Prisión provisional para el kamikaze de la M-50 por homicidio doloso

El juez envía a prisión al kamikaze de la M-50 por homicidio doloso

El titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Madrid ha enviado a prisión provisional comunicada y sin fianza, investigado por un delito de homicidio doloso, al conductor que el domingo mató a un joven de 20 años tras circular en sentido contrario por la M-50.

Tras tomar declaración al kamikaze el juez le imputa también otro delito de conducción bajo los efectos el alcohol y un tercero de conducción temeraria con desprecio a la vida de las personas.

El hombre ha prestado esta tarde declaración después de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Coslada ordenara este jueves su detención en el centro hospitalario en el que se encontraba tras el accidente, con un traumatismo en un brazo.

El domingo este conductor kamikaze mató a Víctor, un joven de 20 años residente en Rivas, tras circular en sentido contrario por la M-50.

El kamikaze, que triplicó la tasa de alcoholemia en el análisis posterior al siniestro, será detenido en el mismo centro hospitalario y conducido a los juzgados de Madrid para que el juez de guardia le tome declaración.

Rivas llora la muerte de Víctor, el joven arrollado por un kamikaze en la M-50

El caso ha recaído en el Juzgado número 5 de Coslada, que, al menos de momento, investiga un presunto delito de homicidio por imprudencia y otro contra la seguridad vial, si bien eso no impide que pueda variar los delitos en función del resultado de las pesquisas.

El conductor responsable del siniestro había quedado en libertad por la Guardia Civil mientras permanecía hospitalizado, pero ahora el juez ha ordenado su detención ante su inminente alta.

La tía de Víctor pide que el kamikaze de la M-50 "tenga la pena más dura"

El suceso tuvo lugar hacia las 06.30 horas del domingo en el kilómetro 25 de la M-50, a la altura de Coslada, donde el vehículo kamikaze chocó contra otro que circulaba correctamente en dirección a esa localidad madrileña, provocando la muerte de un joven de 20 años.

La familia de Víctor ha pedido penas más duras contra los kamikazes.