La CUP rechaza investir a Mas como presidente y descarta declarar ya la secesión

La CUP mantiene su rechazo a investir a Artur Mas como próximo presidente catalán para evitar "recortadores y corruptos", en alusión a CDC, y porque sería un "flaco favor" al proceso secesionista, al tiempo que descarta a corto plazo una declaración unilateral de independencia tras la derrota en el "plebicisto".

"Es injusto para toda la gente que se ha expresado en términos claramente independentistas hablar solamente de si Mas tiene que ser el president", ha afirmado el número uno de la CUP, Antonio Baños, en una rueda de prensa de valoración de los resultados del 27S.

Baños también ha reconocido que los independentistas "no han ganado el plebiscito" que planteaban para las elecciones de ayer y por ello ha descartado por ahora una declaración unilateral de independencia, algo que el partido defendía siempre que hubiese una victoria secesionista en votos y escaños.

La suma de escaños de las formaciones independentistas (CUP Y Junts pel Sí) es superior a la mayoría absoluta (72), pero los votos totales favorables a la secesión no alcanzó por tres puntos el 50%. Baños ha admitido que "no se ha ganado el plebiscito, pero sí que hay un voto independentista mayoritario", y ha asegurado que "hay que recordar el caso de 'Cataluña Sí que es Pot' (ICV y Podemos), que llevan el derecho a decidir y el proceso constituyente en su programa".

PROCESO DE TRANSFORMACIÓN CONSTITUYENTE

El número uno de la CUP ha admitido que "sin un mandato claro hay cosas que no se pueden hacer y ahora quedan cosas igual de rompedoras, como poner en marcha un proceso de transformación constituyente", algo para lo que ha dicho contar con Catalunya Sí que es Pot.

Según fuentes de la CUP consultadas por Efe, dicho proceso constituyente no incluiría una declaración unilateral de independencia y, por lo tanto, el camino hacia una hipotética secesión sería más lento que lo inicialmente planteado en los programas de los partidos partidarios de la separación de España.

Baños ha asegurado que, gracias a ese "proceso constituyente" se podría ver "hacia dónde se decantan" los votos recibidos por Catalunya sí que es Pot, en alusión a la posibilidad de que algunos de sus diputados sean partidarios de la independencia.

Baños se ha felicitado por los resultados conseguidos por la CUP, que ha más que triplicado sus resultados de las últimas elecciones catalanas, pasano de 3 a 10 escaños, dos de los cuales son vitales para investir al nuevo presidente de la Generalitat. La número dos del partido, Anna Gabriel, ha asegurado que el acuerdo entre Convergència y ERC para que Mas renueve como presidente de la Generalitat "no obliga a la CUP" y ha avisado de que "el proceso (secesionista) no es una persona".

"No somos fetichistas de Artur Mas", ha dicho Gabriel, quien ha pedido que quien lidere un eventual proceso secesionista debe ser alguien "que no tenga nada que ver con etapas anteriores, con los recortes, la corrupción y las privatizaciones".

"No ha cambiado nada de la campaña. No vamos a investir a Artur Mas, porque el proceso no es él", ha insistido Gabriel, cuya formación ha abogado siempre por una persona de "consenso" al frente de la Generalitat.

Esa última idea la ha reforzado también la número 4 de la formación, Gabriela Serra, quien ha asegurado que la CUP "no formará gobierno ni hará president a alguien que esté involucrado con los recortes y las privatizaciones".

Los votos de la CUP, formación de izquierdas anticapitalista, son indispensables para que Mas sea investido presidente de la Generalitat, porque la suma de Ciutadans, PSC, Catalunya sí que es Pot y PP es de 63 diputados, uno más de los que ha conseguido Junts pel Sí, formación que tiene intención de proponer al actual jefe del Ejecutivo catalán en la investidura.

Por ello, sería necesario que como mínimo dos diputados de la CUP votasen a favor de Mas, algo que la formación ha prometido en reiteradas ocasiones que no pasará y lo ha vuelto a asegurar hoy.

Por otra parte, Baños ha explicado que la CUP ha emplazado a Junts pel Sí y Catalunya sí que es Pot a entablar conversaciones para pactar un plan de choque contra la pobreza, algo en lo que el partido independentista radical ha insistido mucho durante la campaña electoral.

PABLO IGLESIAS PIDE UNA MAYORIA PROGRESISTA EN CATALUÑA CON ERC, PSC Y LA CUP Y PROMETE UN REFERENDUM PARA CATALUÑA SI GANA LAS GENERALES

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, vería con buenos ojos que Catalunya Sí que es Pot -la candidatura en la que se integra la formación morada, ICV y EUiA- participara en la creación de una "mayoría progresista" junto a ERC, la CUP y PSC para formar un Gobierno sin Convergencia. "En esa mayoría progresista, con un programa de combate a los recortes y de defensa de la verdadera soberanía sí me encontraría a gusto", ha afirmado en la rueda de prensa.

Iglesias ha confirmado que su candidatura (Catalunya Sí que es Pot) no va a apoyar a Junts Pel Sí, pero sí ha abierto a la puerta a llegar a algún tipo de acuerdo con ERC en el caso de que la lista en la que también se integra el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, y Convergencia, se rompiera.

"Yo sí me encontraría a gusto y me entiendo cuando hablo con Joan Tardá (ERC), y me entiendo incluso cuando hablo con miembros del PSOE, sobre todo cuando no están crecidos por sus resultados electorales, y me entiendo cuando hablo con gente de la CUP. No me entiendo con señores con Boi Ruiz, que era jefe de la patronal sanitaria y que fue nombrado consejero por Mas", ha apostillado. "Claro que pienso en un futuro en el que pueda haber una mayoría progresista en la que puedan convivir diferentes posiciones", ha apostillado.

El lider de Podemos, Pablo Iglesias ha aprovechado para volver a reafirmar su compromiso de que si Podemos gana las elecciones generales de diciembre y llega a ser presidente del Gobierno, convocará un referéndum en Cataluña para que sean los catalanes los que decidan su relación con el Estado, frente a soluciones que proponen otras formaciones y que sólo llevan a "callejones sin salida".

osistema político catalán" no se puede comparar al español, y por ello, lo que ha ocurrido en estas elecciones no puede "preestablecer" lo que ocurra en el resto del país en las próximas elecciones generales.

Así, Iglesias ha confirmado que Podemos no piensa modificar estrategia. "Nuestra hoja de ruta se mantiene. Podemos será la papeleta del cambio. Seguiremos en la misma dirección para ganar las elecciones generales", ha afirmado, para recordar que Catalunya Sí que es Pot se ha enfrentado en las catalanas al "escenario más difícil", ya que se trataba de una campaña muy "polarizada" en términos de independencia, y su intento por trasladar el debate al plano social no ha funcionado.

"Estamos encantados de habernos quedado solos en el terreno de la responsabilidad de Estado", ha asegurado, para criticar que, a su juicio, el PSOE ha sido "enormemente irresponsable" al hacer uso de las "banderas" y ayudar a polarizar aún más la campaña.