Rajoy declina presentarse a la investidura porque "aún" no tiene los votos suficientes

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP, Mariano Rajoy, ha declinado la propuesta del Rey de someterse al debate de investidura, según un comunicado de la Casa del Rey hecho público tras la reunión mantenida entre don Felipe y el presidente del Congreso, Patxi López. En la nota, Zarzuela explica que durante la entrevista mantenida hoy con Rajoy, el jefe del Estado le ha ofrecido ser candidato a la Presidencia del Gobierno, oferta a la que ha renunciado.

"Don Mariano Rajoy Brey ha agradecido a su Majestad el Rey dicho ofrecimiento, que ha declinado", dice el comunicado.

Tras la decisión de Rajoy, y una vez que se la ha trasladado personalmente al presidente del Congreso, Felipe VI emprenderá una nueva ronda de consultas con los partidos políticos, a partir del próximo miércoles. Para ello don Felipe ha pedido al presidente del Congreso, Patxi López, que el próximo lunes le facilite, en una nueva audiencia en el Palacio de la Zarzuela, la lista de los representantes designados por los partidos para acudir a esta nueva ronda de conversaciones. Este nuevo encuentro con el presidente del Congreso tendrá lugar a las 17,00 horas, según la misma nota.

El artículo 99 de la Constitución establece que al Monarca le corresponde designar candidato a la Presidencia de Gobierno "previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria".

RAJOY: "MANTENGO MI CANDIDATURA, PERO AUN NO TENGO LOS VOTOS SUFICIENTES"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha justificado su decisión porque es consciente de que ahora no cuenta con los apoyos necesarios, pero no renuncia a intentarlo más adelante debido a que seguirá trabajando por un acuerdo. "Por tanto, mantengo mi candidatura a la Presidencia del Gobierno, pero todavía no tengo los apoyos para someterme a la investidura", ha añadido Rajoy en su comparecencia.

En una comparecencia en el Palacio de la Moncloa tras la reunión que ha mantenido con el Rey en la que le ha ofrecido someterse a la investidura, Rajoy ha agradecido esa deferencia pero le ha dicho que "en este momento" no está en condiciones de presentarse a esa sesión. Y no lo está, según ha explicado, porque no sólo no tiene una mayoría de votos a favor, sino que tiene una "mayoría absoluta, acreditada" de votos en contra de al menos 180 diputados.

Pero ha garantizado que seguirá trabajando para lograr una mayoría suficiente al estimar que la opción de Gobierno que propone es la mejor para España, "la de la moderación", y la que cree en la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles y la consolidación de la recuperación.

Rajoy cree que no tendría ningún sentido que él siguiera preparando su debate de investidura mientras otros están negociando ya el reparto del Gobierno.

El presidente ha explicado que el debate de investidura tiene como objetivo que un candidato logre el respaldo de la Cámara, y no un trámite para que empiecen a contar los plazos. "Yo no me voy a prestar a eso por respeto a los más de siete millones de españoles que dieron su confianza al PP", ha añadido Rajoy, quien ha insistido en que no renuncia a nada y no ha dicho no a su investidura, sino que hay que dar tiempo al diálogo.

"Hoy no tengo los votos. Por tanto, no tiene ningún sentido que vaya allí a los únicos efectos de que empiece a correr el plazo de dos meses que establece la Constitución" para repetir elecciones si nadie logra ser investido tras la primera votación.

Al plantearle si ha adoptado su decisión debido a la oferta de Gobierno planteada al PSOE por Iglesias, ha considerado que "es evidente" que ha afectado y que las circunstancias han cambiado, y ante el hecho de que ayer dijera que sí se presentaría a la investidura, ha puntualizado que no dijo cuándo.

Rajoy ha señalado que Sánchez quiere un pacto con Podemos, IU, ERC y Convergencia porque "lo necesita" para ser presidente.

Ante las críticas de dirigentes socialistas a la oferta de Iglesias y la posibilidad de que pueda hablar con ellos, se ha limitado a señalar que sus interlocutores tienen que ser los que decidan los partidos.

"Yo no voy a entrar en la oferta del señor Iglesias ni en las sonrisas del destino", ha comentado irónicamente después de que el líder de Podemos dijera hoy que el hecho de que Sánchez pueda ser presidente es "una sonrisa del destino" que le tendrá que agradecer.

Tras reiterar su reproche a Sánchez por negarse a hablar con él mientras está "en la Operación Podemos y de otras fuerzas", ha asegurado que él va a intentar seguir hablando con el líder socialista y con los de otras fuerzas políticas.

A su juicio, sus propuestas de diálogo están claras y le resulta "sorprendente" que se le sigan demandando. Así, ha recordado que ha planteado una coalición de PP, PSOE y Ciudadanos con disposición a hablar sobre cómo se conforma y que defienda la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles, el modelo europeo, la lucha contra el terrorismo y los grandes objetivos económicos nacionales.

A partir de ahí ha dicho que cada partido tiene su programa y es posible ponerse de acuerdo en algunas cosas, mientras que en las que no lo sea "o se dejan aparcadas o se vuelve a hacer un esfuerzo".

Rajoy no se plantea ceder la presidencia a otra persona porque ha dicho que es muy importante respetar la voluntad de los ciudadanos, que ha explicado que han votado de forma mayoritaria al PP con él como candidato.