Rubalcaba reitera su oferta de pacto pero sin "cambiar las reglas del juego"

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reiterado hoy su oferta de pacto al Gobierno porque España "se juega mucho" en el próximo Consejo Europeo, aunque ha advertido de que se opondrá a "todos los retrocesos" que supongan "cambiar las reglas de juego aprovechando la crisis".

"En democracia lo más valiente es ofrecer pactos y acordar y es lo que vamos a hacer", ha afirmado Rubalcaba, quien no obstante ha insistido en su rechazo a que "se rompa lo conseguido durante la democracia con un esfuerzo compartido".

En un acto con motivo de la Fiesta de la Rosa en Jaén, el líder de los socialistas ha emplazado al PP a que aclare si defiende la tasa plana en las ayudas de la reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) y a que "no mienta" porque el PSOE "nunca ha defendido una agricultura subsidiada sino precios justos".

El secretario general del PSOE ha criticado que el Gobierno del PP está utilizando la crisis "como coartada contra el estado del bienestar y para cambiar lo que no le gusta", y ha pedido que no se abarate el despido, sino que se abarate la contratación.

Ha instado al Gobierno a que cambie, ya que "Europa está cambiando", que se estimulen las políticas a favor de los incentivos al empleo, que rectifique la universalización de la sanidad y ha enfatizado que "el PSOE no va a dejar a nadie sin tarjeta médica, que el Gobierno cambie esa política, ya que España es un país digno".

Ha solicitado al Gobierno "la retirada de la Ley Wert" por entender que no tiene consenso y porque "va a socavar el sistema educativo que entre todos hemos construido" y se ha mostrado "en contra de la segregación y a favor de la integración de la educación, en contra del avance de la desigualdad de oportunidades".

"No queremos volver a la España del Cuéntame", ha dicho, y ha reclamado "libertad e igualdad", al tiempo que ha subrayado que quieren "salir de la crisis mejor de lo que entramos", reivindicado que el PP y el PSOE "no somos lo mismo, nosotros defendemos valores y políticas distintas".

En el acto, en el que se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de la mujer asesinada presuntamente por su expareja en Alcalá la Real, Rubalcaba ha señalado que el Gobierno "tiene la obligación de lanzar un mensaje para que las mujeres no tengan miedo", y si no lo hace lo harán los socialistas.

Ha contrapuesto las medidas que pone en marcha en Andalucía el Gobierno de Griñán con las de Castilla La Mancha porque son "dos gobiernos radicalmente distintos" y ha reclamado también "dignidad en la vida, en el nacimiento y en la muerte", por lo que ha agregado que "Andalucía es diferente porque lo gobierna un partido diferente, el PSOE".

El PP DEFIENDE LOS PACTOS

Por su parte, el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha defendido hoy la posibilidad de llegar a pactos de Estado con el PSOE como forma de "asegurar que en las siguientes legislaturas se aplicarán las mismas políticas que en ésta, gobierne quien gobierne".

"Ojalá lleguemos a pactos para que los socialistas apliquen políticas como las nuestras cuando gobiernen", ha reclamado el dirigente 'popular'.

González Pons ha argumentado que el Gobierno de Mariano Rajoy, gracias a su mayoría parlamentaria "suficiente" y "estable", asegura que en esta legislatura se van a aplican las "políticas correctas" que España necesita para salir de la crisis, pero que los pactos de Estado "garantizarían que en las siguientes se aplicarán las mismas políticas", aunque ya no gobierne el PP: "el Gobierno garantiza el presente, los pactos asegurarían el futuro", ha proclamado.

En declaraciones en la sede de la madrileña calle Génova, el dirigente 'popular' ha pedido a los socialistas que "tengan en cuenta que pactar es una opción, pero que hay más opciones, como apoyar al Gobierno cuando tiene razón o cuando hace las cosas bien".

Tras hacer hincapié en que "no habrá ningún pacto para volver a las políticas de antes", se ha mostrado convencido de que es "deseable" y "bueno" que haya pactos, porque ayuda a España "de cara al exterior", pero ha recalcado que, "si no llegan a producirse, no pasa nada".