En libertad con cargos los 5 detenidos en la huelga de limpieza de Madrid

Cinco detenidos y 29 identificados por quemar contenedores por la huelga de limpieza

Los sindicatos cifran en un 97% el seguimiento de la huelga de limpieza

El 100% de los servicios mínimos acudió a trabajar, según el Ayuntamiento

Las tres concesionarias que plantean ERE ofrecen reducir los despidos un 12%

madrid

| 05.11.2013 - 08:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cinco personas han sido detenidas en las primeras horas de la huelga indefinida de trabajadores de jardinería y de limpieza viaria en Madrid, que, según los sindicatos convocantes, ha tenido un amplio seguimiento. Según la Jefatura Superior de Policía, los agentes han detenido en el barrio de Carabanchel a cinco personas, acusadas de daños y desórdenes públicos, e identificaron a otras 29 en diferentes distritos donde se produjeron incidentes como quema de vehículos y otros daños.

Los cinco detenidos esta madrugada en Madrid acusados de daños y desórdenes públicos durante la huelga indefinida de limpieza convocada en la capital han sido puestos en libertad con cargos. A los arrestados se les intervino dos cajas de pastillas incendiarias con gasolina, dos mecheros y un tirachinas metálico con 28 canicas de cristal.

Un total de 14 vehículos privados resultaron dañados, así como uno del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la capital fue incendiado.

La huelga indefinida de jardinería y limpieza viaria, a la que están convocados 6.000 trabajadores, comenzó a medianoche para exigir la retirada de los expedientes de regulación de empleo (ERE) planteados por tres (OHL-Ascan, FCC Servicios Ciudadanos y Sacyr-Valoriza) de las cuatro empresas adjudicatarias de estos servicios, que afectarían a un total de 1.135 personas.

Los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) han cifrado al mediodía el seguimiento de la huelga en torno a un 97 y un 100 por ciento, respectivamente.

El Ayuntamiento ha informado de que se presentaron a trabajar el cien por cien de los empleados convocados para cubrir los servicios mínimos, pero solo el 75,6 por ciento pudo salir a desarrollar su labor durante el turno de noche por "problemas con los piquetes".

PIQUETES VIOLENTOS

Por parte de las empresas concesionarias, su portavoz ha dicho a Efe que las firmas están abiertas a posibles acuerdos con "voluntad de diálogo" y "fe negociadora".

Esta fuente ha denunciado que algunos piquetes "muy violentos" en varios centros han impedido cumplir con sus funciones a los trabajadores convocados para cubrir los servicios mínimos.

De hecho, algunos trabajadores "han salido con bolsas y sin el carro" que suelen utilizar en sus tareas de limpieza, por "temor" a los "posibles destrozos" que pudieran causar los piquetes.

Debido a estas amenazas, algunos vehículos de limpieza viaria han tenido que contar con escolta policial, ha explicado el portavoz de las empresas de limpieza, quien ha denunciado daños en al menos una decena de vehículos de limpieza, pintadas con amenazas, contenedores volcados, papeleras arrojadas a la calle o rotura de cerraduras, vandalismo y pintadas en una treintena de casetas.

A esta huelga indefinida están llamados 6.000 trabajadores que exigen la retirada de los expedientes de regulación de empleo (ERE) planteados por tres de las cuatro empresas adjudicatarias de la limpieza madrileña, OHL-Ascan, FCC-Servicios Ciudadanos y Sacyr-Valoriza.

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha dicho que "el modelo neoliberal impuesto en el servicio de limpieza" por el Ayuntamiento es la raíz del conflicto que ha generado la huelga y ha expresado su temor a que esta pueda poner en "riesgo de colapso" a la ciudad.

Los grupos municipales de UPyD y de Izquierda Unida (IU) han manifestado su rechazo a las políticas del Ayuntamiento de Madrid, causantes, a su juicio, de la huelga indefinida.

En una nota de prensa, el portavoz de UPyD, David Ortega, insta al Ayuntamiento a asumir la responsabilidad porque el PP ha diseñado un sistema de limpieza, vigente desde el 1 de agosto, que "está fallando".

La portavoz Medio Ambiente de IU, Raquel López, ha manifestado su "total apoyo" a la huelga al entender su formación que son las políticas de la alcaldesa, Ana Botella, las culpables de la "sangría de despidos" y del "deterioro evidente" de los servicios públicos.

Félix Carrión, de la Federación de Servicios Privados de CCOO Madrid, ha pedido a la ciudadanía colaboración y paciencia "ante la reacción desesperada de los trabajadores", ya que no solo está en juego los puestos de trabajo sino también el servicio público a los ciudadanos".

LAS TRES CONCESIONARIAS QUE PLANTEAN LOS ERE OFRECEN REDUCIR LOS DESPIDOS UN 12%

Las tres empresas concesionarias del servicio de limpieza viaria y jardinería de la ciudad que plantean un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) han ofrecido a los sindicatos reducir un 12 por ciento el número de despidos inicialmente planteado (1.134), a cambio de negociar fórmulas alternativas de ahorro de costes, lo que afectaría a unos 136 trabajadores.

Así lo han indicado fuentes de las concesionarias para relatar que este planteamiento es el que han trasladado en la negociación con los representantes de los trabajadores sobre el ERE y de cara a conseguir la desconvocatoria de la huelga, dentro de una actitud de "buena voluntad negociadora".

Según las mismas fuentes, el ERE planteado se fundamenta por "causas productivas y organizativas" para buscar la "viabilidad" de los contratos, que no exigen mínimo de personal sino criterios de eficiencia.

El responsable de limpieza viaria de UGT, Juan Carlos del Río, ha manifestado este martes en el marco de la huelga indefinida en el servicio de limpieza de Madrid, que los empleados no van a aceptar las condiciones que han puesto sobre la mesa las empresas adjudicatarias y que pasan por el despido de 1.100 empleados, al tiempo que ha hecho un llamamiento a que se ponga en marcha una "negociación normal y razonable".

"Pedimos la retirada del ERE, de esas pretensiones tan salvajes y que se vuelva a la normalidad. Queremos una negociación normal y razonable, sin presiones de este tipo porque negociamos con la presión de los trabajadores y de los que ya están despedidos", ha señalado del Río, quien ha manifestado que desde agosto y hasta la fecha ha habido un total de 375 empleados despedidos.