Artur Mas sobre el proceso: "No rectificaré"

El Parlament ha aprobado los miembros de la Comisión de Control del 9N -el equivalente a una Junta Electoral- pese a que el Tribunal Constitucional suspendió cautelarmente la Ley de Consultas, y PSC, PP y C's se han negado a votar alegando que se desoye la resolución del tribunal.

Antes de votar a los miembros de la Comisión, el pleno ha votado precisamente si eso era legal después de la suspensión del Tribunal Constitucional , lo que ha causado un intenso debate sobre si se debía mantener en el orden del día: los grupos soberanistas entienden que se podía mantener porque la propuesta del Parlament es "provisional" y no es ejecutiva hasta que el presidente de la Generalitat nombre a los miembros por decreto.

En cambio, PSC, PP y C's han votado en contra de que se debatiese la norma al entender que supone saltarse la suspensión cautelar de la Ley de Consultas, por lo que han rechazado participar en la votación sobre la designación de los miembros y han alertado de las consecuencias legales que podría acarrear.

NO RECTIFICARÉ

El presidente catalán, Artur Mas, ha remarcado que, históricamente, "no siempre la desobediencia ha llevado a la victoria", y ha añadido que "en este momento" no está en el "escenario" de la "desobediencia civil", sino en el de pedir al Constitucional que levante la suspensión de la consulta.

En la sesión de control del Parlament, Mas ha subrayado que el objetivo del Govern de la Generalitat es que el Tribunal Constitucional levante la suspensión cautelar sobre la consulta soberanista antes del 9 de noviembre para poder celebrarla.

"En lo que depende de mi, este proceso se acaba votando y votando con la pregunta pactada", ha añadido Mas, que se ha comprometido a reunir y hablar con los partidos proconsulta para tomar las decisiones "definitivas", porque las actuales que ha tomado el gobierno catalán son "cautelares".

Artur Mas, ha hecho un llamamiento este miércoles a "presionar" al Tribunal Constitucional (TC) para conseguir que cuanto antes levante la suspensión cautelar de la ley de consultas que aprobó el Parlament y la convocatoria de la votación del 9N.

En su intervención, Arrufat ha instado al Govern a "ser consecuente con el camino emprendido" y ha destacado que al suspender cautelarmente la campaña de la consulta, la Generalitat ha escogido obedecer al Estado.

Artur Mas ha proclamado este miércoles que el proceso soberanista del Gobierno autonómico sigue adelante pese la suspensión cautelar de la convocatoria de la consulta del 9N por parte del Tribunal Constitucional (TC): "No rectificaré".

"En lo que dependa de mí, el proceso se acaba votando, y votando la pregunta acordada", ha afirmado en la sesión de control al Ejecutivo en el pleno del Parlament, donde los partidos que apoyan el 9N -CiU, ERC, ICV-EUiA, CUP- han exhibido unidad defendiendo la votación.

Ha dicho que él seguirá actuando de acuerdo con la mayoría social y parlamentaria que existe en Cataluña a favor del derecho a decidir, y ha dicho en respuesta a Alicia Sánchez Camacho (PP): "Ustedes no podrán impedir" que los catalanes voten.

CONVOCA A LAS FUERZAS PROCONSULTA EL VIERNES PARA DAR UNA RESPUESTA

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha convocado para este viernes a los líderes de las fuerzas que impulsaron la consulta soberanista para acordar una respuesta conjunta ante la suspensión cautelar decretada por el Tribunal Constitucional.

Así lo han anunciado fuentes de la presidencia catalana después de los encuentros bilaterales que ha mantenido hoy Mas en el Parlament con los líderes de CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado este miércoles tras reunirse con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, que ambos se han emplazado a hacer "todo lo posible" para celebrar la consulta del 9 de noviembre.

"ERC insiste en que hará todo lo posible para que los ciudadanos puedan votar. ERC insiste en que haremos todo lo posible para obedecer a los ciudadanos de Catalunya", ha sentenciado tras el encuentro, que se ha celebrado en el Parlament y ha durado más de una hora.

También ha asegurado que su partido no contempla "escenarios alternativos" al 9 de noviembre, por lo que considera que hay que seguir con los preparativos de la consulta pese a que el Tribunal Constitucional haya suspendido cautelarmente la ley y el decreto de convocatoria.

"Vivimos momentos que son difíciles, porque sabemos que el Estado español nos pondrá muchas dificultades", ha señalado Junqueras, que ha añadido: "Estamos inquietos y a la vez tranquilos, ya que estamos convencidos de que todos intentaremos cumplir con nuestra obligación para que los ciudadanos puedan expresar su voluntad".

El diputado de la CUP David Fernández, que ha sido el primero en reunirse con Mas, se ha limitado a decir una frase al terminar el encuentro que ha durado medida hora: "Audacia, serenidad y calma".

ERC LE EXIGEN QUE SIGA ADELANTE

Por la mañana en el hemiciclo del Parlament, la portavoz de ERC en el Parlament, Marta Rovira, había pedido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que prosiga los trámites y plazos de la consulta del 9N y ha advertido que ERC no será "cómplice" de las decisiones del Tribunal Constitucional (TC) y tampoco desea que lo sea el Govern.

"Nos preocupa que no se puedan cumplir los plazos" establecidos para poder celebrar la consulta del 9N, ha indicado la portavoz y secretaria general de ERC, y también ha advertido de que suspender de forma cautelar y temporalmente la campaña institucional "perjudica el derecho a la información".

Marta Rovira ha subrayado que "ERC no queremos ser cómplices de la suspensión" decidida por el Constitucional "y nos ponemos a disposición del Govern", tanto para "tomar las decisiones que hagan falta", como para comunicarle nombres de "funcionarios que ya nos han indicado su voluntad de trabajar por la consulta".

Tanto Camacho como Albert Rivera (C's) han le han pedido cambiar: "Rectifique, acepte el diálogo y pare este desafío. No lleve a los catalanes a la ilegalidad y a los funcionarios a una posible comisión de delitos", ha dicho la popular.

Camacho ha constatado que el Govern ha rectificado suspendiendo la campaña institucional sobre el 9N, pero le ha instado a hacer lo mismo con su hoja de ruta soberanista.

Rivera ha preguntado a Mas qué hará tras el 9N: "¿Mirará a los ojos de los independentistas y les dirá que les ha engañado?", y ha asegurado que su estrategia sólo generará frustración entre los soberanistas y enojar a los que no lo son.

Por el contrario, Quim Arrufat (CUP) ha considerado un error que el Govern haya retirado su campaña sobre el 9N tras la suspensión del TC, y ha hecho un llamamiento a la desobediencia civil, mientras que Oriol Junqueras (ERC) ha destacado que la única alternativa posible es un "compromiso explícito y directo" de que se votará.

El líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha hecho un llamamiento a "los demócratas del resto del Estado" contra la actitud de fobia a las urnas que en su opinión ha manifestado el Tribunal Constitucional.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se ha ofrecido a Mas en colaborar en la defensa de la ley de consultas -que los socialistas catalanes apoyaron-, pero no del decreto de convocatoria de la votación.