El 88,5% de los contratos firmados por mujeres jóvenes fueron temporales

La brecha salarial con respecto a los hombres alcanza los 3.000 euros al año

madrid

| 06.03.2017 - 15:51 h

Si es mujer y es joven tiene muchas papeletas para sufrir doble discriminación laboral.El 88,5% de los contratos a jóvenes menores de 25 años son de carácter temporal. La brecha salarial con respecto a los compañeros varones alcanza los 3.000 euros al año. Son datos del informe del sindicato UGT presentados esta mañana.

El 88,5 por ciento de los contratos de trabajo firmados por mujeres menores de 25 años en la región fueron temporales en 2016, un 1,8 por ciento más que el 86,7 por ciento registrado en los varones en el mismo concepto, según precisa un informe elaborado por UGT con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que muestra los datos de situación de las trabajadoras jóvenes en la Comunidad.

El informe del sindicato precisa que, al término del año pasado según la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2016, en la región había un 35,33 por ciento de mujeres menores de 25 años sin trabajo, frente a un 40,24 por ciento de hombres.

No obstante, el sindicato ha aclarado que a pesar de que el porcentaje de las mujeres jóvenes paradas está 5 puntos por debajo al de los hombres, "no quiere decir que éstas tengan un nivel de empleo superior" sino que "se debe a que existe un mayor número de ellas que continúan cursando estudios" por lo que "no se contabiliza ni como desempleadas ni siquiera como población activa".

Según los datos recogidos por el informe, el 61,8 por ciento de las mujeres se encuentran en puestos de trabajo que requieren una menor cualificación. Aunque las tasas más altas de paro corresponden a los niveles formativos más bajos, en España, "tener estudios no te protege del desempleo", señala el sindicato.

Así, mientras que en Europa la tasa media de desempleo en los niveles de educación superior se sitúa en un 6 por ciento en el caso de las mujeres y un 5 por ciento en el caso de los hombres, en España alcanza un 15 por ciento y 11 por ciento, respectivamente.

"A pesar de presentar niveles formativos superiores al de los hombres, esto no se traduce en que las mujeres tengan mejores condiciones laborales", ha resaltado el sindicato.

"LOS ESTEREOTIPOS ESTAN PRESENTES EN LAS CARRERAS UNIVERSITARIAS"

En cuanto a la elección de estudios universitarios, "los estereotipos de género siguen marcando la libre elección del alumnado", es decir, "aún existen carreras feminizadas y carreras masculinizadas", han indicado.

El informe muestra que las ramas más "feminizadas" son las que tienen que ver con el cuidado, ya sea de menores, enfermos, dependientes, mientras que las "masculinizadas" corresponden a estudios de fuerza, mecánica o habilidad mental.

Así, en las universidades madrileñas, un 53,5 por ciento de las mujeres estudian carreras relacionadas con las ciencias, frente a un 46,5 por ciento de los hombres. En concreto, las ciencias de la salud registran un 67,7 por ciento de mujeres frente a un 32,3 por ciento de varones.

En cuanto a la rama de artes y humanidades, un 63,2 por ciento escogen carreras de este rango, frente a un 36,8 por ciento de hombres. Por el contrario, los estudios relacionados con ingeniería y arquitectura tienen mayor presencia de hombres con un 71,1 por ciento frente a un 28,9 por ciento de mujeres.

Por ello, UGT ve "necesario" revertir la situación, ya que "las mujeres están condenadas a sufrir unos niveles de precariedad laboral que van a condicionar, no sólo el momento actual de dificultad del acceso y permanencia en el mercado laboral, sino también su futuro a medio y largo plazo".

"Es urgente reflexionar sobre las políticas de empleo existentes y cómo están afectando al colectivo menor de 30 años", ha subrayado el sindicato, al tiempo que ha propuesto "un Pacto de Estado, reforzar las políticas activas de empleo y luchar contra los estereotipos de género" para revertir la situación de desigualdad laboral entre hombres y mujeres.