Sánchez habla con Casado, Rivera e Iglesias, mientras Ábalos pide que "no se sobreactúe" con la sentencia

Sánchez habla con Casado, Rivera e Iglesias, mientras Ábalos pide que "no se sobreactúe" con la sentencia
Sánchez habla con Casado, Rivera e Iglesias, mientras Ábalos pide que "no se sobreactúe" con la sentencia

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha llamado esta tarde a los líderes del PP, Pablo Casado, Ciudadanos, Albert Rivera y Unidas Podemos, Pablo Iglesias con los que ha conversado en un clima "positivo" de "lealtad institucional, apoyo y unidad", según fuentes de la Moncloa, tras la sentencia del 'procés'.

El presidente en funciones les ha transmitido que si fueran necesarias "medidas excepcionales", éstas serían "compartidas".

Rivera ha pedido a Sánchez una reunión y ambos han quedado en que se producirá "de acuerdo a la marcha de los acontecimientos". Desde Moncloa recuerdan que Sánchez ha reiterado públicamente que, llegado el caso, el Gobierno actuará "con serena firmeza, proporcionalidad y unidad".

En su primera reacción a la sentencia, Pablo Iglesias apeló a la responsabilidad del conjunto de las fuerzas políticas para abrir una nueva etapa de diálogo que "rechace la confrontación y que se marque como objetivo la búsqueda de soluciones políticas y democráticas a un conflicto que nunca debería haber sido judicializado" y pidió que se desterrara la idea de una intervención del autogobierno catalán, dado que se ha demostrado "fallida y contraproducente" porque "respetar el voto de los catalanes es también condición de posibilidad de la reconciliación".

Ábalos pide a los partidos que "no sobreactúen" con la sentencia del procés

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha pedido este lunes a los partidos políticos que "no cedan a la sobreactuación, en un sentido u otro", y les ha emplazado a ser responsables y aceptar de forma "serena" la sentencia del "procés".

En una declaración en la sede de Ferraz sobre la sentencia que condena a los promotores del referéndum ilegal del 1-O, Ábalos ha pedido a las formaciones políticas, especialmente a las constitucionalistas, "cerrar filas" en torno al Gobierno y ha criticado a quienes han reaccionado al fallo proponiendo reformas del Código Penal "o poniendo el foco en posibles carencias de la sentencia, que no son tales".

También se ha dirigido a quienes secundan la idea de que la sentencia es "una venganza o un fracaso del Estado". A ellos ha dicho que el Estado "no se venga" de actuaciones políticas a través de los tribunales porque en una democracia existe la separación de poderes.

Ábalos ha insistido, igual que esta mañana hizo el presidente en funciones, Pedro Sánchez, en el acatamiento y el cumplimiento íntegro del fallo del Supremo, lo que aleja del todo la posibilidad de indulto. "Respetar el fallo significa no cuestionarlo invocando un imaginario derecho a decidir que no avala ninguna Constitución", ha subrayado.

Ábalos también ha mandado un mensaje de confianza y tranquilidad al conjunto de la sociedad catalana y a ellos ha dicho que tienen el "pleno apoyo" del Gobierno de España. "Cataluña merece volver a la posición destacada, no quiere mirar al pasado ni perderse en quimeras", ha dicho el responsable socialista, que ha asegurado que el Gobierno trabajará desde el dialogo y la determinación para que la sociedad catalana "restañe sus heridas y construya puentes". Ábalos ha admitido que el reencuentro de la sociedad catalana requiere "diálogo y moderación" en las formas, no confrontación, y a eso dedicarán todo su empeño.