Los vecinos de Loeches recogen firmas contra el traslado del vertedero de Alcalá

El vertedero de Alcalá, utilizado por 31 municios del este de la región, estará repleto en 2018

Loeches rechaza ahora la decisión adoptada por la Mancomunidad del Este

Alcalá pide al Gobierno regional que diga si el vertedero de Loeches se llevará a cabo

madrid

| 09.03.2016 - 18:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

31 municipios del este de la Comunidad de Madrid están pendientes del futuro del vertederó ubicado, actualmente, en Alcalá de Henares. Da servicio a miles de vecinos desde hace 35 años, pero tiene los días contados. En 2018 echará el cierre según lo previsto y entonces el municipio de Loeches debería acoger el nuevo vertedero. Pero los vecinos se este municipio, parece que han dado un paso atrás, aunque de ello no tiene constancia la Comunidad.

El proyecto de la nueva planta fue planteado para sustituir al actual vertedero de Alcalá de Henares, donde ahora depositan la basura los municipios mancomunados, y cuyo cierre está previsto en 2018, fecha en que la capacidad de almacenar residuos de la instalación alcanzará su límite.

Las instalaciones a cielo abierto del vertedero de Alcalá de Henares funcionan desde hace 35 años. Dan servicio a una población superior a los 650.000 habitantes. Al año se depositan en él, casi 260.000 toneladas de residuos.

En 2012 fue necearia la apertura de un quinto vaso para hacer frente a las necesidades.

EN 2018 EL VERTEDERO DE ALCALÁ DE HENARÉS ESTARÁ COLMATADO

El vertedero de Alcalá de Henares, donde depositan en la actualidad la basura 31 municipios de la zona este de Madrid rechaza ya acoger los residuos de empresas con el objetivo de aumentar su capacidad de almacenamiento, cuyo límite se alcanzará en 2018 e implicará el cierre de la instalación.

La decisión fue adoptada el pasado diciembre en el seno de la Mancomunidad del Este, entidad encargada de la gestión de los residuos del Corredor del Henares, y cuya presidencia ostenta durante esta legislatura el alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez.

La modificación del tipo vertidos aceptados en el vertedero rebajará de 250.000 a 200.000 las toneladas de basura acumuladas al año y permitirá retrasar en ocho meses el sellado del quinto vaso del vertedero, según el Ayuntamiento de Alcalá. Como contrapartida, la restricción de vertidos a empresas implicará menores ingresos para costear las instalaciones del vertedero.

Respecto a la medida, la Asociación de Empresarios del Henares (Aedhe), ha solicitado a la Mancomunidad del Este una moratoria que permita a los usuarios afectados por la prohibición encontrar una alternativa, que podría pasar por el vertedero situado en la localidad de Valdilecha.

EL MOVIMIENTO VECINAL DE LOECHES RECOGE FIRMAS CONTRA EL VERTEDERO

La Mancomunidad del Este ha justificado la decisión para ganar tiempo en la búsqueda de un recambio a las instalaciones de Alcalá, tras el fuerte rechazo social provocado por la planta de residuos proyectada en Loeches, cuya construcción está hoy en el aire, aunque la Comunidad de Madrid asegura que no tiene constancia del asunto.

La decisión de ubicar una planta de residuos en ese municipio fue adoptada en 2014 con el respaldo de la mayoría absoluta del PP y en medio de la protesta de numerosos vecinos, así como de los partidos de la oposición, que denunciaron las supuestas consecuencias negativas del proyecto para la salud de los ciudadanos y el medio ambiente.

Ahora, el Movimiento vecinal 'No Macrovertedero, Sí Residuos' ha iniciado una campaña de recogida de firmas contra una planta de residuos cuya construcción está prevista en el municipio madrileño de Loeches.

La campaña solicita a los vecinos del Corredor del Henares su adhesión a un manifiesto en el que se expresa el "rechazo rotundo" a la ubicación de un vertedero en Loeches o en cualquier municipio de la comarca, han señalado los impulsores de la campaña en una nota.

En el manifiesto, la plataforma justifica la iniciativa por el "cambio de actitud" del presidente de la Mancomunidad del Este y alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, sobre la idoneidad de la instalación.

"De todos es sabido que dicho regidor, junto con destacados dirigentes del PSOE de la comarca, siempre se han manifestado contrarios a la construcción del macrovertedero", subraya la plataforma.

Desde Alcalá de Henares, aseguran que si la situación no se desbloquea podrían romper la baraja. El alcalde de Alcalá de Henares y presidente de la Mancomunidad del Este, Javier Rodríguez, ha pedido este miércoles al Gobierno regional que "diga con rapidez" si el Plan Especial del vertedero de Loeches se llevará o no a cabo desde el punto de vista técnico y de ordenación del territorio. A su juicio, se trata de un "problema grave" ya que se trata de un vertedero "al que le quedan dos años de vida".

"Como presidente de la Mancomunidad represento a 31 municipios que están haciendo enormes esfuerzos de comprensión", ha apuntado. En este sentido, ha señalado que los grupos políticos deben arrimar el hombro en la cuestión ya que ha salido "preocupado de la falta de propuestas concretas de algunos partidos políticos" en la Comisión.

A este respecto, ha instado a Ciudadanos que "aclare" su postura ya que, a su juicio, "no vale decir no a Loeches y a la vez no tener ninguna alternativa que proponer". "La situación es tan compleja que más allá de la pertenencia a un partido o a otro tenemos que tener claro que es un servicio indispensable para los vecinos de esta toda Mancomunidad", ha aseverado.

En cuanto a la cuestión económica, el alcalde ha señalado que es necesario "cambiar de tecnología y cumplir la normativa europea" lo que les lleva a "tener que poner un precio de gestión a los residuos de 67 euros por tonelada". "Ese salto tecnológico no puede ser solo a coste de los impuestos locales de los vecinos sino que tiene que haber aportación de la Comunidad", ha dicho.

Por otra parte, Rodríguez ha señalado en Alcalá de Henares que llevan 35 años "de solidaridad" aportando el quinto vaso del vertedero y que "si continúan las presiones hacia la Mancomunidad" se podría plantear "salirse y buscar la solución que exijan los vecinos".

Javier Rodríguez acusa a la adminitración regional de "inmovilismo".

Sin embargo, desde la Comunidad de Madrid, el viceconsjero de Medioambiente, Miguel Angel Ruiz, recuerda que la ubicación del vertedero fue una decisión adoptada por la propia Mancomunidad del Este. "Estamos tramitando todo el expediente administrarivo y resolviendo las alegaciones presentadas" y calculan que el nuevo vertedero estrá en funcionamiento a primeros de 2018.