Las protestas vecinales contra Rommy Arce obligan a suspender el Pleno de Usera

Protestas  vecinales contra Rommy Arce en el Pleno de Usera
Protestas vecinales contra Rommy Arce en el Pleno de Usera

Las protestas vecinales contra la concejala-presidenta de los distritos de Arganzuela y Usera, Rommy Arce, han obligado a suspender ayer miércoles durante 20 minutos el Pleno de este último distrito, en el que han criticado la "inacción" de Arce ante "problemas de seguridad y limpieza".

"Fuera, fuera, mentirosa" han sido algunos de los gritos que han dado comienzo una vez Arce ha explicado que se veían "obligados" a suspender el Pleno del distrito ante las interrupciones sistemáticas y faltas hacia los intervinientes.

Rommy Arce ha indicado que no había "otro remedio", algo que ha tildado como de "bastante lamentable". Los gritos se han ido apaciguando y Arce les ha ofrecido intervenir al final del mismo.

Quejas en el pleno de Usera contra Rommy Arce

Tal y como han explicado fuentes populares a Europa Press los vecinos, "preocupados porque el distrito está cada vez más abandonado y la concejala responsable no atiende a los vecinos ni se ocupa de buscar soluciones, se han movilizado a través de las redes sociales y con pasquines en las calles".

De hecho, dándole una nota de humor a la situación e intentando llamar la atención de los responsables municipales, los vecinos de Moscardó han decidido realizar su propio corto: “Estercolero Films”. Así han titulado el vídeo donde denuncian el mal estado de sus calles.

CONTESTACIÓN DE LA JUNTA

Por su parte, desde la Junta aseguran que "la polémica no va de Usera", ya que en la sala "solo había remeros", que utilizan una "letanía" para "incendiar" la sesión. Asimismo, han condenado las "amenazas" vertidas en el Pleno contra algunos vecinos con una camiseta con la bandera republicana.

No es la primera vez que los plenos presididos por Arce tienen que compartir espacio con las protestas vecinales, tanto en Arganzuela como en Usera. Además, la oposición al completo pidió la reprobación de la concejala-presidenta, a quien afean un "carácter autoritario".