El FMI afirma que España afronta "graves" desafíos

FMI
FMI |Telemadrid

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que el "ambicioso" plan de consolidación fiscal de España se basa en proyecciones macroeconómicas "potencialmente optimistas" y la consecución de los objetivos debería de ser más "creíble". Asegura que España afronta "graves desafíos" y urge a reformar el sistema de pensiones.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirma que España afronta "graves" desafíos por tener un mercado laboral disfuncional, una burbuja inmobiliaria que se desinfla, un gran déficit fiscal y un alto endeudamiento público y privado.

El Fondo, que publicó hoy las conclusiones de su revisión de la economía española, añadió a la lista de males un crecimiento anémico de la productividad, un sector bancario con áreas de debilidad y difíciles condiciones en los mercados financieros, por lo que consideró "esencial" actuar con rapidez.

El FMI advierte que la recuperación en España será "lenta y frágil" y que la previsión del crecimiento sigue siendo "incierta" debido a la inestabilidad de las condiciones del mercado financiero y a la débil demanda doméstica. Asimismo, considera que los principales desafíos del país son "equilibrar la economía y crear puestos de trabajo".

Los miembros del consejo ejecutivo del FMI consideran que estas acciones ayudarán a contener los principales riesgos a los que se enfrenta España y evitará el elevado coste que tendría que estos riesgos se materialicen. Asimismo, ven necesario un "amplio apoyo social y político" para que estas reformas de largo alcance tengan éxito.

En este sentido, el FMI celebra la "decisiva respuesta política" que han dado las autoridades españolas a las turbulencias del mercado financiero, así como las recientes reformas y las "importantes medidas correctivas" puestas en marcha para asegurar la confianza del mercado y fomentar el reequilibrio de la economía".

El responsable de la misión del FMI para España, James Daniel, destacó que las medidas aprobadas por España son "valientes" y que los objetivos de déficit son "totalmente apropiados" y considera que, si estas medidas se complementan con reformas como la del sistema de pensiones, conseguirán situar la finanzas públicas españolas en "una senda sostenible".