Montoro dice que "hay que reaccionar" ante la rebaja de Standard & Poor's

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha dicho hoy que la rebaja de calificación de deuda adoptada ayer por Standard & Poor's es "demasiado general", es "de trazo grueso" y viene "de atrás", pero ha recalcado que, frente a ella, lo importante es reaccionar.

Montoro se ha referido a la decisión de Standard & Poors de rebajar la calificación de la deuda española y de otros países europeos en declaraciones a los periodistas a su llegada a la segunda jornada de la convención autonómica que el PP celebra en Málaga y a la que asiste el presidente del Gobierno y del partido, Mariano Rajoy.

El titular de Hacienda ha reconocido que se trata de "una mala noticia", pero ha insistido en que la "descalificación" realizada por esa agencia es "muy amplia, demasiado general, afecta a demasiados países y a la propia credibilidad del euro".

"Pero lo importante ahora es reaccionar", ha insistido antes de hacer hincapié en que el Gobierno está trabajando para que España pueda recuperar cuanto antes "la mejor de las reputaciones".

Y ese es el objetivo que, según ha explicado, persigue el Ejecutivo de Mariano Rajoy con la "agenda reformista" que ha puesto en marcha para modificar, entre otros, el sector público y el sistema bancario.

Pero además, ha considerado que es importante que las instituciones europeas entiendan que es el momento de hacer todo lo que está en su mano para reforzar el euro y que gane credibilidad.

"Esto sólo se puede hacer construyendo más Europa", ha enfatizado antes de reconocer que España está en una "zona vulnerable" y que Europa atraviesa una situación "seria, grave".

Sin embargo, ha invitado a trabajar para acabar cuanto antes con la crisis de la deuda soberana que "está lastrando el crecimiento económico, está perjudicando al empleo y está prolongando la agonía de la crisis económica".

Para Montoro, las reformas que ha emprendido el Gobierno sí están siendo tenidas en cuenta por los mercados porque ha habido reacciones positivas ante ellas y está mejorando la imagen de España.

El ministro ha recordado que, con el Gobierno de José María Aznar, la deuda española tuvo por vez primera una prima de riesgo cero, es decir que no hubo diferencial entre la colocación de esa deuda y la de Alemania.

Y ha hecho hincapié en que eso ocurrió antes de que las agencias otorgaran la máxima calificación a la deuda española, consecuencia, a su juicio, de que hubo seguridad y confianza por parte de los mercados.

En esa línea es en la que cree que hay que seguir trabajando ahora, con independencia de calificaciones negativas que no afectan sólo a España.

"Las agencias hacen su tarea, pero lo importante es la reputación que consigamos los países en los mercados, en la financiación de nuestras economías, y, para eso, hay que hacer el trabajo que, en el caso de todos, pero en el de España especialmente, se llama reformas económicas", ha reiterado.

Ayer, tras conocerse la decisión de Standar & Poor's, fuentes del Ministerio de Economía y Competitividad ya avanzaron a Efe que el Gobierno "toma nota" de la misma, subrayaron que se trata de una cuestión que es "herencia del pasado" e insistieron en trabajar en pos de la recuperación.

EL BCE LO CALIFICA DE GOLPE ARROLLADOR Y FRANCIA MINIMIZA LA PÉRDIDA DE LA TRIPLE A

El Banco Central Europeo (BCE) ha calificado de "golpe arrollador" la decisión de la agencia de rating Standard & Poor's de rebajar la calificación de la deuda de nueve países de la eurozona, con un efecto particularmente "problemático" en Italia, dadas las importantes necesidades de refinanciación del país transalpino, según el gobernador del Banco Central de Austria y miembro de la junta de Gobierno del BCE, Ewald Nowotny.

El Gobierno francés desdramatizó hoy la pérdida de la triple A que le asignaba la agencia de calificación Standard's & Poor's (S&P), aunque no descartó aplicar nuevos ajustes, mientras que la oposición socialista identificó la rebaja crediticia con un fracaso de la política de Nicolas Sarkozy.

"Las medidas presupuestarias que hemos tomado son suficientes en este estado", aunque Francia podría aplicar nuevos ajustes si fuera "necesario", una vez que el Gobierno tenga "una mejor visibilidad" sobre el crecimiento económico, señaló el primer ministro galo, François Fillon, a cien días de las próximas elecciones presidenciales.

El hachazo de Standard & Poor's se ha llevado consigo la "máxima solvencia" de la que hasta viernes podía presumir Francia. La agencia ha decidido arrebatar la matrícula de honor crediticia (AAA) al país galo, que queda ahora con una calificación 'AA+'.

No ha sido el único que ha perdido hoy la 'corona' de la solvencia, ya que la agencia también ha retirado la 'triple A' a Austria y ha rebajado la nota a otros 7 países, entre ellos España e Italia.