Linde: "Cataluña independiente dejaría de estar en euro y bajo paraguas de BCE"

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha reiterado la advertencia que una eventual Cataluña independiente dejaría de pertenecer a la UE y al euro, y los bancos domiciliados en ella carecerían de acceso al BCE, con lo que ello implica para la seguridad de los depósitos.

"La ley hay que cumplirla, tal como dice el Gobierno", ha manifestado después en declaraciones a los medios sobre el hecho de la convocatoria de un referéndum soberanista en Cataluña el 9 de noviembre.

Antes, en respuesta a los diputados que le han pedido que se manifestase sobre las consecuencias económicas de la independencia catalana durante su comparecencia ante la comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, Linde ha recalcado lo que ya había dicho públicamente tres veces, una de ellas en Barcelona, sobre la salida del euro de un territorio independizado.

"Habrá quien diga que eso se puede negociar y hay quien dice que hay forma de evitarlo", ha admitido Linde, que ha desechado estos argumentos, como la posibilidad de que el nuevo país declarase su pertenencia a la moneda única.

"Son palabras, que no son reales y no responden a lo que ocurriría", ha zanjado el gobernador, recordando que algunos países han declarado que pertenecen al dólar sin que ello les haya puesto bajo el paraguas de la Reserva Federal estadounidense.

Así, ha recalcado "con toda claridad" que el mecanismo automático que se pondría en marcha es que si "un pedazo de un país, grande o pequeño, se separase (...), dejaría de ser miembro de la UE, y eso lleva automáticamente a dejar de ser miembro de la unión monetaria, y eso lleva a que los bancos domiciliados dejarían de hacer operaciones con el Banco Central Europeo (BCE)".

"Son consecuencias inevitables, naturalmente no puedo predecir lo que pasaría años después", ha subrayado.

ECOPNOMÍA ESPAÑOLA

La tasa de variación interanual del PIB español se aproximará al 2% en el último trimestre de este año, tasa que también podría ser la de crecimiento medio de la economía en 2015, según ha asegurado el gobernador del Banco de España, Luis María Linde.

Durante su comparecencia ante la comisión de Presupuestos del Congreso, Linde ha afirmado que las perspectivas de la economía española son más favorables que las de hace un año, si bien ha advertido de que el escenario de recuperación "no está exento de riesgos".

En este sentido, ha alertado sobre la situación del entorno exterior y sobre los efectos de la crisis en la situación real y financiera de las familias y empresas, en un contexto "en el que deben proseguir el desendeudamiento privado y la consolidación fiscal.

En cualquier caso, ha incidido en que la mejora de la situación cíclica y la "significativa" reducción de la prima de riesgo y tipos de interés de la deuda pública tienen un efecto positivo "relevante" sobre las cuentas públicas, "que contrasta con la presión negativa que estas variables han jugado en los últimos años". En cuanto a la inflación, Linde prevé que a finales de año la tasa pueda retornar a valores que, "aunque muy bajos, sean positivos".