La Comunidad rehabilitará sus hospitales públicos más antiguos

La Comunidad de Madrid pondrá en marcha una plan de actuaciones prioritarias para rehabilitar o mejorar las infraestructuras de los hospitales públicos madrileños, especialmente los más antiguos, como el 12 de Octubre, el Gregorio Marañón o el Ramón y Cajal. En la rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno, la presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha dicho que el objetivo de este plan es "mejorar la calidad de los centros donde se presta asistencia sanitaria evitando cualquier incidencia puntual que pueda resultar molesta para los usuarios".

Según la presidenta, el programa concretará las actuaciones prioritarias de renovación o rehabilitación, el calendario de actuaciones y el presupuesto necesario.

El anuncio del Gobierno regional se produce después que este fin de semana se desprendiera una parte del techo en el área de Oncología del Hospital Gregorio Marañón y la rotura de una conducción de agua en las Urgencias de adultos del 12 de Octubre.

Cristina Cifuentes ha asegurado, sin embargo, que el presupuesto para este plan será incluido en los presupuestos de los próximos tres o cuatro años puesto que no podrá ser abordado en uno solo. "Estamos elaborando el presupuesto para 2017, en el que este programa de actuación tendrá una cuantificación y un reflejo presupuestario, conscientes de que no podrá ser abordado ni mucho menos en un año", ha dicho la presidenta.

Acerca de las incidencias del fin de semana, Cifuentes ha celebrado que no haya afectado físicamente a nadie, y ha afirmado que se trata de incidencias que suceden a lo largo del año en una red pública sanitaria "verdaderamente grande", que engloba 35 hospitales públicos y más de 400 centros de salud en 2 millones de metros cuadrados que funcionan 24 horas cada día.

La presidenta ha explicado que, además de la actuación ante las incidencias y de que cada centro tiene sendas partidas específicas en sus presupuestos para reparaciones, en el último año el gobierno regional invirtió 100 millones de euros en mantenimiento de los centros y en dotarlos con equipamiento de última tecnología.

Cifuentes ha reconocido que ahora hay infraestructuras que no están en las mejores condiciones y que "probablemente no se destinó dinero suficiente" a su mantenimiento, por lo que ahora "más allá de pensar en nuevas infraestructuras", toca pensar en rehabilitación de las más antiguas otorgando prioridad a los hospitales, muchos de los cuales son "muy antiguos y necesitan reparaciones".

La presidenta ha añadido que Sanidad hará un diagnóstico de las necesidades de cada infraestructura, "para ver las prioridades, presupuestarlas e ir actuando sobre lo más urgente".

LAS UNIVERSIDADES TENDRÁN UNA FINANCIUACIÓNFIJA Y OTRA VARIABLE EN FUNCIÓN DEL CUMPLIMIENTO DE SUS OBJETIVOS

Además, el Consejo de Gobierno ha conocido este martes el primer informe del anteproyecto de la futura Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior (EMES), que, entre otras medidas, contempla que las universidades madrileñas tendrán una financiación fija y otra variable en función de cumplimiento de objetivos. Así lo ha afirmado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha dicho que esta ley tiene como finalidad principal dotar de herramientas a las universidades de la región para incrementar y mejorar la docencia innovadora y la transferencia de conocimiento a la sociedad.

El texto pretende dotar a los centros académicos de herramientas que amparen e impulsen su competitividad nacional e internacional gracias, sobre todo, al diseño de un nuevo marco de financiación basado en criterios que promuevan la excelencia de nuestro sistema universitario. Pretende también potenciar la interlocución con los estudiantes mediante otras medidas como otorgar un mayor protagonismo al Consejo Social de las universidades.

En la nueva ley se cambia el modelo de financiación estableciendo una parte fija y otra variable. Los porcentajes de las aportaciones fijas y variables no están aún establecido, ha afirmado Cifuentes, quien, no obstante, ha precisado que la aportación fija debe "garantizar el servicio público de calidad y va a ser igual para todas las universidades". La aportación variable pretende "estimular y premiar" a las universidades que mejoren la docencia o la investigación. Esta parte de la financiación variable y plurianual tendría en cuenta criterios que puedan medir la investigación, la docencia y la transferencia de conocimiento de las universidades.

Se trata de objetivos evaluables como el número de publicaciones, el impacto de las mismas, la inserción laboral de los titulados, el uso de nuevas metodologías docentes, la adopción de buenas prácticas internacionales, la capacidad para captar fondos para proyectos de investigación, la internacionalización y atracción de estudiantes extranjeros o sus planes de estudios biling~es, por citar algunos ejemplos.

ATRACCION Y RETENCION DEL TALENTO

El borrador incluye medidas que favorecen la creación de figuras de profesorado que promuevan la movilidad internacional con convocatorias que se lleven a cabo con procedimientos objetivos y transparentes. Se trata también de poder flexibilizar y agilizar los mecanismos de selección actualmente existentes y permitir así que se pueda reclutar con mayor facilidad a profesionales de reconocido prestigio.

El impulso de la participación activa de los estudiantes universitarios madrileños es otro de los objetivos que recoge el borrador. Para ello, la Comunidad de Madrid constituirá el Consejo de Estudiantes Universitario, como órgano de representación y participación estudiantil en el sistema universitario madrileño.

Además se fomentará la participación de los alumnos en la evaluación del profesorado mediante parámetros de docencia, cuestión que se tendrá en cuenta en los indicadores de calidad de las universidades públicas vinculados a la financiación.

La futura Ley pretende impulsar la coordinación universitaria dentro del Espacio Madrileño de Educación Superior (EMES) para mejorar la oferta educativa y promover la cooperación entre universidades, así como la integración plena en el EMES de las Enseñanzas Artísticas Superiores e impulsar las pasarelas entre la enseñanza universitaria y la Formación Profesional Superior.

También fomentar la creación de estructuras que propicien una mejora en el desarrollo de investigación de alto nivel con la creación y reconocimiento de grupos de investigación y centros de investigación de alto rendimiento. Propuestas todas que son totalmente respetuosas con la legislación nacional (la LOMLOU) y con la Autonomía Universitaria, amparada por la Constitución.

Según ha señalado Cifuentes, la Comunidad de Madrid lleva trabajando desde el inicio de la Legislatura en la elaboración de este proyecto de Ley. El trabajo se ha desarrollado a través de diferentes mesas de trabajo cuyas conclusiones se plasmaron en un documento de ideas que ha servido de base para este anteproyecto de Ley.

Ese documento, titulado 'La modernización del Espacio Madrileño de Enseñanza Superior. Ideas para el debate', se distribuyó el pasado mes de junio a toda la Comunidad educativa universitaria, a los sindicatos y a los grupos parlamentarios en la Asamblea de Madrid para su debate y análisis.

Una vez que se lleve a cabo el proceso de audiencia pública de la memoria de este anteproyecto de Ley en el Portal de Transparencia de la Comunidad de Madrid, será aprobado por el Consejo de Gobierno y posteriormente remitido a la Asamblea de Madrid para su tramitación parlamentaria.