Centenares de taxistas continúan bloqueando la Gran Vía de Barcelona

Paro indefinido de los taxistas de Barcelona
Paro indefinido de los taxistas de Barcelona

Varios centenares de taxistas continúan bloqueando este sábado con sus vehículos la Gran Vía de Barcelona en protesta por la nueva normativa que impulsa el Govern para regular los vehículos de alquiler con conductor (VTC), que establece que estos servicios deban contratarse con una antelación mínima de 15 minutos. Las protestas convocadas por el sector del taxi se saldaron anoche con siete personas detenidas.

Según fuentes de los Mossos d'Esquadra, se mantiene el bloqueo de esta vía desde Plaza Espanya hasta la plaza Tetuán, aunque los taxistas ocupan tres de los cuatro carriles centrales de esta avenida y dejan también libres los laterales.

La asociación más representativa del taxi en el área metropolitana, Élite Taxi, convocó ayer a mediodía una huelga indefinida en protesta por el contenido de este decreto, y esta noche había unos 900 vehículos bloqueando la Gran Vía.

El portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, ha explicado a Efe que se ha convocado una nueva asamblea de taxistas a las 12:30 horas, pero que por el momento no hay avances en las conversaciones con la Generalitat.

Álvarez ha señalado que ayer mantuvieron contactos con el departamento de Territorio de la Generalitat y que les propusieron que tuvieran que pasar tres horas desde que un VTC presta un servicio hasta que se hace cargo del siguiente, y que el Govern les dijo que estudiaría incluir una medida de este tipo en la ley específica que hará para regular el sector de las VTC, pero no en este decreto.

Más allá de la marcha de los contactos, Álvarez ha condenado rotundamente las agresiones de ayer a vehículos VTC, una acción que en nada beneficia al colectivo del taxi, ha dicho.

Anoche, la patronal de las VTC, Unauto, condenó los actos de violencia y pidió al conseller de Territori, Damià Calvet, que "acabe con el inaceptable chantaje del taxi".

La Guardia Urbana tiene constancia de tres agresiones a vehículos VTC, y el caso más grave se dio en la confluencia de la Via Laietana con la calle Jonqueres, donde un grupo de personas rodeó a un vehículo VTC y le reventó algunos cristales y le causó abolladuras, y el conductor tuvo que ser atendido por efectivos de emergencias por una crisis de ansiedad.