El PP reclama unión al PSOE para dar respuesta al independentismo catalán

El vicesecretario de Organización del Partido Popular, Fernando Martínez-Maíllo, ha asegurado hoy que no hay mejor manera de hacer frente al desafío independentista catalán que ver unidos a los grandes partidos como el PP y el PSOE.

En una rueda de prensa en la sede del PP, en Madrid, antes de que esta tarde Carles Puigdemont sea investido como presidente de la Generalitat, Martínez-Maíllo ha agradecido el apoyo socialista al Gobierno en funciones en defensa de la unidad de España y ha asegurado que las instituciones defenderán la unidad de España y el cumplimiento de la ley.

"No hay mejor manera de hacer frente al desafío independentista catalán que aquellos partidos con posibilidad de gobernar estén unidos en un gobierno fuerte y estable frente a los que quieren burlar la ley", ha enfatizado Martínez-Maíllo.

EL PSOE APOYARA AL GOBIERNO

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha trasladado hoy el apoyo de los socialistas al Gobierno en funciones de Mariano Rajoy para hacer respetar la ley en Cataluña si el nuevo Govern que presida Carles Puigdemont se salta la legalidad vigente.

En una declaración en la sede socialista de Ferraz, en Madrid, Hernando ha reiterado el compromiso irrenunciable del PSOE con la unidad e integridad de España y con la defensa de la Constitución, así como su rechazo a cualquier actuación que puedan dar lugar al incumplimiento de la ley y de la Carta Magna.

Hernando ha recordado que el PSOE dijo que la declaración soberanista aprobada por el Parlament catalán el pasado 9 de noviembre era el mayor desafío al orden constitucional vigente, algo en lo que se ha reafirmado.

Una declaración que fue anulada por unanimidad por el Tribunal Constitucional el 2 de diciembre, de manera que corresponde al Gobierno catalán respetar esa resolución, "porque ninguna mayoría parlamentaria puede erigirse en fuente de legitimidad jurídica ni política para vulnerar la legalidad constitucional".

Por eso, ha dejado claro que la Generalitat debe respetar en todos sus términos la resolución del TC que anuló la declaración soberanista así como los efectos de la misma.

Y si en su momento los socialistas trasladaron su apoyo al Gobierno de Rajoy para recurrir al TC, ahora ha reiterado su apoyo al Gobierno en funciones para hacer respetar la ley y defender la Constitución.

Desde el Gobierno o desde la oposición, el compromiso socialista con la legalidad constitucional y la integridad y la unidad del país es "irrenunciable", ha subrayado Hernando.

También ha querido enviar un mensaje a la ciudadanía catalana y a la española en su conjunto desde el convencimiento de que los "graves problemas de convivencia" que existen sólo se pueden solucionar a través del diálogo, la negociación y el pacto.

En este contexto, ha ofrecido la propuesta de reforma constitucional del PSOE para superar esos desencuentros seguro de que con ella se resolverían los problemas de convivencia y de que los catalanes y el resto de los españoles podrían sancionarla con su voto.

Lo que no van a aceptar es ningún planteamiento rupturista ni a consentir que se divida a la sociedad catalana entre sí ni que se separe Cataluña de España.

MAS AFIRMA QUE UN GOBIERNO DEL PP P PP-c's NO CONVIENE A CATALUÑA NI A TODA ESPAÑA

Por su parte, el presidente de la Generalitat en funciones y de CDC, Artur Mas, ha advertido de que a Cataluña y a toda España no le conviene un gobierno central del PP ni de PP-C's, porque no favorecerá el necesario diálogo que permita hablar "de todo" y civilizadamente.

Lo ha dicho en su discurso de clausura del Consell Nacional de CDC previo al pleno de investidura que este mismo domingo debe votar a Carles Puigdemont --también presente en el Consell-- como presidente del Govern tras el pacto JxSí-CUP.

Ha aclarado que rechazar ese tipo de gobierno central no implica que CDC "vaya a echarse a los brazos de nadie en especial", y asegura que el diputado electo y el senador electo Francesc Homs y Josep Lluís Cleries sabrán gestionar en las Cortes la voluntad de CDC.

Ahora que Mas veía en el resto de España a políticos que disfrutaban de la falta de acuerdo en Cataluña, según él, ha constado que al haber pacto pero "volvieron a saltar todas las alarmas" y advertencias con lenguaje amenazador, ha dicho.

Les ha replicado que se tranquilicen, ahora que se plantean grandes coaliciones contra el proceso soberanista, y ha reiterado: "Tenemos la idea clara de que no queremos otro gobierno del PP en Madrid ni del PP y C's".

PODEMOS TEME QUE EL ACUERDO FAVOREZCA UNA "GRAN COALICIÓN PP-PSOE"

Por su parte, Podemos se lamentó el acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP para investir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, ya que que alimentará el independentismo unilateral y puede favorecer una "gran coalición PP-PSOE" en el conjunto de España.

En una nota de prensa, Podemos interpretó que el acuerdo "pretende profundizar la vía unilateral que no consiguió la mayoría en las pasadas elecciones catalanas del 27 de Septiembre", dado que "Junts pel Sí ganó las elecciones pero, si estas fueron un plebiscito, el independentismo no lo ganó".

Además, cree que el acuerdo "es una victoria política para Artur Mas y CDC, que tendrá el próximo presidente de la Generalitat". Asimismo, la formación morada añade que respeta "la trayectoria política de la CUP, pero no entendemos ni compartimos el acuerdo".

En lo que afecta a la política estatal, Podemos dijo que espera que "esta situación no alimente ni favorezca el inmovilismo y la gran coalición PP-PSOE en el Gobierno de España. Sería un paso atrás con respecto a lo que la gente votó el 20 de diciembre".