A partir de noviembre se cerrará al tráfico rodado de los no residentes todo el distrito centro

El cierre al tráfico de todo el distrito centro a los no residentes estará completamente implementado en el mes de noviembre de este año bajo el nombre 'Madrid Central', aunque se comenzará a multar desde febrero de 2019, según han anunciado hoy la delegada madrileña de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y el edil socialista Chema Dávila.

Ambos ediles han comparecido hoy ante los periodistas en el Palacio de Cibeles para informar del acuerdo alcanzado hoy para que el cierre al tráfico del distrito Centro esté en marcha por completo antes del fin de esta legislatura tras las exigencias del PSOE, socio de investidura del Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid).

Inicialmente, en el mes de noviembre no estarán en funcionamiento los sistemas de control informático pero sí se habrán colocado todas las señales verticales de restricción de acceso al área y la Policía Municipal vigilará "de forma manual" la entrada de los coches.

Los infractores serán informados desde noviembre de las multas que les corresponderían, aunque durante el proceso inicial de pruebas no se cobrarán. Este "control manual" se prolongará dos meses.

EN ENERO DE 2019 EL CONTROL DE ENTRADA SE REALIZARÁ MEDIANTE CÁMARAS DE VIGILANCIA

Alrededor de enero de 2019, el control de entrada al recinto ya se realizará mediante sistemas informáticos y cámaras de videovigilancia -como actualmente sucede en las áreas de prioridad residencial (APR) del Centro-, y un mes más tarde, en febrero, las multas comenzarán a cobrarse con normalidad, según ha dicho hoy la delegada.

"Por supuesto, va a estar en marcha y en funcionamiento y en toda su plenitud", ha respondido Inés Sabanés cuando los periodistas le han preguntado si garantizaba que los infractores serían multados antes de las elecciones.

"La gente está y va a estar muy informada", ha añadido la delegada, que confía en que la transición del sistema en pruebas al definitivo se pueda realizar con rapidez.

La puesta en marcha del nuevo sistema implicará además la integración en él de las actuales APR, que desaparecerán como tales.

El área 'Madrid Central' comenzará a delimitarse desde este mismo mes de mayo, en el que también se están transformando los aparcamientos de color azul -para coches de rotación- en plazas de residentes -de color verde-, y se ampliará el número de aparcamiento para motos.

Durante el verano se desarrollará la normativa y se publicará el decreto del Área de Medio Ambiente y Movilidad que especifique las sanciones, las condiciones de acceso al área, las restricciones y también las excepciones. Además, durante este tiempo habrá también una campaña informativa específica para los vecinos.

El portavoz socialista en Medio Ambiente y Movilidad, Chema Dávila, ha mostrado la satisfacción de su grupo con este compromiso del Gobierno municipal para implantar una medida "fundamental" del plan de calidad del aire -Plan A- que el PSOE llevaba en el programa electoral. "Estamos satisfechos", ha expuesto Chema Dávila, que considera que la medida será un "hito" en la lucha contra la contaminación en la ciudad.

Del mismo modo, Inés Sabanés ha remarcado que se trata de una de las principales medidas del Plan A que forma parte del "compromiso formal y muy explícito" del Ayuntamiento de Madrid para atajar la contaminación.