Granados defiende que las únicas cuentas del PP que ha visto son las legales

El exconsejero madrileño Francisco Granados ha defendido en el Congreso que las únicas cuentas del PP que él ha visto y que le han enseñado son las presentadas ante el Tribunal de Cuentas y que "otras" ni las ha visto ni ha participado en ellas. En su declaración en la comisión de investigación sobre la financiación del PP, Granados, que está en libertad provisional por el caso Púnica y el próximo jueves comparecerá voluntariamente por tercera vez ante el juez, ha puesto en duda la propia comisión afirmando que sus conclusiones ya están "redactadas".

Al inicio de la comparecencia, el exconsejero ha comunicado a los diputados que no entraría en detalle en lo que está siendo investigado en la Audiencia Nacional: "Por respeto a esa investigación no voy a dar más detalles que los que di ante el juzgado". A preguntas del diputado socialista Felipe Jesús Sicilia, sí ha dicho que en lo que él ha participado en las campañas del PP, "todo" lo que ha hecho, las cuentas que ha "visto" y le han "enseñado" son "las que están depositadas en el Tribunal de Cuentas". "Otras, ni he visto ni he participado", ha añadido.

El exconsejero también se ha quejado de la propia comisión parlamentaria, después de que una de las preguntas del socialista fuera, a su juicio, una deducción errónea de sus palabras. "Supongo que siguiendo el manual de las comisiones de investigación responderá a que ya tiene escritas las conclusiones de la comisión", ha opinado tras afirmar que le da la "sensación" de que la comisión está "encaminada a dilapidar al PP y al linchamiento continuo del PP". Sus comentarios han levantado la queja tanto del socialista como del presidente de la comisión, Pedro Quevedo, quien le ha dicho que "esa apreciación es innecesaria porque tensa la comisión" y ha negado que nadie tenga escritas sus conclusiones.

Después de los momentos tensos que ha tenido con el diputado socialista, Granados ha pedido perdón. "No les veo a ustedes del Partido Socialista como enemigos ni nada. Si en algún momento me he excedido es fruto de la tensión y le pido disculpas". Más allá de esas críticas, Granados no ha profundizado a preguntas de Sicilia en el asunto de la financiación presuntamente irregular del PP madrileño, ya que en todo momento se ha remitido a su declaración ante el juez, que ha ratificado.

Solo ha explicado que él "no tenía la responsabilidad de elegir los actos ni de elegir los costes en cada acto", en referencia a los de las elecciones de 2007 y 2011, cuando, ante el juez, afirmó que sospecha que había una partida irregular para pagar actos de la expresidenta Esperanza Aguirre, de la que no ha querido contestar hoy.

Sí ha dicho que él nunca se ha considerado "ni la mano derecha ni la mano izquierda" de Aguirre, y que, de tenerla delante, no le haría ninguna pregunta que comprometiera a su partido, el PP. "No le preguntaría absolutamente nada", ha asegurado.