Se licitan las obras que unirán el metro de Gran Vía con las cercanías de Sol

El nuevo túnel entre Sol y Gran Vía tendrá una longitud de 85 metros

madrid

| 10.10.2017 - 13:57 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La presidenta regional Cristina Cifuentes ha anunciado hoy que la Comunidad sacará a concurso las obras de ampliación y modernización de la estación de metro de Gran Vía, que se conectará con la de Cercanías en Sol mediante un pasillo peatonal bajo la calle Montera, por un importe total de 18 millones de euros.

Así, el Consejo de Gobierno ha aprobado hoy licitar las obras de ampliación y accesibilidad de la estación de Gran Vía, que da servicio a las líneas 1 y 5 de metro, por importe de 6.289.973 euros y un plazo de ejecución de 12 meses, que junto con las demás actuaciones elevará la inversión total prevista hasta los 18 millones, ha dicho la presidenta en rueda de prensa.

De forma paralela a las obras en el metro de Gran Vía, se hará la conexión con la estación de Cercanías de Sol, uno de cuyos pasillos discurre bajo la calle Montera.

El objetivo es que "se convierta en un nudo estratégico de comunicación en pleno centro de Madrid", además de duplicar el espacio para los 44.000 viajeros que utilizan el metro de Gran Vía a diario, que disfrutarán de "instalaciones mejores y conexiones más rápidas", ha añadido Cifuentes.

La conexión del pasillo que discurre bajo la calle Montera con los andenes y vestíbulos de la estación de Gran Vía creará "un eje que descargará el volumen de viajeros que actualmente absorbe la estación de Sol", explica el Gobierno regional.

El nuevo túnel tendrá una longitud de 85 metros y 5,5 metros de anchura, y permitirá a los viajeros de la línea 5 tener una conexión directa con la parada de Cercanías de Sol favoreciendo así la movilidad de los 23.000 viajeros que a diario utilizarán este nuevo pasillo, que será acondicionado por ADIF.

La estación de Gran Vía, inaugurada en 1919 con el nombre de Red de San Luis, es una de las más veteranas del suburbano y, pese a las sucesivas reformas a lo largo de su historia, presenta carencias sobre todo en accesibilidad.

Además de aumentar el espacio para los viajeros dentro de la estación, de los 908 metros actuales a 2.000 metros cuadrados, se reubicarán los tornos y otros elementos para mejorar la distribución dentro de los vestíbulos, ha añadido la presidenta.

Las nueve escaleras mecánicas que operan actualmente se completarán con otros seis tramos más y con cuatro nuevos ascensores que conectarán el vestíbulo con los distintos andenes de las líneas 1 y 5, con el pasillo de conexión con Cercanías y con la calle.

Además, los viajeros con movilidad reducida tendrán sistemas de apertura fácil en puertas, tiras antideslizantes en escaleras fijas, etiquetas braille en los pasamanos, señalización de elementos de accesibilidad, pasamanos a doble altura, interfonos de comunicación adaptados o pavimentos de tacto visual cerámico.

Estas medidas forman parte del Plan de Accesibilidad de metro que tendrá una inversión total de 145 millones de euros en el periodo 2016-2022 y permitirá instalar más de 80 ascensores en 32 estaciones, incrementando el número de estaciones accesibles del 63% actual al 73%.

Ya están a punto de comenzar las obras para instalar un total de 30 ascensores en las estaciones de Portazgo, Príncipe Pío, Príncipe de Vergara, Plaza Elíptica, Bilbao, Pavones y Tribunal.

Estos trabajos, que tendrán una duración de entre siete y 30 meses, van a suponer una inversión de 94,5 millones de euros, el 63% del montante total del Plan, ha anunciado el gobierno.

Además, el plan de modernización de metro de Madrid 2017-2021 dotado con 60,6 millones de euros, que permitirá renovar 23 estaciones.

Hasta el momento, en la presente legislatura, se han invertido ya 134 millones en la mejora de las líneas 1, 5, 6, 8,10 y 12.