Rivera dice que Rajoy rechazó aplicar el 155 en Cataluña antes del 1-O y por eso su gestión fue "desastrosa"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este miércoles que él pidió aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña tras los acontecimientos del 6 y el 7 de septiembre en el Parlament, pero el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se negó a activarlo antes del 1 de octubre y por eso durante la jornada del referéndum se hizo una gestión "desastrosa" que perjudicó a España.

"El 155 era necesario en el momento en que había un desafío a la Constitución, y del 6 al 7 de septiembre se da un golpe a la democracia. Desde ese momento se justifica la aplicación del artículo 155 y así se lo dije a Rajoy", ha declarado Rivera en un desayuno informativo del Fórum Europa, refiriéndose a los días en que los diputados independentistas aprobaron la ley del referéndum y la Ley de Transitoriedad Jurídica.

Según ha explicado, Cs advirtió al Gobierno de que debía tener el control de los Mossos d'Esquadra y de los colegios porque si no, "no iba a parar el referéndum". Finalmente, el 1 de octubre "hubo urnas y hubo disturbios", ha recordado antes de instar al Ejecutivo a explicar la "chapuza" de dispositivo policial que aplicó ese día.

En este sentido, ha afirmado que Ciudadanos señaló que los líderes independentistas "no iban a colaborar" con el Gobierno central "para desmontar su propio golpe" y, por tanto, no iba a haber cooperación de los Mossos ni de la Conselleria de Educación para impedir la celebración del referéndum pese a que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional.

Puesto que Rajoy se negó a hacer una "intervención parcial" de la Generalitat en esas dos áreas cuando se lo pidió Cs, "nos ha perjudicado más la desastrosa gestión del 1 de octubre y la falta de comunicación internacional" por parte del Ejecutivo de lo que sucedió entonces "que la aplicación del 155", ha concluido.

Rivera considera que el Gobierno debería haber explicado en el ámbito internacional "lo que verdaderamente estaba pasando en Cataluña", porque la imagen que se vio ese día "perjudicó a la imagen del país y a la de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", que simplemente estaban "cumpliendo las órdenes" del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Y para esa labor comunicativa cree que Rajoy podría haber solicitado la ayuda de expresidentes del Gobierno.

El líder de la formación naranja ha dicho que el artículo 155 se tendrá que mantener en Cataluña "hasta que haya un Gobierno que respete las leyes", independientemente de la ideología de sus dirigentes.

INSTA AL GOBIERNO A IMPEDIR LA INVESTIDURA DE PUIGDEMONT

Respecto a la posibilidad de que el candidato de Junts per Catalunya a la Presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont, sea investido por la Cámara catalana, ha dicho que prefiere pensar que el Gobierno "no va a permitir" que un político investigado por delitos graves y "prófugo" de la Justicia española "entre en el Parlament para hacer un show". "Confío, espero, deseo y ruego que hagan cumplir las leyes", porque que Puigdemont se convirtiera en presidente de la Generalitat "sería muy grave", ha manifestado.

Por último, Rivera se ha referido a la orden judicial para que la Guardia Civil requiera información en las sedes de las asociaciones independentistas Êmnium Cultural y Assemblea Nacional Catalana (ANC) en el marco de la investigación del Tribunal Supremo sobre el comité de organización del proceso separatista y la celebración del referéndum.

Según ha dicho, esta noticia no le sorprende porque esas asociaciones "son parte de una trama" que había en Cataluña para "dar un golpe separatista", y por eso sus líderes Jordi Cuixart y Jordi Sánchez están imputados por sedición, entre otros delitos. "Lo que había era un comité de sedición", ha señalado Rivera, que ha recordado que representantes de la ANC y Êmnium asistieron a reuniones del Consejo de Gobierno.

LA DIMISIÓN DE BARREIRO

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este miércoles que "el caso PP", en referencia a los distintos casos de corrupción que afectan a este partido, está "lastrando España", y por eso ha vuelto a exigir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que reclame el escaño a la senadora Pilar Barreiro si quiere que Cs apoye los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018. "Los pactos se tienen que cumplir y Rajoy tiene que tener palabra; no me gusta apoyar a Gobiernos que no tienen palabra", ha declarado en un desayuno informativo del Fórum Europa, donde ha recordado que el pacto de investidura entre el PP y Cs establece que aquellas personas investigadas por delitos de corrupción, como es el caso de Barreiro (por la trama Púnica), tienen que abandonar sus cargos públicos.

Rivera ha asegurado que Rajoy sabe que esa es una de las condiciones de Ciudadanos para respaldar los Presupuestos --al contrario de lo que ha afirmado el jefe del Ejecutivo este miércoles-- porque el secretario general del partido naranja, José Manuel Villegas, se lo ha dicho al coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo. "Qué no sabrán todos estos imputados para que les cueste tanto echarles", ha comentado sobre la resistencia que suelen mostrar los 'populares' a apartar a sus cargos investigados por delitos de corrupción.

Puesto que el PP sigue sin exigir a Barreiro su acta de senadora pese a que eso pone en riesgo la aprobación de los Presupuestos, el líder de la formación naranja ha advertido de que "el caso PP", como ha descrito el conjunto de tramas en las que está implicado este partido, como G~rtel, Púnica o el caso Bárcenas, "está lastrando España".

Asimismo, ha recordado que las demás cuestiones incluidas en el preacuerdo entre el PP y Cs sobre las cuentas públicas también se deben cumplir, como son la bajada del IRPF, que es "condición sine qua non", la equiparación salarial de los policías nacionales y los guardias civiles con las fuerzas de seguridad autonómicas, las ayudas para las familias con niños de cero a tres años, la ampliación del permiso de paternidad o la bajada del IVA del cine.

"Si el PP tiene palabra, la legislatura seguirá y habrá Presupuestos. Si no, el PP estará embarrando y paralizando la legislatura con su corrupción y sus incumplimientos", ha manifestado. Eso sí, ha destacado que para aprobar los PGE se necesita la colaboración de otro partido, y por ello ha pedido al PSOE que deje de "bloquear" y negocie su abstención para que no haya que depender de los votos del PNV.

En cuanto a uno de los temas que últimamente ha enfrentado al PP y a Cs, la prisión permanente revisable, Rivera ha explicado que existen dudas sobre si esta medida es constitucional, pero que la formación naranja no apoyará su derogación --como ha propuesto el PNV-- mientras el Tribunal Constitucional no se pronuncie al respecto. Además, ha apostado por debatir la revisión de los grados penitenciarios, ya que algunas personas condenadas a largas penas de prisión por delitos graves "a los quince años pueden estar en la calle" y reincidir.