Aguirre pide un gran pacto constitucionalista sin líneas rojas ni personalismos

Aguirre aboga por un gran pacto constitucionalista sin líneas rojas, tampoco personales

La presidenta del PP en la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha abogado por un "gran pacto" a nivel nacional tras las elecciones generales entre los tres partidos "constitucionalistas" (PP, PSOE y Ciudadanos), en el que cree que no debe haber líneas rojas de ningún tipo, tampoco personales.

"Las personas no somos importantes, son importantes las instituciones, en este caso el Gobierno de España", ha declarado en la rueda de prensa celebrada tras una reunión con los concejales del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid que preside.

Aguirre ha respondido de esta manera tras ser preguntada por la posibilidad de que se plantee un candidato del PP para la investidura como presidente de Gobierno distinto a Mariano Rajoy para alcanzar ese posible pacto de gobernabilidad.

Al respecto, ha subrayado que los tres "grandes partidos", que suman más de 200 diputados, deben poner el acento en lo que les une, por lo que cree que no debe haber "líneas rojas ni personales ni institucionales, salvo el respeto a las leyes y a la Constitución". "Hay muchas más cosas en común, en las que estamos de acuerdo", ha sostenido, y ha puesto como ejemplo el respeto a las instituciones y la defensa de la Unión Europea.

La presidenta del PP de Madrid ha insistido en que "ese gran pacto se tiene que alcanzar" y ha recordado que a nivel municipal ella misma ofreció uno al PSOE y Ciudadanos para "hacer cordón sanitario a Podemos", en referencia al partido de Ahora Madrid que gobierna en el Ayuntamiento de la capital.

"Es un partido político que, aunque ahora se disfrace de socialdemócrata nórdico, es bolivariano", ha dicho. En este caso, llegó a decir que se "quitaría de en medio" si ella era el problema para cerrar ese pacto, pero ha apuntado que finalmente el PSOE decidió apoyar a Ahora Madrid para "hacer el cordón sanitario al PP".

Con todo, ha expresado su confianza en el PSOE para poder formar un Gobierno a nivel nacional encabezado por los populares. "Como no me voy a fiar del Partido Socialista Obrero Español, claro que me fío", ha dicho.

EL PP AVISA A PUIGDEMONT: "INCUMPLIR LA LEY TENDRÁ CONSECUENCIAS"

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha recordado al nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que el Tribunal Constitucional tiene capacidad para hacer cumplir sus resoluciones y que "cualquier cargo público" que las incumpla tendrá que atenerse a consecuencias administrativas e incluso penales.

Casado, en rueda de prensa en la sede del PP, ha insistido en que la "ley está para aplicarse", "sin atajos", y ha aprovechado para responder a Puigdemont y recordarle que el Gobierno está en funciones, pero "el Estado de derecho no".

Asimismo, ha recordado que Puigdemont es conocido por su radicalismo en sus planteamientos independentistas y encabeza la asociación de municipios por la independencia, es el "hereu de la dinastía" de Mas y Pujol, que han protagonizado la etapa más desastrosa de Cataluña con casos de corrupción como el del 3 por ciento.

"La astracanada sigue", ha dicho Casado tras advertir de que, como aseguró ayer el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el Ejecutivo actuará con todos los instrumentos del Estado de derecho y la firmeza de la ley contra este desafío.