Desmantelan la tuneladora de las obras del tren Navalcarnero-Móstoles

Las obras llevan 6 años paradas y el grupo OHL no tiene intención de reemprenderlas pese al apremio del Gobierno de la Comunidad

La tuneladora, de más de 10 metros de diámetro, costó unos 40 millones de euros y está enterrada en un túnel en Parque Coimbra

La Comunidad emprenderá medidas judiciales cuando cumpla el plazo dado para que OHL finalice las obras, en septiembre de 2017

madrid

| 12.01.2017 - 12:52 h

Se nos presentó como la mayor y más avanzada tuneladora de Madrid. Fue en 2009 durante la inauguración de las obras del tren de Navalcarnero a Móstoles, que nunca empezaron. Ahora este gigante de más de 10 metros de diámetro, que costó unos 40 millones de euros, empieza a ser desmantelado. Ha estado enterrada durante años en un túnel incompleto de estas obras en Parque Coimbra.

Las obras del tren de cercanías entre Móstoles y Navalcarnedo llevan seis años paradas y la tuneladora ha estado igualmente parada en Parque Coimbra. La empresa concesionaria de las mismas, que forma parte del grupo OHL, no sólo no tiene intención de reemprender las obras sino que ha empezado a desmantelarla.

La enorme máquina permanecía enterrada desde la paralización de los trabajos en 2010. El gobierno de la Comunidad, insiste en que la empresa tiene que reanudar las obras.

CONCESIONARIA SIN INTERÉS

El pasado 4 de enero, el consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, se mostró "escéptico" con la posibilidad de que la concesionaria de la línea de tren de Cercanías C5 Móstoles-Navalcarnero reanude y finalice las obras en el plazo de ejecución previsto.

"El movimiento se demuestra andando y, en este caso, el no movimiento lo que pone de manifiesto es que por parte de la concesionaria no existe ningún interés para llevar a cabo el cumplimiento de la concesión administrativa", aseguró Rollán.

El consejero volvió a amenazar a la empresa concesionaria -OHL- con "emprender cuantas medidas judiciales estén al alcance" en el momento en que finalice el plazo que se le otorgó para finalizar las obras -septiembre 2017-, ya que deben actuar "en legitima defensa de todos los municipios de la zona y del interés general".

El consejero de Transportes insistió en que la relación en esta legislatura "podría haber sido francamente más cordial por parte de la empresa concesionaria", a la que ha acusado de actuar con "cierta nocturnidad" al presentar un recurso en el momento de interinidad al asumir la gestión el nuevo equipo de Gobierno.

"Cuando asumimos la responsabilidad en esta legislatura le impusimos sanciones por 34 millones de euros, pero también le dimos un horizonte de tiempo para que pudieran finalizar las obras", dijo Rollán, quien ha adelantó que están en fase de ejecución de un aval por 18 millones de euros en concepto de penalidades.

La Comunidad de Madrid adjudicó a OHL el concurso para la construcción y explotación del tren "con la previsión de grandes desarrollos inmobiliarios en Navalcarnero que se vieron imprevisiblemente paralizados por la grave crisis financiera e inmobiliaria que azotó a España", según OHL.

SANCIÓN DE LA COMUNIDAD Y CONCURSO DE ACREEDORES

La sociedad concesionaria Cercanías Móstoles Navalcarnero, perteneciente al Grupo OHL, solicitó en mayo de 2016 el concurso voluntario de acreedores, por encontrarse en situación de insolvencia.

Según informó OHL, esta situación se produjo tras la denegación, por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de la suspensión cautelar de la penalidad de 34.080.696,76 euros que la Consejería de Transporte, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid impuso a Cercanías Móstoles Navalcarnero el 11 de febrero de 2016.

La sanción se impuso con posterioridad a que la sociedad concesionaria hubiera instado la resolución del contrato el día 12 de junio de 2015, entre otras razones por incumplimiento por parte de la Comunidad de Madrid de sus obligaciones contractuales.

EN BUSCA DE SOLUCIONES

Recientemente, el portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, instó a la Comunidad de Madrid -que es quien tiene las competencias- a buscar "una solución inmediata" que ponga fin a "los graves problemas de transporte" que sufre el municipio de Navalcarnero.

Fue tras reunirse con el alcalde de Navalcarnero, José Luis Adell (PSOE) Gabilondo trasladó su "apoyo y compromiso" al municipio para solucionar una situación, que, entre otras cosas, provoca que los vecinos de Navalcarnero "tengan que invertir cerca de una hora y 45 minutos en cada desplazamiento hasta Madrid".

Ambos representantes socialistas han coincidido en que esta solución es "especialmente urgente" ahora que la finalización de las obras del tren Móstoles-Navalcarnero "están todavía más lejos de concluir", después de que la empresa concesionaria OHL haya comenzado a retirar la tuneladora que mantenía en la zona.

© Copyright 2010 Telemadrid Todos los derechos reservados