Aguirre no se querellará contra Granados por sus acusaciones en Púnica

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre no se querellará contra su exconsejero y exsecretario del PP regional Francisco Granados por asegurar ante el juez que ella conocía la financiación irregular del PP madrileño.

Según ha asegurado hoy en una entrevista en la cadena Cope, "nadie ha insinuado siquiera" que se haya enriquecido con el dinero que ha gestionado, tampoco Granados que en opinión de Aguirre solo ha dicho que ella era "consciente" de que existía una campaña de refuerzo en las elecciones autonómicas de 2007 y 2011, en las que era candidata.

"No tengo dinero entre otras cosas para pagar abogados y procuradores por las mentiras del señor Granados", ha añadido la expresidenta madrileña, retirada de la política desde el 23 de abril del año pasado.

"Ni me he visto, ni hemos hablado, ni nos hemos mensajeado, así como sí me he mensajeado con Rajoy o Cifuentes", ha afirmado la exdirigente preguntada sobre si ha mantenido contacto recientemente con Granados o con el expresidente madrileño Ignacio González, investigado en el caso Lezo.

Después de que Granados haya acusado a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes de conocer la caja b del PP, Aguirre ha preferido no valorar lo que ve como una nueva estrategia de defensa del exconsejero para reducir su condena, tras su paso por prisión. "Acusar sin pruebas es difamar", ha añadido.

Según Aguirre es "totalmente mentira" que existiese una campaña electoral de refuerzo y ha añadido que en el caso de que la hubiera la conocería Granados, como secretario general del PP y encargado de la campaña, ya que ella "jamás" vio una cuenta, porque para eso existían cuatro cargos, el secretario general, el gerente, el tesorero y el contable del partido.

Además no teme ser investigada -"que me investiguen, si me llevan investigando cuarenta años", ha afirmado- y se ha mostrado segura de que el presidente Mariano Rajoy cree en su presunción de inocencia, mientras que ha subrayado que se lleva "muy bien" con Cifuentes.

Aguirre ha subrayado que ha dado esta entrevista para que nadie piense que se esconde y ha explicado que, como indicó Granados, Rajoy le advirtió de que dos parcelas, en Arganda y Majadahonda, se estaban vendiendo por debajo del precio del mercado, lo que dio origen a la investigación sobre Gürtel, pero ha añadido que la ley permitía hacerlo.

Además, la exdirigente ha asegurado que ni Granados ni González fueron nunca "santo de la devoción del señor Rajoy".

Aguirre, que abandonó la política cuando lideraba la oposición en el Ayuntamiento de Madrid, se ha reivindicado como la única política que ha dejado su cargo por no vigilar lo suficiente, pese a los múltiples casos de corrupción ocurridos en España.

Preguntada sobre si desde Génova, sede del PP, deberían haber seguido su ejemplo ha asegurado que no es "quien para dar consejos a nadie".