El tercer gobierno de Aguirre toma posesión con un consejero menos

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha acordado conceder la Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo a los cuatro consejeros que han dejado el Gabinete regional: Francisco Granados, José Ignacio Echeverría, Paloma Adrados y Engracia Hidalgo. Esta medida ha sido adoptada en la primera reunión del nuevo Consejo, celebrado después de que a mediodía de hoy los ocho consejeros hayan jurado o prometido sus cargos en presencia de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre.

Los ocho consejeros que conforman el Gobierno de Esperanza Aguirre han jurado o prometido esta mañana sus cargos ante la presidenta.

Ignacio González, único consejero que permanece desde el primer Gobierno de Aguirre en 2003, ha sido el primero el jurar el cargo, tras lo que lo han hecho la consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol, y el responsable de Economía y Hacienda, Percival Manglano, único que ha prometido en lugar de jurar.

Los tres nuevos consejeros -Regina Plañiol, Salvador Victoria y Percival Manglano- se han mostrado ilusionados por su nueva responsabilidad y confiados en poder ayudar a los madrileños a salir de la crisis.

Tras ellos les han seguido el hasta ahora responsable de Economía y Hacienda y desde hoy consejero de Transportes e Infraestructuras, Antonio Beteta; Lucía Figar, que suma a su cartera de Educación la de Empleo; y Ana Isabel Mariño, quien repite como consejera de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente.

Han cerrado el acto los juramentos de Javier Fernández-Lasquetty, de nuevo como responsable de Sanidad, y Salvador Victoria, que se incorpora al Ejecutivo en el área de Asuntos Sociales.

Todos ellos han tomado posesión del cargo en presencia de Aguirre y de diputados de la Asamblea de Madrid como su presidente, José Ignacio Echeverría, los miembros de la Mesa de la Cámara Juan Barranco (PSOE) y Antero Ruiz (IU), o el portavoz de este último grupo, Gregorio Gordo.

No ha estado presente el hasta ahora consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados Lerena -por el que han preguntado incesantemente los periodistas- y que seguirá siendo secretario general del PP de Madrid.

El nuevo Gobierno, en el que se suprime una Consejería respecto al anterior, está formado por Ignacio González (Vicepresidente, consejero de Cultura y Deportes y portavoz de Gobierno), Regina Plañiol (consejera de Presidencia y Justicia), Percival Manglano (consejero de Economía y Hacienda), y Antonio Beteta (consejero de Transportes e Infraestructuras). También están Lucía Figar (consejera de Educación y Empleo), Ana Isabel Mariño (consejera de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente), Javier Fernández Lasquetty (consejero de Sanidad) y Salvador Victoria (consejero de Asuntos Sociales).

El nombre más sonado que se queda fuera de este nuevo Gobierno es el de Francisco Granados, hasta ahora número tres de Aguirre y responsable de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior. También sale Engracia Hidalgo, responsable de la cartera de Familia y Servicios Sociales así como Paloma Adrados, que es alcaldesa de Pozuelo y José Ignacio Echeverría, que ha sido nombrado presidente de la Asamblea de Madrid.

PRIMEROS NOMBRAMIENTOS

Aparte de otorgar la máxima condecoración de la Comunidad a los cuatro consejeros salientes, el Ejecutivo regional ha adoptado otras dos decisiones en materia de personal.

Así, ha confirmado a Regino García-Badell como jefe de gabinete de la presidenta regional y ha designado a José Luis Martínez Almeida secretario del Consejo de Gobierno con rango de vicesecretario.

Martínez Almeida era hasta ahora director general de Patrimonio de la Comunidad y reemplaza en el cargo a Salvador Victoria, que ha tomado posesión de su puesto de consejero de Asuntos Sociales.

CONTINUIDAD Y RENOVACIÓN

El vicepresidente primero del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, único consejero que permanece en el Ejecutivo de Esperanza Aguirre "desde el primer día", ha afirmado que el nuevo Gobierno "aúna muy bien la continuidad con la renovación". A su juicio, todas las personas que lo conforman han tenido responsabilidades en puestos directivos de la administración regional y, por tanto, "tienen una gran experiencia".

González ha explicado que sus nuevos compañeros "son personas conocedoras del proyecto político y con una gran capacidad de gestión, como ha quedado acreditado en los resultados de la Comunidad y el respaldo electoral que hemos tenido".

Sobre la exclusión de Francisco Granados del nuevo Ejecutivo, González ha dicho que "a unos les toca entrar, a otros salir" y recordó que "Granados es ni más ni menos que el número dos del partido en Madrid, es el secretario general, y por lo tanto tiene un papel importantísimo en la actividad política del PP que es fundamental para sustentar al Gobierno".

"Yo he tenido la suerte de formar parte de los gobiernos de Aguirre desde el primer día, soy el único que sigue en el Gobierno de los que comenzamos la andadura con ella, y para mí es un orgullo", ha indicado González. "El resto de compañeros han ido entrando y saliendo, a todos les recuerdo y les tengo presentes" y "les echo de menos a todos en la medida en que todos han sido compañeros míos de gobierno", ha señalado.

Antonio Beteta, que pasa de Economía y Hacienda a Transportes e Infraestructuras no ha sufrido desilusión por este cambio, ya que "todos los puestos son importantes" y "los consejeros están para llevar a cabo el programa electoral".

Tanto a la llegada como a la salida de las personalidades no se han registrado incidentes en la Puerta del Sol, en la que se encontraban al menos ocho furgones de la Unidad de Intervención Policial, los "antidisturbios".