La Policía no cree que la bengala fuese la causa de la avalancha

González pide "llegar hasta el final" y "depurar responsabilidades"

Botella respalda a Villanueva por su "rigor y responsabilidad" en la labor tras los sucesos

El sindicato USO denuncia que la empresa de seguridad/dentro del recinto es ilegal

El SUP cree que el juez puede declarar responsable civil subsidiario al Ayuntamiento

madrid

| 05.11.2012 - 11:36 h
REDACCIÓN

El juez que investiga la avalancha de la fiesta de Halloween en el Madrid Arena, en la que murieron cuatro jóvenes, ha ordenado a la Policía que se mantenga precintado el recinto por si tiene que realizar alguna diligencia en el lugar de los hechos, según fuentes jurídicas. El magistrado Eduardo López Palop, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid y que se encarga de la investigación al estar de guardia el día del suceso, espera recibir mañana martes el atestado de la Policía sobre lo ocurrido esa madrugada.

La Policía no cree que el lanzamiento de bengalas u otros elementos pirotécnicos fuesen la causa de la avalancha que costó la vida a las cuatro jóvenes durante la macrofiesta de Halloween en el Madrid Arena, según informan a Europa Press fuentes de la investigación llevada a cabo por el Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, que previsiblemente remitirá este martes su atestado inicial al juez de Madrid que investiga los hechos.

Según las mismas fuentes consultadas, esta es una de las conclusiones a las que apuntan los investigadores en el marco de sus pesquisas tras la visualización de horas de grabación de las cámaras de seguridad, tanto del interior como del exterior del recinto ubicado en la Casa de Campo.

A partir de ese visionado, los investigadores se centran en analizar las causas que permitieron la entrada masiva de personas sin control en el momento en el que iba a comenzar la actuación central de la noche a cargo de DJ estadounidense Steven Aoki. A juicio de la Policía, esta fue la causa que generó la avalancha mortal en uno de los pasillos colindantes del Pabellón Madrid Arena.

Pese a todo, los expertos de la Policía Científica siguen analizando los restos de la bengala encontrada en su primera inspección ocular del lugar.

En los últimos días, el Grupo V de Homicidios ha llevado a cabo decenas de interrogatorios, según otras fuentes, que indican que se ha citado a todo el personal de seguridad contratado por la empresa organizadora, es decir, tanto los 38 vigilantes privados y como los 75 auxiliares que se encontraban en el recinto.

Además también han declarado asistentes a la macrofiesta e incluso familiares. Entre los testimonios recabados, estas fuentes destacan el de un joven que se encontraba en la pista central del pabellón y que relata que se movían "como olas" y que no era posible desplazarse de forma autónoma. Este tipo de revelaciones vendría a reforzar las sospechas de la Policía que apuntan a que se superó la capacidad de 10.600 personas de aforo permitido en el recinto.

USO DENUNCIA QUE LA EMPRESA DE SEGURIODAD CONTRATADA ES ILEGAL

Hay muchas dudas sobre el papel que desempeñó la empresa Kontrol 34 encargada de la seguridad en el Madrid Arena. Como ya adelantaba Telemadrid este fin de semana en sus telenoticias, esta empresa ni se dedicaba a la seguridad ni sus empleados estaban cualificados para hacer este tipo de tareas. Según denuncian los sindicatos lo único que hicieron fue vestirles con un chaleco fosforito.

Por el momento, el magistrado instructor del procedimiento incoado en el Juzgado número 51 de Madrid a raíz de los hechos ha decidido mantener el precinto del Madrid Arena, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

ACTAS SOBRE LA LICENCIA DE FUNCIONAMIENTO

Por su parte, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha presentado en el Juzgado las actas policiales que demuestran que el pabellón Madrid Arena carecía de licencia, al menos hasta 2006, y ha insistido en que este requisito es obligatorio pese a que el ayuntamiento de la capital opina lo contrario.

Tal y como anunció este fin de semana, el SUP ha presentado las actas al titular del Juzgado de Instrucción número 51, Eduardo López Palop, que investiga las causas de la avalancha que provocó en la madrugada del jueves la muerte de cuatro chicas que asistían a una macrofiesta de Halloween.

Esas actas, firmadas por Javier Alonso, entonces coordinador de seguridad de la Policía para la temporada de la Liga ACB en el equipo del Estudiantes, reflejan que el pabellón, donde jugaba sus partidos este club, carecía de licencia de funcionamiento y fueron remitidas a la Comunidad de Madrid y a la Oficina Nacional de Deportes de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana.

El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, ha señalado este lunes que un acta de diciembre de 2006 ya señalaba que el Madrid Arena no tenía licencia de funcionamiento, por lo que señala que el juez que lleva la instrucción "puede declarar responsable civil subsidiario al Ayuntamiento de Madrid" si concluye que "no cumplía requisitos".

EL MADRID ARENA CUMPLE LAS NORMAS DE SEGURIDAD DE 2001

Mientras, el Ayuntamiento de Madrid asegura que el Madrid Arena cumple toda la normativa de seguridad y emergencia del momento en el que se construyó, la Ley del Suelo de la Comunidad de 2001, y que al no haberse producido un cambio de licencia ni de uso no era necesario acometer los criterios estipulados en legislaciones ulteriores, en referencia al código técnico de edificación de 2006. Además, la delegada de Urbanismo del consistorio, Paz González, ha remarcado que la misma normativa establece que en el caso de este edificio, de titularidad cien por cien municipal y dirigido por funcionarios municipales, se le aplica el artículo 151 de la Ley de Suelo, que establece que el "el propio proyecto es constitutivo de licencia".

GONZÁLEZ PIDE "LLEGAR HASTA EL FINAL" Y "DEPURAR RESPONSABILIDADES"

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha pedido hoy "llegar hasta el final" y "depurar responsabilidades" en la investigación del accidente del Madrid Arena, que tuvo lugar la noche de Halloween y en el que fallecieron cuatro jóvenes.

En unas declaraciones a los medios, González ha recordado que "las leyes hay que cumplirlas" y lo que hay que ver es "quién ha sido el responsable" de la avalancha del recinto Madrid Arena, propiedad del Ayuntamiento de Madrid, y exigir responsabilidades, ya que "los hechos que se produjeron son muy lamentables".

En el caso de la Comunidad de Madrid ha señalado que no autorizan fiestas de este tipo en sus instalaciones, sino conciertos y otro tipo de espectáculos "que tienen que cumplir escrupulosamente la normativa vigente".

BOTELLA RESPALDA A VILLANUEVA POR SU LABOR TRAS LOS SUCESOS DEL MADRID ARENA

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha respaldado este lunes al vicealcalde, Miguel Angel Villanueva, por ejercer su labor tras los sucesos del Madrid Arena "con el máximo rigor y responsabilidad".La primera edil ha mostrado así su apoyo al vicealcalde, de quien ha destacado su "reconocimiento al trabajo de coordinación e información" del edil.

"Quiero reconocer el trabajo de coordinación e información de Miguel Angel Villanueva, que desde el primer momento ha ejercido con el máximo rigor y responsabilidad sus tareas de portavoz del gobierno municipal", ha señalado la alcaldesa en el acto de presentación de la tercera fase de la ciudad deportiva del Real Madrid en Valdebebas.

TORRES-DULCE PIDE RAPIDEZ EN ESTABLECER RESPONSABILIDADES

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha señalado hoy que hay que ser "muy rigurosos" en la investigación de la avalancha humana que ha provocado la muerte de cuatro chicas durante la fiesta de Halloween celebrada en el Madrid Arena y ser lo "más rápido posible" en establecer responsabilidades.

En declaraciones a los periodistas antes de inaugurar unas jornadas de fiscales especialistas en cooperación internacional, Torres-Dulce ha destacado acerca de este suceso que hay ser "realmente muy rigurosos en la investigación, esperar los dictámenes periciales y dentro de las posibilidades ser lo más rápido posible a la hora de establecer el marco jurídico de responsabilidades".