Quim Torra: "No pararemos, ni nos pararán"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra asiste a la manifestación en Madrid bajo los lemas "Autodeterminación no es delito" y "Democracia es decidir"
El presidente de la Generalitat, Quim Torra asiste a la manifestación en Madrid bajo los lemas "Autodeterminación no es delito" y "Democracia es decidir"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido a España que escuche los "gritos de libertad" y "de independencia" de la manifestación convocada en Madrid por más de sesenta colectivos contra el juicio del "procés" y ha advertido: "No pararemos, ni nos pararán".

En declaraciones a los medios antes de la protesta, Torra ha defendido que no existen "luchas pequeñas por los derechos civiles ni viajes largos por el derecho de autodeterminación".

Y ha instado a España a mirarse y estudiar para ver en qué ha fallado "para que tanta gente esté apelando al derecho a la autodeterminación".

Jordi Cuixart: "Jamás nos van a confrontar"

Por su parte, el presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, ha dirigido un mensaje a los asistentes a la manifestación de Madrid, para decirles que "jamás" se va a "confrontar" entre sí a los independentistas catalanes y que su prioridad es "la resolución democrática del conflicto".

Cuixart, que está en prisión preventiva encausado por el juicio del 'procés' en la cárcel de Soto del Real, ha mandado un mensaje a los manifestantes que ha leído el vicepresidente de Ómnium, Marcel Mauri, en el acto central de la protesta, en la plaza de Cibeles.

"No pasarán", ha declarado Cuixart, que ha defendido que "ningún movimiento social puede ser perseguido por ejercer derechos fundamentales" y que la consulta del 1 de octubre de 2018 fue "el mayor acto de desobediencia civil de Europa".

El presidente de Òmnium, que afronta 17 años de cárcel por un delito de rebelión, ha agradecido "la solidaridad" de "los pueblos" representados en la protesta, y les ha llamado a estar "unidos frente al fascismo", que considera una "amenaza".

Bajo el lema "Autodeterminación no es delito. Democracia es decidir"

La manifestación convocada por más de sesenta colectivos contra el juicio del "procés" y para que el derecho a decidir "no sea un delito" arrancaba pasadas las seis de la tarde en el centro de Madrid, encabezada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y buena parte del Govern.

"Autodeterminación no es delito. Democracia es decidir" son los lemas de esta marcha que ha partido de Atocha y que concluirá en la plaza de Cibeles, y a la que han llegado miles de personas procedentes de Cataluña en cerca de 500 autocares y una quincena de trenes AVE.

Muchos de los participantes han acudido a la protesta con banderas esteladas. También urnas transparentes y carteles, la mayoría con lemas en catalán, con mensaje como "Som republica, repub of Catalonia", "No hay justicia" y "Libertad presos y exiliados políticos".

Manifestantes desplazados desde Cataluña y otras regiones

Según los organizadores, también se han desplazado desde Galicia, Castilla y León, Andalucía, Euskadi y Asturias numerosas personas que integran los más de sesenta colectivos sociales, organizaciones del 15M y entidades republicanas que, además de ANC y Òmniun Cultural, han convocado la protesta, en pleno juicio a los líderes encausados por el 1-O.

Además de Torra están presentes otros miembros del Govern, como la consellera de la Presidencia, Elsa Artadi, y la titular de Cultura y próxima número dos de la lista de JxCat al Congreso en las elecciones generales del 28A, Laura Borràs.

Igualmente participan de la manifestación las consejeras de Salut y de Agricultura, Alba Vergés y Teresa Jordà; además de otros representantes de Esquerra Republicana encabezados por los diputados en el Congreso y candidatos de Esquerra a las elecciones españolas, Gabriel Rufián y Carolina Telechea, y la candidata republicana a las europeas, Diana Riba.

Alrededor de 500 efectivos de la Policía Nacional velan por la seguridad de la manifestación, la mayoría adscritos a las Unidades de Intervención Policial (UIP) -los antidisturbios-, pero también de las Unidades de Prevención Rápida (UPR) y de los Grupos Operativos de Respuesta (GOR), según han detallado a Efe fuentes policiales.

Según las previsiones que los propios organizadores han remitido a la Delegación del Gobierno en Madrid, se espera que a la marcha acudan 50.000 personas.