El pederasta, un varón español de 1,80, pelo castaño, ojos marrones y lunares

El Cuerpo Nacional de Policía ha elaborado ya un retrato robot del pederasta que actúa en el distrito madrileño de Ciudad Lineal, gracias a la descripción hecha por la niña raptada el viernes pasado que apareció en un descampado del cercano distrito de San Blas-Canillejas.

Según fuentes policiales, la menor de 7 años que fue raptada el viernes en el distrito de Hortaleza y encontrada una hora y media después en aparente buen estado de salud y sin narcotizar, pudo describir con cierto detalle al hombre que la secuestró.

Con estos datos los investigadores han elaborado un retrato robot con la intención de distribuirlo entre los agentes para ayudar a la localización del hombre que perpetró el secuestro la semana pasada y que podría ser el mismo que secuestró a otras dos menores en los meses de abril y junio.

Es un varón fuerte de 1,80 tiene el pelo castaño, no rubio con canas como se ha dicho. Además es de ojos marrones y cuenta con un lunar en la mejilla derecha y otro en la boca. Otro dato: presenta dos cicatrices, en el brazo derecho a la altura del triceps.

La niña dominicana de 7 años, última víctima del pederasta de Ciudad Lineal, ha aportado datos que pueden ser definitivos para su captura. Se trataría de un hombre español de 1,80, pelo castaño, ojos marrones, con un lunar encima del labio y otro en la cara, y dos cicatrices en un brazo a la altura del triceps, debajo del hombro.

También facilitó información importante sobre el coche. Olía a tabaco aunque no fumó dentro. El vehículo era blanco y ha facilitado hasta la marca del coche, que coincide con la que ya estaban buscando. Se están cotejando 78.000 matrículas.

La policia busca nuevos datos, no solo con los testimonios, también por ejemplo con las imagenes que han grabado las cámaras de los autobuses de la EMT que transitan por las zonas en las que se ha movido el agresor sexual.

Además de estos raptos, la policía también investiga dos supuestos intentos de secuestro en los municipios de Coslada (el lunes pasado) y San Fernando de Henares (este martes), aunque las primeras pesquisas apuntan a que no han sido perpetrados por el pederasta de Ciudad Lineal.