Sánchez reclama hablar ya de los problemas de los españoles y lo justo del PSOE

El nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asumido este sábado el liderazgo del partido con el compromiso de transformarlo para poder cambiar España y ha reclamado a todos los socialistas que empiecen ya a "hablar de los problemas de los españoles" y "lo justo del PSOE".

Sánchez ha tomado la palabra después de que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunciara su proclamación como nuevo líder del partido, en virtud del resultado de la consulta del pasado 13 de julio, y ha comenzado dando las gracias a los "militantes de base" que han permitido con su voto que el PSOE esté "haciendo historia".

El nuevo secretario general se ha mostrado convencido de que los socialistas pueden recuperar la confianza de los españoles y ha asegurado que no les van a "defraudar". Para eso, ha animado a sus compañeros a dejar de contar los votos que pierden para empezar a contar los votos que van a "recuperar". Porque, según ha dicho, el Gobierno del PP va a ser un Ejecutivo de "cuatro años".

Y se ha dirigido a todos los españoles para decirles que no les va a pedir "un acto de fe" para que crean en él. "No se trata de eso, lo

único que voy a pedir es que escuchen lo que pedimos, que atiendan lo que proponemos y que observen lo que hacemos", ha afirmado, seguro de que, si lo hacen, los ciudadanos van a "recuperar la confianza" en el PSOE.

EL PSOE, EL "INSTRUMENTO MAS FORMIDABLE" DE PROGRESO

Sánchez se ha mostrado convencido de que lo que acaba de protagonizar el PSOE, con un "ejercicio de democracia directa" en el que los militantes han dicho "sí a un claro y rotundo cambio desde abajo", se va a traducir en una transformación del país. Porque, a su juicio, el "instrumento más formidable" que tiene España para progresar y garantizar la igualdad y la justicia entre todos es el PSOE.

"Vamos a cambiar el PSOE para cambiar a España, no es la primera vez que lo hacemos", ha apuntado el dirigente madrileño, que ha recordado que el suyo es el partido del cambio desde que, en 1879, 25 compañeros decidieron crear el partido con ese objetivo. Sánchez ha apelado a la memoria al recordar también a todos los compañeros que incluso se han dejado la vida por defender las libertades en España, los que "nunca callaron y jamás se arrodillaron" en una "dictadura cruel e infame", que "sufrieron y nunca dejaron de luchar".

Así, se ha mostrado "inmensamente orgulloso de pertenecer a la familia del PSOE" y, por eso, ha asegurado que no hay "mayor honor" que ser su secretario general. En este punto, se ha dirigido a su antecesor, el ya exsecretario general Alfredo Pérez Rubalcaba, para subrayar que hay hecho "un gran servicio" a España y al PSOE "en un momento muy complicado", para asegurar que siempre va a "formar parte de lo mejor del socialismo en España" y para transmitirle que durante los "próximos años" va a necesitar su "consejo y aliento". "Siempre tendrás en mí a un compañero que te aprecia y te quiere", ha dicho.

El nuevo líder ha explicado que no va a decir que "hoy empieza todo", porque la historia del PSOE empezó "hace 135 años", pero sí ha apuntado que su partido tiene "mucho trabajo por delante". Eso sí, ha reivindicado los progresos conseguidos en los Gobiernos socialistas -con una especial mención a la educación y la sanidad públicas-- y ha destacado algunos logros de la etapa de Rubalcaba: la Conferencia Política, su propuesta de reforma fiscal y la propuesta de reforma Constitucional para "alumbrar esa España federal que tanto necesita el país".

Además, ha aprovechado para agradecer a todas las "mareas ciudadanas que inundan las calles y las plazas de pueblos y ciudades" por defender lo que han "construido todos los socialistas a lo largo de los últimos años". Pero, dicho esto, también ha querido dejar claro que la izquierda en la que cree es la que "cambia España", la que "no se contenta con protestar sino que aspira a gobernar" para transformar el presente y llegar a un futuro mejor.

Para ello, ha animado a "apretar el paso", porque "hay millones de españoles que necesitan un PSOE renovado, en pie, porque si no a ellos les va a seguir yendo mal, con un Gobierno de derechas que está causando mucho sufrimiento".

Y, para ello, ha emplazado también a sus compañeros a estar más en la calle, porque "si el socialismo se asfixia es porque se encierra entre cuatro paredes". "No podemos cambiar España si la miramos desde una ventana", ha dicho.

Por eso, ha reafirmado el compromiso que hizo durante la campaña y ha asegurado que va a ser "un secretario general en la carretera", que va a estar "poco en Ferraz y mucho en los territorios con los militantes de base", a quienes quiere "devolver el protagonismo". Así, ha reiterado que su Ejecutiva acudirá a todas las comunidades autónomas en asambleas abiertas para rendir cuentas, que también se harán a nivel nacional, y ha abogado por abrir las agrupaciones municipales para este "nuevo socialismo".

Sánchez ha insistido en que va a dedicar todas sus energías a "devolver la esperanza a los españoles y españolas". "Ese es el cambio que hoy comenzamos", ha asegurado, convencido de que Rajoy va atener "un único mandato". A su juicio, la sociedad no va a volver a tolerar "ningún tejemaneje ni trapicheo" ni va a "volver a aceptar" a ningún partido que "no sea democrático".

LLAMAMIENTO A LA UNIDAD

Por su parte, la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha hecho hoy un llamamiento a la unidad de los socialistas, a los que ha instado a "levantar la voz y el ánimo" para ser la "alternativa de izquierda que España necesita".

Díaz ha hecho esta reflexión en su intervención como presidenta del congreso federal extraordinario del PSOE, en la que ha vuelto a subrayar la importancia de las elecciones municipales y autonómicas, que están "a la vuelta de la esquina" y que tienen que ser "el principio del cambio", por lo que ha instado a los socialistas a que se "echen a la calle".

Se ha referido también al debate territorial y, dirigiéndose a sus compañeros del PSC, ha asegurado que los socialistas tienen que ser los que "recorran la banda ancha, el sendero ancho" para la convivencia, pues "entre el inmovilismo y las aventuras -ha dicho- queremos una España que no se rompa".

Sobre el futuro del PSOE ha afirmado: "Necesitamos que este congreso sea el de la unidad del PSOE, tenemos que salir unidos y fuertes porque España atraviesa una grave crisis que está afectando a la cohesión territorial y a la propia democracia".

"Frente a esa España oficial que destila triunfalismo, hay otra España, la que sufre, y los socialistas tenemos que levantar la voz, alto y claro", ha subrayado.

Ha pedido a los militantes que no se queden callados cuando escuchen decir que todos los partidos son iguales, y que reivindiquen lo que son porque no son "ni siquiera parecidos" a otros gobiernos.

"Cuando ha habido un presidente socialista, la derecha siempre ha estado en contra, algunos de los que quieren derrotar al PSOE no saben o no quieren verlo, cuando quieren derrotarnos lo que están haciendo es abriendo la puerta a la derecha para que siga provocando sufrimiento", ha advertido Díaz, que ha exclamado: "Pretenden decirnos que las conquistas sociales son de hoy".

Ha denunciado que ya se conoce cuál es el programa de la derecha, a la que ha acusado de desmantelar el Estado de bienestar, tras lo que ha señalado: "Nos duele cuando tocan la sanidad y, mucho más, la educación, nos duele cuando nos quitan a las mujeres el derecho a decidir nuestra propia maternidad, cuando quitan la dependencia, unos logros que tienen el 'sello socialista'".

EL ADIOS DE RUBALCABA

Por su parte, el secretario general saliente del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha recibido hoy la ovación de los más de 3.000 asistentes al congreso federal del partido puestos en pie en el plenario, después de que la presidenta andaluza le agradeciera que haya "dirigido el partido en un momento muy difícil y complicado".

Rubalcaba, que ha respondido con emoción en el rostro la muestra de reconocimiento, ha sido secretario general del PSOE durante dos años y el próximo septiembre abandonará su escaño y la política tras 21 años como diputado.

NUEVA EJECUTIVA

El ganador de la consulta a los militantes socialistas será ratificado secretario general del PSOE este sábado a las 18.00 horas por aclamación de los delegados al congreso extraordinario que se celebrará en Madrid y del que saldrá también la nueva Ejecutiva Federal que sí será sometida a votación un día después.

En espera de conocer la dirección al completo, fuentes próximas a Sánchez han confirmado que la presidenta del partido será Micaela Navarro, que compatibilizará este cargo --por primera vez en manos de una mujer-- con la Presidencia del PSOE de Andalucía.

Además, también se ha anunciado que el secretario general del PSOE, César Luena, será secretario de Organización y Acción Electoral y de este modo 'número dos' del partido, ya que se va a prescindir de la Vicesecretaría General.

EL HIJO DEL HISTÓRICO MANUEL DE LA ROCHA ASUMIRÁ LA SECRETARÍA DE ECONOMÍA

Manuel de la Rocha Vázquez, hijo del diputado Manuel de la Rocha, histórico representante de la corriente Izquierda Socialista, será el nuevo responsable de Economía de la Ejecutiva del PSOE, en la que entrará también la diputada catalana Meritxell Batet, que respaldó a Eduardo Madina en la consulta a los militantes para la elección del secretario general.

Según fuentes cercanas a Sánchez, el andaluz Antonio Pradas será secretario de Política Federal, lo que antes era Política Autonómica.

De Empleo se encargará Mari Luz Rodríguez, que fue secretaria de Estado en el último gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

La extremeña Pilar Lucio será la secretaria de Cambio Climático y Sostenibilidad; José Miguel Pérez asumirá Educación, y la aragonesa Susana Sumelzo, Administraciones Públicas.

Meritxell Batet, diputada del PSC y uno de los apoyos de Eduardo Madina, ocupará la Secretaría de Estudios y Programas.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, presidirá el Consejo de Política Federal, que integra a la dirección y a los dirigentes territoriales.

Todos esos cargos deberán ser aprobados por los delegados del Congreso Extraordinario el domingo por la mañana, después de que este sábado Sánchez sea proclamado secretario general.