El Ayuntamiento denuncia ante la Fiscalía y encomienda a Tragsa los mínimos

Una vez cumplido el plazo de 48 horas que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, había dado a las empresas y a los sindicatos, y al no haberse llegado todavía a un acuerdo, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Diego Sanjuanbenito, ha presentado esta tarde ante el Juzgado de Guardia de Plaza de Castilla la denuncia del incumplimiento de los servicios mínimos en la huelga de limpieza viaria de la capital y de diferentes hechos delictivos relacionados con la misma.

En el escrito, presentado a la Fiscalía, de seis páginas, el letrado del Ayuntamiento relata diferentes hechos vandálicos y pide al fiscal que inicie diligencias de investigación para identificar a sus autores. Entre los hechos relatados se incluyen prendimientos de hogueras, daños en el mobiliario urbano, volcados de papeleras y contenedores, entre otros, daños que, según el Ayuntamiento, ascienden a más de 573.000 euros. Igualmente, en el escrito el ayuntamiento denuncia el empleo de la coacción para imponer a los trabajadores que discrepaban con la huelga su inicio y continuación.

EL AYUNTAMIENTO ENCOMIENDA A TRAGSA LOS SERVICOS MÍNIMOS

Asimismo el Ayuntamiento de Madrid ha encargado a Tragsa que asuma los servicios mínimos de la huelga de limpieza viaria a partir de esta madrugada, después de que las empresas y los sindicatos no hayan llegado a un acuerdo en el plazo dado por el consistorio. Tragsa contará con escolta y acompañamiento de la policía municipal y trabajará hasta cumplir los servicios mínimos, por lo que no "interferirá" en la huelga.

Su actividad se mantendrá, ha dicho Sanjuanbenito, hasta que se conozca "un acuerdo que cierre el conflicto abierto a raíz de la huelga", que en opinión del delegado "no ha seguido un cauce legal" y ha estado en "una línea más bien salvaje".

Previamente, el secretario general de CC.OO. Madrid, Jaime Cedrún, declaraba este viernes que espera que "no haya hasta heridos" con la entrada de la empresa Tragsa y añadía: "Anuncio que si el Ayuntamiento pretende reventar la huelga pediremos la tutela judicial del derecho a huelga denunciando (al Consistorio) por prácticas antisindicales".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguraba este viernes tras el Consejo de Ministros que la empresa pública Tragsa tiene capacidad y derecho a asumir los servicios mínimos de limpieza de la ciudad de Madrid, aunque reconoció que un acuerdo entre las partes sería más "lógico". Tragsa, especificó, tiene "un régimen jurídico que le permite realizar este tipo de actuaciones de emergencia" en el caso de que el Ayuntamiento de la capital se lo solicite. Soraya indicó que Tragsa se limitaría a realizar los servicios mínimos que no están cumpliendo los trabajadores en huelga y recordó que "ya lo ha hecho con anterioridad" en otros municipios como en Jerez de la Frontera en 2012. Por lo tanto, el caso de Madrid "no sería la primera vez".

El secretario general de CC.OO. Madrid, Jaime Cedrún advertía que la huelga de limpieza viaria podría ser seguida por la de basuras ya que en el mes de enero entra en vigor el contrato integral que afecta a este sector.

Además, hoy se han unido a la huelga indefinida trabajadores de los parques del Retiro, del Oeste (con el Templo de Debod, Príncipe Pío y los Jardines de Ferraz), la Quinta de Los Molinos, Fuente del Berro, El Capricho, los Jardines de Sabatini, la Plaza de Oriente y la Dehesa de la Villa.

La Policía Nacional ha detenido en la madrugada de este viernes a un hombre de 19 años relacionadas con incidentes por la huelga de limpieza de Madrid. El número total de detenidos en estos 10 dias de huelga asciende a 19. La mayoría de los arrestados han sido por desórdenes públicos, coacciones o atentado a la autoridad tras volcar contenedores y verter basura en la calle. Otros han sido denunciados por agredir e increpar a trabajadores de los servicios mínimos a las puertas de los cantones de limpieza.

PIDEN REFUERZOS POLICIALES

El Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Agricultura han pedido a la Delegación del Gobierno de la capital refuerzos policiales durante las próximas horas ante el temor de que se produzcan altercados cuando la empresa pública Tragsa asuma los servicios mínimos de la huelga de limpieza viaria.

Tragsa contará con escolta y acompañamiento de la Policía Municipal y trabajará hasta cumplir los servicios mínimos, según ha explicado el delegado de Medio Ambiente, Diego Sanjuanbenito. A pesar de este refuerzo policial, el Ayuntamiento ha solicitado a la Delegación del Gobierno que habilite un dispositivo especial de Policía Nacional en determinados puntos de la capital, han informado fuentes de la Delegación.

SIGUEN LAS NEGOCIACIONES

La advertencia de la alcaldesa de Madrid de que iría a la Fiscalía y asumiría los servicios mínimos si las concesionarias y los sindicatos no pactan se ha cumplido hoy, en la undécima jornada de huelga en el servicio de limpieza viaria y mantenimiento de jardines en la ciudad. Representantes de las empresas adjudicatarias y de los sindicatos se encuentran reunidos, una vez finalizado ya el plazo del ultimatum. De momento no hay acuerdo, aunque Francisco Jardón, portavoz de la patronal, ha explicado que los representantes de las empresas OHL-Ascan, FCC y Sacyr-Valoriza han elaborado un documento que están estudiando ahora los sindicatos y que confía en que servirá para "acercar posturas". "Es muy razonable y posible que (con esta nueva oferta) se llegue a un acuerdo dadas las circunstancias en que todos nos encontramos", ha señalado el portavoz de la patronal en declaraciones a los medios.