un paraíso fiscal", ha denunciado.

POLITICOS INDIGNOS QUE MIENTEN

Tras reivindicar la España autonómica como una de las herencias del PSOE cuyas riendas acaba de recibir, Sánchez ha querido dejar claro que la estructura actual del Estado "no es la culpable" de los "desmanes" que se están viendo ahora, y nada tiene que ver, por ejemplo, con "el trampeo y el escándalo" de la Comunidad Valenciana y la manipulación de sus cifras de déficit que está investigando la Unión Europea. "Los culpables son los políticos indignos que mintieron a los ciudadanos y luego a las instituciones europeas", ha remachado.

Sánchez ha apostado por definir un nuevo marco territorial acorde a los tiempos que vive España y ha vuelto a defender la reforma federal de la Constitución. En este contextos, ha incidido en que él es "federalista" porque es "socialista" y ha arremetido contra quienes, a su juicio, pretenden hacer ver que "libertad es igual a separación".

Desde su punto de vista, todas las comunidades autónomas quieren "liberarse de las mismas cosas" como la crisis y la corrupción --- "de la que hay mucha en Cataluña por lo que estamos viendo"-- y la desigualdad. Esos "males", ha dicho, sólo los van a poder resolver todos los españoles juntos.

Así, un día antes de su cita con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Sánchez ha vuelto a defender que el conflicto catalán se aborde desde una postura "abierta, con diálogo, negociación y pacto". "Entre el choque de trenes de la derecha y el separatismo de Mas hay que reformar la Constitución para que todos los españoles voten de nuevo un nuevo marco de convivencia federal", ha sentenciado.

PONE EN VALOR LA POSICION DEL PSC

Y ha planteado la vía federalista como "la única que garantiza que la unión de los pueblos de España", momento que ha aprovechado para agradecer su labor en este terreno al exsecretario general Alfredo Pérez Rubalcaba, y al exprimer secretario del PSC Pere Navarro, al que ha incluido en su Ejecutiva.

Además, ha dicho estar convencido de que "al otro lado del Ebro" hay "muchos socialistas españoles", como él, están "orgullosos" de que en el "enorme momento de tensión y fractura social los únicos que han levantado la bandera de la concordia y la convivencia" hayan sido los "hermanos" del PSC.

ACABAR CON LA ESPAÑA INDIGNADA

El líder del PSOE ha hecho un llamamiento a sus compañeros de partido a estar orgullosos de ser socialistas, sin complejos, y a reivindicar "todos y cada uno de los días" de los gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

"Os propongo que abandonemos de una vez por todas los complejos y digamos alto y claro que todo lo bueno que ha pasado en España ha venido de la mano de gobiernos socialistas, siempre", ha proclamado en su discurso del clausura del congreso federal extraordinario que le ha encumbrado como nuevo secretario general.

Y lo ha hecho bajo la atenta mirada de sus cuatro predecesores en democracia: Felipe González, Joaquín Almunia, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pedro Sánchez ha instado a los socialistas a trabajar para acabar con la España "indignada, hastiada y herida" que cree que existe en la actualidad debido a las políticas de un Gobierno de derechas.

En su intervención de clausura del Congreso extraordinario socialista que le ha aclamado como nuevo secretario general, Sánchez ha abogado por modernizar la izquierda para sacar a España de la encrucijada en que se encuentra y desterrar palabras que "indignan" a todos como pobreza, crisis e independentismo.

Ha defendido igualmente hacer frente a la desconfianza que hay en los políticos debido a que muchos se han obsesionado con el corto plazo olvidando poner "las luces largas".

"Necesitamos políticos que hablen claro y den la cara, no que hablen a través de una pantalla de plasma", ha recalcado en alusión al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

NO A LA ELECCION DIRECTA DE ALCALDES

Sánchez ha anunciado que mañana le dará un "claro y rotundo no" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre la elección directa de alcaldes, y le ha dicho que si de verdad quiere una regeneración democrática tiene que empezar limpiando "su casa", el PP.

Ha subrayado que cuando Rajoy habla de regeneración democrática lo hace pensando en "resolver sus líos internos", ya sea "trampeando" o aprobando "indecentes pucherazos" como el de Castilla-La Mancha.

"Si Rajoy quiere de verdad regenerar la democracia lo tiene muy sencillo, que coja la escoba y empiece a limpiar su casa", ha subrayado.

PROPONE UNA TRANSICION ECONOMICA EN DEFENSA DE LA HUNDIDA CLASE MEDIA

El líder del PSOE ha planteado las líneas básicas de una alternativa al Gobierno del PP para llevar a cabo una "transición económica" en España en defensa de la clase media, "hundida", ha dicho, por las medidas del presidente del Gobierno Mariano Rajoy. Ha insistido en que la reforma laboral será la primera ley que deroguen los socialistas si vuelven a la Moncloa.

La segunda, ha agregado, será la reforma de la interrupción voluntaria del embarazo si finalmente llega a aprobarse tal y como plantea el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

También ha propuesto limitar a dos legislaturas los mandatos en la Presidencia del Gobierno, reordenar la financiación de los partidos para que no ocurran casos como el de Gürtel o reformar la ley electoral.

PROMETE PUBLICAR LAS CUENTAS DEL PSOE

Sánchez promete publicar las cuentas del PSOE y los bienes de sus dirigentes

Se ha comprometido hoy a hacer públicas cada tres meses en internet las cuentas del partido y a que se conozcan también los bienes e intereses de todos y cada uno de los cargos públicos socialistas.

El nuevo secretario general ha subrayado que lo que debe hacer el PSOE para recuperar la confianza de los ciudadanos es cumplir lo que promete.

Ha sido entonces cuando ha dicho que el PSOE promete transparencia y, por ello, publicará trimestralmente en internet las cuentas del partido.

También ha prometido honradez, y, en consecuencia, ha explicado que no habrá ningún cargo público socialista que no haga públicos sus bienes e intereses.

"Nadie debe avergonzarse de su patrimonio por grande o pequeño que sea, pero nadie tendrá una responsabilidad orgánica sin haber hecho público su patrimonio", ha añadido.

INCLUSION DE INMIGRANTES EN LAS LISTAS ELECTORALES

El secretario general del PSOE se ha comprometido hoy a incluir a inmigrantes en las listas a las elecciones autonómicas y locales del próximo año para que el partido socialista "se parezca a España".

Se trata de un "compromiso firme", ha afirmado Sánchez en su intervención en la clausura del congreso federal extraordinario del PSOE que le ha ratificado como secretario general.

Sánchez ha asegurado que su intención es luchar contra la desigualdad y a favor de la integración, y que por eso se compromete ante los colectivos de inmigrantes del PSOE a incluirlos en los próximos comicios.

"Vais a estar representados en las listas municipales y autonómicas", ha proclamado Sánchez.

UN PSOE FUERTE Y UNIDO

Ha proclamado que la jornada de este domingo, en la que se clausura el cónclave que le elige como nuevo líder de los socialistas, es "un pésimo día para los que quieren un PSOE débil", porque de este congreso salen "más fuertes y más unidos".

El nuevo secretario general ha hablado durante una hora, sin hacer uso de papeles, y ante los cuatro líderes que ha tenido el PSOE en democracia, y ha sido despedido con una ovación de todos los presentes.

Sánchez se ha mostrado convencido de que los socialistas van a protagonizar una "remontada" en los próximos meses y años y ha recordado a todos sus compañeros que son "los sucesores del partido más importante de España", que ha logrado los "mayores avances" para el país. "Aquí estamos, en pie, en marcha, para cambiar España una vez más, lo hemos hecho dos veces y lo vamos a volver a hacer una tercera", ha recalcado.