La Paz asegura que ningún bebé ingresado tiene infección a causa de la bacteria

Se sigue investigando el caso de un bebé fallecido aunque todo apunta a un conjunto de causas

madrid

| 01.02.2017 - 12:28 h
REDACCIÓN

El Hospital de La Paz ha remarcado este miércoles que ningún bebé ingresado en el centro tiene infección a consecuencia de la bacteria Serratia y que se sigue investigando las posibles causas de la muerte de un neonato, si bien todo apunta a una conjunción de factores.

Fuentes del centro han insistido que en el centro permanecen ingresados 11 niños que portan la bacteria pero no tienen infección. Estos menores continúan ingresados en otras dependencias de la sección infantil del hospital por causas relacionadas con su nacimiento prematuro.

La bacteria afectó a 51 niños, de los cuales 24 estuvieron en contacto con la bacteria (colonizados) y 27 tuvieron alguna infección, generalmente leve como conjuntivitis. La mayoría de los niños afectados por este brote han evolucionado satisfactoriamente y se encuentran de alta en sus domicilios, si bien, uno de ellos falleció con una probable asociación a la sepsis por Serratia, aunque "no se puede establecer que esta que sea la

única causa ya que se trata de un prematuro de 25 semanas de gestación, un peso inferior a mil gramos y otras patologías asociadas a la prematuridad", indica el centro.

Al respecto, las mismas fuentes indican que se sigue estudiando para tratar de esclarecer la causa "última" de la muerte pero que todo apunta a una conjunción de causas.

La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de neonatos del Hospital de La Paz se ha "vaciado" para proceder a su limpieza intensiva con peróxido de hidrógeno vaporizado al detectarse la presencia de una bacteria denominada Serratia.

Desde el hospital indican que la descontaminación está en proceso de completarse, pues la semana pasada se decidió trasladar a los niños de la UCI a otras dependencias de la sección infantil del centro, y prevén que en los próximos días quede finalizada.

CONTROLADA LA INFECCIÓN

El portavoz del Gobierno regional, Angel Garrido, ha manifestado que la infección bacteriana en la unidad de neonatos del Hospital de La Paz "parece ser que ya se controló" y ha añadido que "la mayor parte" de los 50 bebés que pudieron tener contacto con estas bacterias ya están en casa aunque "algunos siguen en observación en el hospital".

Garrido ha hecho las declaraciones tras inaugurar la línea de autobús que unirá Vicálvaro con la Cañada Real. "Hubo una contaminación por una bacteria. Fue una infección hospitalaria que lamentablemente se producen", ha señalado.

El portavoz ha explicado el caso de uno de los bebés que falleció y que tenía problemas asociados a un nacimiento prematuro. Ahora tendrá lugar una investigación para determinar las causas de la infección.