Vuelven los cortes de tráfico en el centro y permanecerán 17 días

La Gran Vía y las calles Mayor y Atocha cierran al tráfico desde este viernes a las cinco de la tarde hasta el 8 de enero

El ayuntamiento cambia sus planes y habilitará dos carriles más para el tráfico a la vista de los atascos generados por un solo

madrid

| 23.12.2016 - 09:41 h
REDACCIÓN

La Gran Vía, la calle Mayor y la calle de Atocha volverán a estar vetadas al vehículo privado desde este viernes a las cinco de la tarde, hasta el 8 de enero, según las medidas especiales de tráfico establecidas por el Ayuntamiento de la capital, gobernado por Manuela Carmena (Ahora Madrid). El Ayuntamiento ha cambiado sus planes y habilitará dos carriles más para el tráfico, a la vista de los atascos de taxis y autobuses generados por dejar un sólo carril para la circulación. Las motos podrán pasar pero no aparcar.

Se trata de la tercera y última fase de los cortes en el centro tras los efectuados entre el 2 y el 11 de diciembre y en el fin de semana del 16 al 18, lo que suman un total de 30 días de cortes, de los que 17 serán a partir de este viernes.

Además, el dispositivo de Policía Municipal y agentes de Movilidad podrá establecer controles de acceso y paso o circulación en puntos previos a las zonas restringidas que podrán ser ampliados, modificados o reducidos en función de las necesidades de regulación que se puedan apreciar.

LOS QUE PUEDEN PASAR

Entre los vehículos a los que no afectan las medidas especiales de tráfico figuran los de residentes en las calles de acceso restringido o titulares de plazas de aparcamiento en las mismas, los que salgan de un garaje situado en la zona o se dirijan a él y los que salgan de una zona de estacionamiento autorizado.

En todo caso, el acceso a aparcamientos públicos de rotación deberá hacerse siempre que sea posible a través de calles o rutas no incluidas en la restricción.

También están autorizados los vehículos que recojan o lleven a un inmueble de la zona a personas enfermas o que tengan reconocida la condición de movilidad reducida, incluyendo los conducidos por estas últimas, los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes, los del servicio Madrid City Tour, el autobús de la Navidad organizado por el Ayuntamiento de Madrid, y en general los de transporte público regular de viajeros.

Al igual que taxis, motos, ciclomotores, bicicletas, vehículos que accedan a hoteles y porten maletas o bultos pesados y vehículos que dispongan del distintivo o etiquetado "cero emisiones" establecido por la Dirección General de Tráfico y lo exhiban en lugar visible.

Los vehículos que presten servicio de arrendamiento con conductor (VTC), por resolución judicial, y autobuses de transporte discrecional de viajeros que presten servicio con origen o destino en las vías restringidas también pueden circular por dichas calles.

EL AYUNTAMIENTO HABILITA OTRO CARRIL

En esta tercera fase, el Ayuntamiento ha decidido habilitar otro carril en toda la Gran Vía durante algunos de los días en horas en los que la demanda de peatones es menor.

El Consistorio reajustará la configuración del Plan Especial de Movilidad en Gran Vía en los días con inferior demanda peatonal y entre las seis de la madrugada y las cuatro de la tarde.

No obstante, aclara que "en ningún caso se modificarán los permisos de acceso en cuanto a la tipología de transportes permitidos". Así, entre las 06.00 y las 16.00, los días 25, 27, 28, 29, 30 de diciembre y 1, 2, 3, 4 y 6 de enero se habilitará un carril más por sentido para la circulación, de modo que quedarán habilitados dos carriles por sentido de la Gran Vía.

Esos mismos días, desde las cuatro de la tarde, se recuperará la configuración de un único carril por sentido.

Los días 23 (en este caso a partir de las 17.00), 24, 26 y 31 de diciembre y 5, 6 y 8 de enero, como en los cortes anteriores, solo estará habilitado un carril por sentido.

Además, la Empresa Municipal de Transporte instalará desde la madrugada del próximo sábado 24 plataformas extensibles en las paradas de autobús para facilitar el acceso de los usuarios y proporcionar mayor continuidad a la zona de tránsito de peatones. EFE