Tragsa retira sin incidentes 60 toneladas de basura de las calles de Madrid

Botella ha supervisado la pasada madrugada el dispositivo de limpieza

Comenzaba poco después de las 4 horas de la madrugada

madrid

| 16.11.2013 - 09:04 h
REDACCIÓN

Los trabajadores de la empresa pública Tragsa que han asumido esta madrugada las tareas de limpieza viaria de la ciudad de Madrid han recogido ya unas 60 toneladas de residuos en un primer turno de trabajo, que está transcurriendo con normalidad y sin ningún tipo de incidencia.

Así lo afirman la directora general de Zonas Verdes, Limpieza y Residuos del Ayuntamiento de Madrid, Marta Alonso, y el coordinador general de Seguridad y Emergencias, Emilio García, en declaraciones remitidas a los medios de comunicación por parte del Gobierno municipal.

Alonso ha asegurado que "hasta el momento la jornada está discurriendo con toda normalidad y sin incidentes" y los empleados de Tragsa -empresa a la que el Ayuntamiento de Madrid encargó asumir los servicios mínimos de la huelga de limpieza- ya han trasladado unas 60 toneladas de basura a las instalaciones de tratamiento de residuos de Valdemingómez.

Concretamente, ha explicado la directora general, se han mandado a la planta unas seis bañeras de 30 metros cúbicos de residuos desde que comenzó el turno a las cuatro de la madrugada.

REFUERZO POLICIAL

Los empleados de la empresa pública de limpieza han salido a las calles acompañados de 170 agentes de la Policía Local, según ha dicho el coordinador general de Seguridad y Emergencias, quien ha informado de que debido a la "excepcionalidad" de la situación se han destinado en torno a 500 efectivos para garantizar la seguridad de la ciudad, un tercio más de lo habitual.

El dispositivo se ha desarrollado en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía y ha transcurrido sin ningún tipo de incidencia.

"La gente que ha hecho la limpieza ha podido desarrollar su trabajo sin ninguna novedad y está trabajando sin ninguna problemática", ha indicado Emilio García.

El Ayuntamiento de Madrid encargó ayer a Tragsa que asumiera los servicios mínimos de la huelga, una vez cumplido el plazo otorgado por la alcaldesa Ana Botella a empresas y trabajadores para alcanzar un acuerdo y después de presentar ante el Juzgado de Guardia de Plaza de Castilla una denuncia por el incumplimiento de los servicios mínimos y "delitos" relacionados con la huelga.

Las empresas concesionarias y los sindicatos han llegado esta noche a un acuerdo sobre el nuevo convenio colectivo que se traduce en la congelación de los salarios de los trabajadores durante los próximos 5 años, según han anunciado ante los medios alrededor de las 2.30 de la madrugada.

Este acuerdo abre la posibilidad de que hoy se cierre la huelga en el sector si empresas y sindicatos alcanzan un pacto en la negociación de los ERE, cuando se cumple la duodécima jornada de huelga de limpieza viaria en la capital española.

BOTELLA SUPERVISA EL DISPOSITIVO

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha supervisado la pasada madrugada el dispositivo de limpieza viaria de la empresa pública Tragsa, que complementa los trabajos de las empresas concesionarias para que se cumpla el 100% de los servicios mínimos de la huelga de recogida de basura, fijados el pasado 31 de octubre.

Según informa el consistorio madrileño, Botella ha acudido a las 4.00 horas al Centro Integrado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento (Cisem) desde donde ha seguido la salida del operativo, que ha transcurrido sin incidentes, y los primeros trabajos de limpieza del mismo.

Después, ha comprobado a pie de calle el despliegue de Tragsa, que prestará los servicios mínimos hasta que finalice de manera oficial la huelga de limpieza.

La alcaldesa ha estado acompañada por el portavoz del Gobierno municipal y delegado de Seguridad, Enrique Núñez, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, y el coordinador general de Alcaldía, Juan Antonio Gómez-Angulo.

Botella también ha acudido al Cisem Call, el Centro Integrado de Coordinación Móvil de la Policía Municipal, instalado en la Puerta del Sol.

Este operativo de limpieza, que complementa los trabajos de las empresas concesionarias de los servicios de limpieza de Madrid, permitirá el cumplimiento al 100% de los servicios mínimos, que hasta ayer, y desde el comienzo de la huelga el pasado 5 de noviembre, nunca habían podido prestarse en su totalidad, según el ayuntamiento.

De acuerdo con lo anunciado el pasado miércoles por la alcaldesa de Madrid, este servicio complementario se mantendrá hasta que la huelga sea oficialmente desconvocada.