Fernández Díaz espera que los etarras Santi Potros y Plazaola vuelvan a a la cárcel

Fernández Díaz espera que los etarras Santi Potros y Plazaola vuelvan a a la cárcel

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha dicho que "lo razonable" es que los etarras Santiago Arróspide Sarasola Santi Potros y Alberto Plazaola vuelvan a la cárcel tras la decisión adoptada ayer por el Tribunal Supremo.

El Supremo considera que la norma europea que prevé acumular penas cumplidas en los países de la Unión Europea no debe llevar a la excarcelación de presos etarras al descontarles las condenas cumplidas en otros países, principalmente en Francia, al contrario de lo acordado por la Audiencia Nacional en el caso de Santi Potros, entre otros.

Sobre la situación de los etarras que fueron excarcelados por la Audiencia Nacional, Fernández Díaz ha considerado en declaraciones a Radio Nacional de España que tras la decisión del Supremo ahora corresponde a los jueces adoptar las resoluciones correspondientes. Fernández Díaz ha confesado que le alegraría que la Audiencia Nacional ordenara la vuelta a prisión de estas personas para que terminen de cumplir sus condenas.

Por otra parte, ha sido preguntado por las declaraciones del presidente de Sortu, Hasier Arraiz, que aseguró: "Estamos, sin lugar a dudas, frente a un Estado terrorista", y opinó que es "el momento" de que el pueblo vasco "dé jaque mate a la Guardia Civil" porque "es el momento de que se vayan de Euskal Herria", en referencia a la operación Mate contra el colectivo de abogados de presos de ETA.

El ministro ha calificado de "injuriosas" y "calumniosas" esas expresiones, formuladas con unas "connotaciones especialmente graves". Ha añadido que ello motivó que ayer fueran trasladadas a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que ha abierto diligencias de investigación.

El titular de Interior ha recordado que la Guardia Civil y la Policía Nacional "han pagado un tributo de sangre muy elevado para derrotar a ETA", con 210 y 140 muertos respectivamente. Ha añadido que la labor de las Fuerzas de Seguridad del Estado ha estado en la vanguardia para derrotar a ETA, que "es un muerto al que le falta el certificado de defunción".

"Operaciones como la Jaque -del año pasado- y Mate van en la línea de conseguir que ETA decrete su disolución", ha apostillado.