Ciudadanos optará a presidir la Mesa del Parlament

La dirección de Ciudadanos confirmó este jueves que presentará una candidatura para intentar presidir la Mesa del Parlamento de Cataluña a pesar de que las formaciones independentistas cuentan con mayoría absoluta. Lo confirmó en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, que avanzó el nombre de José María Espejo aunque la decisión no está tomada y dependerá del grupo parlamentario en Cataluña.

En todo caso, Ciudadanos cuenta con la imposibilidad de al menos tres electos independentistas para acudir a la sesión de constitución del Parlamento de Cataluña: el presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, y dos de sus consejeros, que permanecen con él en Bélgica y serían detenidos al entrar en España. Si esos electos no pueden votar, Ciudadanos podría obtener la mayoría necesaria para hacerse con la Presidencia de la Mesa del Parlamento.

Ciudadanos iniciará en los próximos días las conversaciones con las demás formaciones contando con que el Parlament se constituirá como muy tarde el día 20 de enero, y hasta entonces "habrá tiempo para ver de qué apoyos se disponen". La intención, según explicó Villegas, es hablar con todos los grupos porque la Mesa es un órgano "plural" que debe representar a todo el Parlamento.

Villegas aseguró que optar a la Presidencia del Parlamento de Cataluña es "compatible" con que en su momento Ciudadanos defendiera para el Congreso de los Diputados un presidente diferente al color político que en principio iba a sustentar al Gobierno. En todo caso, Villegas precisó que las votaciones para la Mesa no tienen por qué ser iguales que para una investidura, y defenderán su candidatura "ante el temor" a que los independentistas puedan postular "a personas que ya han demostrado que lo que debería ser un órgano plural y al servicio de la Cámara lo han secuestrado" al servicio de sus intereses.

En cuanto a la posibilidad de que Inés Arrimadas opte a la Presidencia de la Generalitat, Villegas insistió en que los constitucionalistas no suman la mayoría necesaria, si bien reconoció que no dan "por hecho nada".

Quien ha dicho que puede presidir la Generalitat, Carles Puigdemont, es quien debe demostrar si tiene o no los apoyos necesarios para ello, concluyó Villegas, y Ciudadanos se mantendrá "a la expectativa".

Villegas confirmó además que Ciudadanos no colaborará para que Puigdemont pueda someterse a una sesión de investidura por vía telemática desde Bruselas sin estar presente en el Parlamento porque no quiere contribuir al "circo" que ha montado el presidente cesado ni "hacer un traje a medida para un presunto candidato prófugo que huye de sus responsabilidades ante la Justicia".

LOS INDEPENDENTISTAS PRETENDEN QUE EL PARLAMENT HABILITE EL VOTO TELEMATICO O DELEGADO PARA INVESTIR A PUIGDEMONT

Los grupos independentistas podrían modificar el reglamento del Parlament para habilitar el voto telemático ante una eventual investidura de Carles Puigdemont (JuntsxCat) haciendo uso de la reforma avalada por el Tribunal Constitucional (TC) que permite tramitar propuestas por la vía de máxima urgencia.

El reglamento del Parlament, recogido por Europa Press, no permite el voto telemático como sí ocurre en otros parlamentos --incluido el Congreso de los Diputados--, y especifica que el candidato que quiera ser investido debe presentar "ante el pleno" su propuesta, descartando así que pueda hacerlo telemáticamente. Tampoco está permitido el voto telemático y, por lo tanto, ni Puigdemont ni los diputados electos presos o en Bélgica podrían votar en una investidura, poniendo en riesgo así la mayoría independentista.

Para reformar el corpus jurídico de la Cámara, el reglamento fija que debe crearse una ponencia redactora para que elabore en un plazo de tres meses una proposición de ley que debe ser posteriormente aprobada por el pleno por mayoría absoluta --que los independentistas han reeditado tras el 21-D--. Teniendo en cuenta ese plazo de tres meses, sería complicado poder aprobar el voto telemático antes de que el 7 de abril se agoten los plazos para investir a un nuevo presidente del Govern, pero el Tribunal Constitucional avaló que puedan hacerse trámites por la vía de la máxima urgencia, reduciendo los plazos al mínimo, y que se puedan aprobar mediante lectura única: ahora bien, el tribunal señaló que se debía garantizar el derecho a enmiendas de los grupos.

La sesión constitutiva del Parlament, en la que se elige el presidente del Parlament y los miembros de la Mesa, puede hacerse hasta el martes 23 de enero de 2018: después se abre un plazo de 10 días hábiles para que el presidente de la Cámara proponga la investidura de un candidato a la Presidencia de la Generalitat. Esto situaría el plazo máximo hasta el martes 6 de febrero: entonces se sometería a una primera votación y, si no lograra la mayoría absoluta de los votos, dos días más tarde se celebraría una segunda votación, donde al candidato le valdría la mayoría simple para ser investido.

Si tampoco lo lograra entonces, se abriría un plazo máximo de dos meses para encontrar un candidato, lo que situaría la fecha límite para votar un presidente de la Generalitat al sábado 7 de abril; si no fuera posible, se volverían a convocar elecciones.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Abalos, ha tildado este jueves de "absurdo" y "propio del delirio independentista" una posible investidura del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont a distancia desde Bruselas. "Estamos planteando la cercanía, la proximidad y el contacto y que planteen cosas telemáticas es un poco absurdo y un poco propio del delirio en el que han entrado los independentistas en Cataluña", ha señalado en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press.

Otra opción para poder investir a Puigdemont es el voto delegado, que también requeriría una reforma del reglamento del Parlament para poder generalizarlo ya que ahora está limitado a casos de maternidad, paternidad y enfermedad. Ahora debería volverse a modificar para incluir otros preceptos que permitan el voto delegado a los que pudieran acogerse los diputados electos presos o en Bélgica.

LOS JUECES VEN COMO UNA OCURRENCIA LA INVESTIDURA TELEMÁTICA DE PUIGDEMONT

Asociaciones de jueces consideran una "ocurrencia" la posibilidad de que Carles Puigdemont sea investido desde Bruselas mediante vía telemática y han advertido de que la ley no se puede modificar para dar cobertura a la situación concreta en que se encuentra una persona, ya que es contrario al Estado de Derecho.

El planteamiento de que Puigdemont tomara posesión del cargo de presidente de la Generalitat de Cataluña requeriría una reforma del Reglamento del Parlament, ya que a día de hoy esta norma exige la presencia en la Cámara del candidato a la Presidencia.

Así, la presidenta del Foro Judicial Independiente, Concepción Rodríguez, ha explicado a Europa Press que esta situación supondría "crear una norma 'ex novo' con el objetivo de "legalizar una situación que no sería legal en este momento". Es decir, aprobar esta ley, un nuevo Reglamento, serviría para "dar cobertura a una situación" que ahora es "contraria a la ley" y, según ha remarcado, la ley no puede utilizarse con tales fines.

En todo caso, Raimundo de Prado, de la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, ha admitido que la Mesa del Parlament podría plantear una reforma del Reglamento en este sentido, pero ha advertido de que "cualquier acto de este tipo está sometido a la acción contencioso-administrativa". "Pueden cambiar las normas, pero al final siempre está el Poder Judicial para controlar", ha subrayado, al tiempo que ha recordado que también cabría la posibilidad de interponer recurso ante el Tribunal Constitucional contra una reforma de este tipo.

Para el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Celso Rodríguez, una modificación así sería "similar" a la vía exprés que utilizó la Mesa del Parlament el verano pasado para sacar adelante las leyes de referéndum y de transitoriedad, por lo que supondría una "nueva vulneración de los derechos parlamentarios" con una reforma "forzada".

No obstante, Ignacio González, de Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD), ha recordado que es el Pleno del Parlament el que debe votar la reforma del Reglamento y que de momento sólo se contempla la vía presencial, por lo que Puigdemont, los cuatro exconsejeros que están en Bruselas y los tres diputados electos que se encuentran en prisión (Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sànchez) no podrían votarlo si no se presentan en dicha sesión plenaria.

De cualquier manera, y suponiendo que una reforma del Reglamento así saliese adelante, las asociaciones de jueces consideran "inviable" que Puigdemont pueda ejercer las funciones de presidente de la Generalitat desde Bruselas.

En declaraciones a Europa Press, Celso Rodríguez, de la APM, ha recordado que "un presidente debe ejercer sus funciones de forma presencial", asistiendo a las reuniones del Govern y sometiéndose a los debates e interpelaciones parlamentarias. "Hay que pensar en el día a día, no sólo en la investidura. Puigdemont sería un mero presidente formal, actuaría como un presidente de gabinete. No se ajustaría a las exigencias que comporta el cargo de presidente", ha remarcado.