Las trabas de Carmena obligan a Wanda a despedir a su plantilla y vender el Edificio España

Carmena "Las inversiones son tan importantes como el patrimonio"

Aguirre ve "gravísimo perder una inversión" como Edificio España

madrid

| 12.01.2016 - 09:45 h
REDACCIÓN

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha acabado con la paciencia del grupo chino Wanda Group, hasta el punto de que el propietario del Edificio España amenaza con poner en venta el emblemático inmueble madrileño, según okdiario.es.

Como primera medida, añade este portal digital, Wanda Madrid Development, filial del grupo creada para sacar adelante el proyecto en la capital de España, comenzará a despedir a todo su personal la semana que viene.

UNA PLANTILLA DE 30 PERSONAS

Durante un proceso que se prolongará durante varios meses, Wanda Madrid Development irá comunicando a las 30 personas que tiene en plantilla la finalización de su relación laboral. El ritmo será de dos despidos a la semana. Este desmantelamiento de la plantilla puede ser el paso previo a la disolución de la compañía encargada de la rehabilitación y comercialización del Edificio España, según okdiario.es.

La venta del inmueble suena como una posible opción para el conglomerado empresarial chino, si bien es una operación complicada debido al alto precio de la construcción y a todas las trabas que el equipo de Carmena ha puesto para su rehabilitación. Encontrar un comprador será muy difícil, según explican las fuentes consultadas.

Ha habido recientes reuniones entre Wanda y el ayuntamiento, en un intento in extremis de desatascar una situación embarrada por la negativa del consistorio a aceptar las reformas de la fachada planteada por la empresa. Wanda llegó los encuentros dando por hecho que era muy complicado que el ayuntamiento cediera un ápice y aceptara los planes de la empresa.

FRACASO EN LAS NEGOCIACIONES

Ante el fracaso de las negociaciones, Wanda ha puesto en marcha el proceso por el que se despedirá a todos los trabajadores de su filial encargada del proyecto del Edificio España, así como otras medidas de desinversión.

El grupo chino compró el Edificio España en julio de 2015 por 265 millones de euros al Banco Santander con la intención de rehabilitarlo y reformar su interior con un ambicioso proyecto. La idea era que el inmueble, que lleva una década sin uso, albergara en su interior un hotel, apartamentos de lujo y un centro comercial.

El propietario del edificio puede demoler el interior, pero está obligado a respetar el aspecto de la fachada principal y los laterales mediante una reforma, dado su mal estado. El desacuerdo viene dado precisamente por esa reforma.

Tras diversos estudios, Wanda llegó a la conclusión de que la opción más segura y viable era desmantelar de forma controlada esas fachadas para volver a levantarlas con materiales idénticos pero nuevos y de mejor calidad. Sin embargo, el ayuntamiento de Madrid se opuso a esa opción y lleva meses exigiendo al propietario del Edificio España que repare los elementos degradados de las fachadas actuales.

Fuentes del proyecto han explicado a Okdiario que la opción que planteaba el ayuntamiento es técnicamente posible, pero económicamente inviable y con un alto riesgo para la seguridad de los obreros y las personas que pasen cerca del edificio.

CARMENA: LAS INVERSIONES SON TAN IMPORTANTES COMO EL PATRIMONIO

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha afirmado este martes en relación al abandono progresivo del proyecto de remodelación del edificio España, en Plaza de España, que "las inversiones son tan importantes como el patrimonio".

"Nuestra responsabilidad es cuidarlo y ser garantistas", ha afirmado la alcaldesa en Twitter en referencia al patrimonio de la ciudad y la situación del edificio España.

Además, Carmena enlaza una publicación en el Diario del Ayuntamiento de Madrid titulada 'El Ayuntamiento hace cumplir la protección del Edificio España determinada por la Comisión de Patrimonio'.

Recuerda el Consistorio que el grupo empresarial Wanda compró el Edificio España en 2014 "sabiendo que el inmueble estaba entonces protegido con un nivel 3 parcial por su valor histórico-artístico, lo que impedía tirarlo abajo".

Poco después y también en 2014, la Comisión Local de Patrimonio Histórico, en la que participan la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, "accedió a rebajar su blindaje" para favorecer "la puesta en valor de un edificio muy degradado debido a su inactividad".

Obligó, no obstante, a preservar "las partes que revisten importancia desde el punto de vista arquitectónico y escultórico". Es decir, era necesario respetar la fachada.

Añade que en julio de 2015, el grupo Wanda pidió al Ayuntamiento de Madrid, ya gobernado por Ahora Madrid, "tirar la fachada" alegando motivos de seguridad. Esta solicitud se rechazó y se aportaron informes de servicios municipales y dos estudios de expertos que avalaban que se podía reformar el edificio sin tirar la fachada.

A mediados de octubre de 2015, Wanda manifestó su intención de comenzar la obra "en breve sin tirar fachada", siguiendo pues las indicaciones del Ayuntamiento. No obstante, el Consistorio subraya las informaciones que aluden a la intención de la compañía de abandonar el proyecto.

"El Gobierno municipal tiene como prioridad garantizar el mantenimiento del patrimonio de esta ciudad y, en este sentido, se ha limitado a hacer cumplir el nivel de protección que dictaminó la Comisión Local de Patrimonio Histórico en 2014", concluye el Ayuntamiento.

AGUIRRE VE GRAVISIMO PERDER UNA INVERSION COMO EDIFICIO ESPAÑA

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Esperanza Aguirre, ha considerado este martes "gravísimo perder una inversión" como la del Edificio España después de que el grupo chino Wanda considerase "peligrosa" la solución decidida por el Ayuntamiento de Madrid y que pasaba por no desmontar la fachada bajo ninguna circunstancia.

"Es un asunto gravísmo que el grupo chino Wanda, que iba a hacer una inversión extraordinaria en un edificio emblemático, ha decidido levantar la oficina de Madrid y dejar esa inversión como consecuencia de que el Ayutamiento de Manuela Carmena no les ha dado permiso para hacer la rehbilitación desmontando la fachada", ha señalado Aguirre en declaraciones a la prensa.

Aguirre ha afirmado que es falso que fuera ilegal desmontar la fachada y ha remarcado que Wanda consideraba "peligrosa" la solución de levantar una vela de once metros de altura y más en un lugar con mucho viento. "Los de Wanda entendían que era peligroso", ha apuntado.

También ha asegurado que es "incierto" que detrás de esa solución estuviera un informe de la dirección general de Patrimonio de la Comunidad. "La Comunidad dice con toda claridad que las dos soluciones (la del Ayuntamiento y la de Wanda) eran posibles", ha apostillado.

Por eso ha rogado al Gobierno de Carmena y, en concreto, al delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, que se lo "piense dos veces porque son puestos de trabajos fijos para muchas familias madrileñas". "Me parece gravísimo en las circunstancias en las que estamos", ha terminado.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha instado hoy al Gobierno municipal encabezado por la alcaldesa, Manuela Carmena, a ponerse las "pilas" para conseguir nuevos inversores en lugar de "ahuyentarlos", como ha advertido que podría ocurrir en el caso del Edificio España.

"Espero que el Ayuntamiento se ponga las pilas y se ponga a trabajar no sólo para conseguir nuevos inversores, sino para revitalizar proyectos paralizados, como Castellana Norte", ha dicho.

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha exigido al Gobierno presidido por Manuela Carmena "menos debate ideológico y más realismo municipal" ante un hipotético "desierto de inversiones si gobierna vencido por sus complejos anticapitalistas y no por el bienestar de los madrileños".

Las declaraciones tienen como telón de fondo el edificio España. El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha asegurado que el Consistorio espera explicaciones de Wanda sobre la "sorprendente" información que apunta a su retirada del proyecto de reforma del edificio y remarca que, de confirmarse, sería un abandono emprendido de manera "unilateral" y que revelaría su "irresponsabilidad" y su "poca fiabilidad" como inversor.

"Madrid es una ciudad con muchísimos desarrollos encima de la mesa y oportunidades de inversión que no podemos dejar escapar", ha alertado Villacís en una entrevista en Telemadrid.

La edil ha anunciado que su partido "va a reunirse en los próximos días con el grupo inversor chino para ver si existe todavía alguna oportunidad de salvar la inversión y los cientos de puestos de trabajo, directos e indirectos, que supondría". La portavoz madrileña de C's ha pedido al Ejecutivo madrileño que "deje de poner trabas y de espantar inversiones".