Intentan sin éxito raptar a una niña en Coslada

Un hombre ha intentado raptar este lunes en la localidad madrileña de Coslada a una niña pequeña, persuadiéndola para que se introdujera en el coche que conducía, ha confirmado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Los hechos han ocurrido sobre las 17 horas de este lunes a la altura del número 5 de la avenida de la Cañada de Coslada. Una niña de entre 7 y 9 años de edad estaba jugando sola cuando se le ha acercado un coche, cuyo conductor le ha animado a entrara en el vehículo.

Sin embargo, la niña se ha puesto nerviosa y se ha marchado del lugar a la carrera, por lo que el coche ha huído precipitadamente de la zona. Los familiares de la pequeña han alertado de lo ocurrido y hasta el lugar se han trasladado policías locales de Coslada.

La niña ha relatado a los agentes que el presunto secuestrador viajaba en un coche oscuro, tenía acento español, pelo rubio, era blanco de piel y vestía una camiseta negra, según han detallado a Europa Press fuentes policiales.

Estos datos coinciden en parte con el retrato robot del secuestrador de Ciudad Lineal con el que trabaja la Policía. De hecho, una testigo del último caso ha señalado a los agentes que vio salir de un coche oscuro al presunto pederasta, un hombre corpulento, de 1,75 centímetros de altura, de unos treinta y muchos años de edad, con la cara fina y pelo rubio.

A LA CAZA DEL PEDERASTA

No obstante, para la Policía Nacional todavía es demasiado pronto para determinar que en este caso de Coslada haya actuado la misma persona. La Policía no descarta ninguna posibilidad, aunque en principio no cree que este supuesto intento de secuestro esté vinculado con los otros casos y trata de confirmar la veracidad del relato de la menor.

De hecho, todavía está confirmando que los casos ocurridos en los distritos de Ciudad Lineal y colindantes en los últimos meses sean atribuibles al mismo ciudadano que raptó a una niña el viernes en la calle Mequinenza, aunque toda apunta a que sí.

Fuentes policiales han explicado a Efe que los investigadores siguen buscando al pederasta tras comprobar que en el secuestro del viernes actuó de modo diferente a los dos raptos anteriores que se le atribuyen.

En esa ocasión, el hombre modificó su modus operandi y no condujo a la menor a ningún domicilio ni le suministró narcóticos, por lo que los agentes confían en poder recabar más datos gracias al testimonio de la víctima.

Los investigadores buscan al pederasta desde el mes de abril, cuando raptó a una menor en el distrito de Ciudad Lineal de Madrid que luego liberó, narcotizada.

Este mismo pederasta secuestró a otra menor en junio, en la misma zona y la liberó también varias horas después.

CIFUENTES: LA INVESTIGACION VA A DURAR MESES

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado este martes que la investigación que se está recabando sobre el delincuente y pederasta de Ciudad Lineal es "muy minuciosa" a la par que "complicada" y que va a durar "meses".

Recalca la dificultad de los policías en la investigación cuando las primeras víctimas fueron niñas pequeñas que "fueron drogadas y que no pudieron recordar prácticamente nada", por lo que no han podido aportar unos testimonios con "datos fiables de ningún tipo".

En este sentido, ha manifestado estar "convencida" de la captura del delincuente. Sin embargo, ha señalado que la Policía tiene que investigar "sin presiones".

Por otro lado, ha dicho que se están llevando a cabo actuaciones "preventivas y de vigilancia" con el fin de "disuadir al delincuente y tranquilizar a los vecinos".