Detenido en Barcelona el agresor de la mujer que quitaba lazos amarillos

La Policía Nacional ha detenido en Barcelona por un delito de odio y un delito de lesiones al presunto agresor de una mujer que el pasado sábado retiraba lazos amarillos del vallado del parque de la Ciutadella, en Barcelona. Según ha anunciado la Policía en su cuenta de Twitter, la detención se ha producido "a raíz de una denuncia", la que ella misma ha presentado esta semana tras el incidente, que se produjo el pasado sábado a mediodía.

El juez de guardia de Barcelona ha dejado en libertad con cargos al hombre que presuntamente agredió a una mujer que retiraba lazos amarillos del parque barcelonés de la Ciutadella junto a su marido y tres sus hijos y le ha impuesto una orden de alejamiento de 500 metros de la víctima.

En su denuncia, la agredida detalló que se encontraba junto a su marido y sus tres hijos menores de edad paseando por las inmediaciones del mencionado parque y retiraron algunos lazos amarillos de tela que estaban anudados en el vallado y un hombre que transitaba la misma acera empujando a una mujer en silla de ruedas les reprendió por hacerlo y dijo que llamaría a la Policía.La mujer, de origen ruso, se dirigió a sus hijos en ese idioma para decirles que se iban todos a casa, ante lo que el hombre, siempre según la denuncia de esta mujer, se dirigió a ella al grito de "extranjera de mierda", "vete a tu país" y "no vengas a joder la marrana aquí".

Como ella no contestaba, él volvió a gritar: "Contéstame", a lo que ella respondió: "Sí, soy rusa y también soy de aquí". Tras el intercambio, la denunciante asegura que el ahora detenido le propinó por sorpresa un golpe en el lado derecho de la cara que la tiró al suelo y, cuando se incorporó, se "abalanzó sobre ella y empezó a darle varios puñetazos en la cara y otras partes del cuerpo, haciéndole caer nuevamente al suelo y echándose sobre ella para continuar agrediéndola".

De acuerdo al relato que la mujer trasladó a la Policía Nacional, su marido no fue capaz de quitarle al hombre de encima y necesitó la ayuda de otros viandantes. Una vez le apartaron, el denunciado se marchó sin que nadie hiciera nada por evitarlo, así que ella le siguió mientras su marido tranquilizaba a los niños hasta la pareja de Mossos d'Esquadra que apareció y que entrevistó a ambas partes.

Según explican a Europa Press en fuentes conocedoras del caso, la denuncia presentada incluye un parte de lesiones, ya que la mujer fue asistida por una ambulancia en el lugar de los hechos y trasladada después al Hospital del Mar, donde se le diagnosticó "desviación del tabique nasal, con dolor intenso a la palpación, presencia de contusión maxilar derecha con pequeñas erosiones ciliares izquierdas".