Londres y Madrid animan a Gibraltar y a los pescadores a llegar a un acuerdo

El Reino Unido y España animaron este martes a las autoridades de Gibraltar y los pescadores de Algeciras y la Línea a que lleguen a un acuerdo en el conflicto pesquero en aguas del Peñón, según declaró el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, tras la reunión que mantuvo en Londres con su colega británico, William Hague. García-Margallo explicó que los gobiernos del Reino Unido y de España "animan" a las partes "a encontrar un acuerdo que sea satisfactorio y que permita faenar a nuestros barcos donde han faenado toda la vida".

Al tiempo, el jefe de la diplomacia española destacó la importancia de las relaciones bilaterales entre el Reino Unido y España, y señaló que, en cuanto al conflicto pesquero, "el balón está en el terreno" de las autoridades de Gibraltar y los pescadores de Algeciras y la Línea de la Concepción (Cádiz).

"Las relaciones entre el Reino Unido y España son magníficas y no deben ser oscurecidas por un contencioso concreto", apuntó el ministro español.

García-Margallo y Hague mantuvieron una reunión en la residencia oficial del ministro británico marcada por el conflicto pesquero en Gibraltar, donde los pescadores españoles han sido hostigados en los últimos días por patrulleras del Peñón, que alegan una ley de medio ambiente para impedir que faenen con redes tradicionales y en aguas próximas a la colonia británica.

Al término de la reunión, el Foreign Office emitió un comunicado en el que señala que, aunque claramente en este asunto las posiciones de los dos países "difieren", ambos reconocen "la importancia de establecer un diálogo entre ambas partes" y coinciden en que la solución debe ser "local".

En declaraciones a los periodistas, el ministro español dijo que lo que tiene que decir al respecto es que los dos Gobiernos "animan a las partes a buscar un acuerdo" y recordó que "no existe un foro trilateral" que implique a las autoridades gibraltareñas.

Los barcos españoles están siendo hostigados por patrulleras británicas después de que el Gobierno gibraltareño les impidiera faenar en aguas cercanas al Peñón y haya esgrimido una ley de 1991 para vetar artes de pesca que utilizan los españoles y que permite la normativa europea.

Seis pesqueros de Algeciras (Cádiz) que anoche salieron con la intención de faenar en las aguas próximas a Gibraltar han evitado finalmente acercarse a este caladero en conflicto, ante la certeza de que la policía gibraltareña les iba a impedir de nuevo trabajar.

La Guardia Civil ha estado atenta a las decisiones y movimientos de los pesqueros españoles por si necesitaban de su protección, aunque finalmente no ha hecho falta escoltarles.

CON LA LLEGA DE PICARDO

El conflicto con los pescadores españoles comenzó en marzo pasado, unos meses después de que el nuevo ministro principal del Peñón, Fabian Picardo, desbancara a Peter Caruana con una campaña electoral centrada en acusar a su antecesor de haber cedido soberanía a España con el acuerdo de 1999.

Picardo quiere imponer a la flota gaditana el cumplimiento de una ley de protección medioambiental de 1991 que prohíbe que se pesque con determinadas artes. Margallo ha aclarado que España no tiene "nada que objetar" al objetivo de la norma. El problema estriba en "dónde se puede aplicar esa ley", pues existe una disputa en torno a la soberanía de las aguas que rodean el Peñón.

España, basándose en el Tratado de Utrecht por el que cedió a la Corona Británica la ciudad de Gibraltar, no reconoce a Reino Unido más aguas que las del interior del puerto. Londres, en cambio, entiende que por aplicación de la convención de la ley del mar tiene una milla y media de aguas territoriales hacia Algeciras y tres millas hacia mar abierto.