La sanidad de Madrid atiende las urgencias mientras rechaza la privatización

La Comunidad de Madrid cifra en un 25,93 % el seguimiento del paro sanitario

Los sindicatos hablan de porcentajes entre el 85 y el 87 por ciento

González mantiene sus planes en Sanidad y exige que no engañen a madrileños

Los Sindicatos dicen que más de 150 centros de Atención Primaria realizaron encierros anoche

Sanidad cifra el seguimiento de la huelga en el turno de tarde en un 18,8 por ciento

madrid

| 27.11.2012 - 08:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha cifrado el seguimiento de la huelga sanitaria en el turno de tarde de esta segunda jornada de paro en un 18,8 por ciento, siendo mayor en Atención Primaria que en hospitales, han informado fuentes del departamento que dirige Javier Fernández-Lasquetty.

En concreto, según la Consejería, en el turno de tarde el seguimiento en Atención Primaria ha sido de un 37,62 por ciento mientras que en los hospitales se ha recogido un respaldo del 10,08 por ciento de los trabajadores.

SEGUIMIENTO POR LA MAÑANA

Los hospitales y centros de salud de Madrid, que han funcionado este martes al mínimo durante la segunda jornada consecutiva de huelga, atendían las urgencias mientras que muchos médicos con pegatinas "antiprivatización" en sus batas blancas secundaban el paro y auguraban el "fracaso" del sistema de sanidad.

En los pasillos de los hospitales Gregorio Marañón y Niño Jesús había hoy un trasiego similar al de un día normal con la diferencia de que varios grupos de médicos se dedicaban a recoger firmas contra los planes del gobierno regional, mientras que muchos pacientes volvían a sus casas después de haber sido citados para otro día.

En los centros de salud Príncipe de Vergara y Lagasca, en las calles homónimas, y en el Ciudad Jardín, de la calle Pantoja, que también han funcionado con servicios mínimos, la huelga ha provocado la cancelación de citas y algún retraso en la atención de las urgencias.

Los médicos y los sindicatos han estimado en un 80 por ciento el seguimiento de la huelga esta mañana, aunque la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha informado de que el 25,93 % de los trabajadores han secundado el paro.

SOLIDARIZACIONES Y RIÑAS

En los centros de salud, como en los hospitales, había carteles con la advertencia para los usuarios de que solamente serán atendidos los casos de "urgencias vitales".

Ni un grupo de presos custodiado por la Guardia Civil ha podido librarse de la huelga porque después de haber sido trasladados hasta el Gregorio Marañón desde una prisión madrileña han debido volver a ella porque la atención en las consultas era prácticamente nula.

En la esquina de las calles O'Donell y Doctor Esquerdo, un grupo de médicos explicaba su postura a los transeúntes. "Muchas personas se solidarizan aunque otras nos riñen, como una señora que nos llamó embusteros y nos dijo que la vida nos pasará factura por lo que estamos haciendo", explicaba Elena Hurtado, una médico residente del Gregorio Marañón. "Estamos horrorizados con la privatización del sistema sanitario; hacemos huelga como pacientes", ha dicho Hurtado, convencida de que "la gente no tiene información exacta sobre lo que va a ocurrir con la sanidad; en el futuro no todo el mundo tendrá acceso a la calidad de la sanidad que tenemos ahora".

Dentro del hospital, una representante de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM), la médica Magdalena Salcedo, ha lamentado que la "privatización" de la sanidad pública haya sido "gestada sin contar con profesionales médicos y técnicos" y así, dice, o han manifestado más de seiscientos jefes de servicio de varios hospitales de Madrid.

Salcedo ha reiterado que "no hay razón política ni ideológica en la postura del colectivo médico; también somos pacientes y nos movilizamos porque la sanidad pública está en franca amenaza". En este hospital, algunos pacientes han afirmado que fueron atendidos como estaba previsto, y otros, comprensivos con la situación, aceptaron "reprogramar" sus citas para otra fecha.

En el hospital Niño Jesús, Alicia García, que salía de consulta con su hija, ha expresado su satisfacción con el servicio que le ha prestado siempre el centro aunque "teme" una privatización de los servicios. "Ya veremos como termina esto", ha dicho.

Una opinión parecida es la de Gemma Solanilla, madre de una niña que acudía a consulta: "Los recortes en sanidad los pagaremos los pacientes", ha dicho esta mujer, quien no ha tenido problemas derivados de la huelga, aunque al llegar se encontró con la avenida de Menéndez Pelayo cortada por la manifestación de un grupo de médicos.

En la entrada del Centro de salud Príncipe de Vergara una joven que desde hacía "veinte minutos "esperaba atención en urgencias para su hija ha declarado a Efe que en ese tiempo habían entrado al menos otras cinco personas a las instalaciones.

Entre ellas, ha dicho, una señora se ha quejado de que se marchaba "sin ser atendida y sin cita para otro día" y ha añadido que le han atendido "con la persiana medio bajada". Una celadora del centro ha declarado que han estado "explicando" a los pacientes el motivo de la huelga y que la mayoría "no ha protestado".

GONZÁLEZ MANTIENE SUS PLANES EN SANIDAD Y EXIGE QUE NO ENGAÑEN A MADRILEÑOS

El presidente de Madrid, Ignacio González, ha dicho que no dará marcha atrás en su plan de externalización de servicios en la Sanidad madrileña, a pesar del rechazo de los trabajadores, a los que ha advertido de la "irresponsabilidad" que comenten cuando "mienten" a los ciudadanos con este asunto.González ha hecho estas declaraciones hoy, después de firmar un convenio de vivienda con Cáritas, en el día en que los trabajadores de la Sanidad madrileña llevan a cabo la segunda jornada de huelga en contra de la política sanitaria y de la externalización de servicios que planea el Gobierno regional.

El presidente ha asegurado que el Ejecutivo madrileño "no tiene ningún plan de acoso, ni de derribo contra nada" sino que su responsabilidad es "mantener en funcionamiento los servicios públicos extraordinarios que se han construido en la Comunidad en los años de bonanza" y que ahora corren peligro por la crisis económica.Según González, el eslogan de esta huelga -"La Sanidad no se vende, se defiende"- "y lo que está detrás de las movilizaciones sindicales, es falso de toda falsedad" pues ha recalcado que "nadie está privatizando ni va a privatizar" el sistema sanitario y que va a mantener su carácter "universal, gratuito y de la máxima calidad".

TOMAS GÓMEZ: RECTIFICACIÓN" EN LA PRIVATIZACIÓN DE LOS HOSPITALES

El portavoz socialista de la Asamblea de Madrid, Tomas Gómez, dijo este martes que al Gobierno regional "sólo le queda el camino de la rectificación" en su propuesta de privatizar los hospitales y centros de salud."Quieren acabar con el sistema sanitario público", dijo Gómez, quien afirmó que "lo más inmoral es hacer negocio con la enfermedad de la gente".

Asimismo, pidió a las empresas privadas que "están tanteando para quedarse con los hospitales, que desistan de comprar lo que es de todos" y avisó de que "cuando gobernemos revertiremos todas las privatizaciones".

ENCIERROS NOCTURNOS

Mientras, trabajadores de cerca de más de 150 centros de salud de la Comunidad han realizado durante esta noche encierros, bajo el lema 'Noche Blanca', para protestar contra las nuevas medidas sanitarias que quiere articular el Ejecutivo regional para 2013.

Según ha explicado un portavoz de los sindicatos convocantes de la huelga sanitaria a Europa Press, la respuesta de los centros de Atención Primaria a las protestas contra los planes de Consejería ha sido muy positiva, como revela que se hayan superado las previsiones iniciales de encierros en los centros de salud. Junto a ello, ha recordado que se realizan también encierros en una veintena de centros hospitalarios.

Paralelamente a los encierros, trabajadores de varios centros de salud están realizando también concentraciones de protesta, donde se han desplegado pancartas como 'La sanidad no se vende, se defiende'.Por otro lado, se está analizando la posibilidad de convocar una asamblea de responsables de Centros de Salud este miércoles 28 y analizar balance de la recogida de firmas y los resultados de los encierros.