PP y oposición discrepan sobre el uso de las asignaciones económicas de la Asamblea

El PP propone que los grupos remitan sus cuentas a la Cámara de Cuentas para su fiscalización

La Oposición defiende el uso de la asignación parlamentaria para financiar partidos

madrid

| 06.02.2014 - 20:34 h
REDACCIÓN

Los grupos parlamentarios en la Asamblea de Madrid se han enfrentado por la utilización de las asignaciones que les otorga la cámara para financiar a sus respectivos partidos políticos, una posibilidad que la oposición defiende y que según el PP incumple el reglamento del parlamento regional.

De ahí que el grupo Popular llevará la próxima semana a la Mesa de la asamblea una iniciativa con la que busca evitar el ingreso de fondos de los grupos en las cuentas de los partidos, y pedirá que las cuentas de los grupos parlamentarios se remitan a la Cámara de Cuentas para su fiscalización.

Así lo ha manifestado el portavoz popular Iñigo Henríquez de Luna, tras una rueda de prensa conjunta de los portavoces de la oposición en la que PSM, UPyD e IU defendieron esta posibilidad y aseguraron la transparencia de sus cuentas frente a las del PP.

"No tenemos todos los recursos que nos gustaría", ha justificado el portavoz de IU, Gregorio Gordo, quien ha recordado que la Ley orgánica sobre financiación de partidos políticos contempla la posibilidad de emplear fondos del grupo parlamentario para cubrir las necesidades del partido, algo que a su juicio contribuye a que haya más "transparencia" en financiación de los partidos.

Gordo se ha referido a la trama Gürtel para luego señalar que es el Partido Popular es el que tiene "otro tipo de financiación, que no es la más transparente ni la más pública", ha dicho hoy.

En la misma línea, el portavoz socialista, Tomás Gómez, ha recordado que "las cuentas que están en los juzgados ahora mismo son las del Partido Popular", mientras que el portavoz de UPyD, Luis de Velasco, señalaba que su partido "cumple escrupulosamente la ley y tiene la conciencia tranquila, no como otros".

Por su parte, el portavoz popular, Iñigo Henríquez de Luna, ha acusado a los grupos de la oposición de incumplir el reglamento de la Asamblea, según el cual las asignaciones a los grupos se deben emplear estrictamente para cubrir los gastos derivados de su labor parlamentaria.

Ha cuestionado que el dinero de los grupos se pueda ingresar a las cuentas de los partidos políticos para "enjuagar deudas" y que algunos grupos "no tengan CIF propio", como el PSM y UPyD, por lo que el grupo Popular llevará esta iniciativa a la mesa del próximo lunes.

El grupo Popular pedirá que la Mesa aclare si el presupuesto de los grupos puede utilizarse para financiar a los partidos, ya que los grupos deben tener personalidad jurídica distinta.

La Asamblea de Madrid asigna anualmente a cada grupo una cantidad fija igual para todos de cerca de 490.000 euros y otra variable, de 17.800 euros por cada diputado.