Delegación de Gobierno se reúne con la Complutense para aclarar los protocolos policales

Cifuentes quiere pactar un nuevo protocolo de actuacion con el rectorado

Se quiere acabar con el veto policial en la Complutense

No es la primera vez que el rector Carrillo no permite la entrada al recinto de la Policía

madrid

| 11.12.2013 - 13:15 h
REDACCIÓN

La Delegación de Gobierno en Madrid está manteniendo reuniones con el Rectorado de la Universidad Complutense (UCM) para tener "claro" cuál va a ser la actuación policial en el caso de que se produzcan incidentes en el interior del campus universitario, como los acaecidos el pasado 20 de noviembre en la Facultad de Derecho.

"Estamos teniendo reuniones con el Rectorado de la Complutense para tener muy claro cuáles son las normas de actuación", ha señalado la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, quien ha explicado que la Complutense tiene una situación "muy peculiar" y que hasta hace nada, había una movilización e incluso se intentaba entrar al Rectorado para "pegar" al rector.

En declaraciones a esRadio, Cifuentes ha recordado que estas reuniones se han iniciado a raíz de que hace unas semanas, cuando se desarrolló la última huelga educativa, en Somosaguas se registraran incidentes con grupos que montaron barricadas y no dejaban entrar a la gente.

"La Policía Nacional accedió tres metros al interior del campus y las autoridades académicas pusieron el grito en el cielo porque se había invadido la autonomía universitaria", ha lamentado Cifuentes, quien ha señalado que aunque es "conveniente" tener en cuenta la opinión de los rectores, "hay que tener unas normas muy claras de cuando puede entrar".

Y es que, en su opinión, "no es lógico que se estén cometiendo delitos y que la policía no pueda entrar". "Una cosa es permitir la libertad de expresión y el derecho de manifestación dentro del campus y otra diferente es que haya conductas violentas", ha destacado Cifuentes, quien cree que al rector, José Carrillo, es al que "menos le tiene que interesar" que se produzcan estos hechos.

Por otro lado, se ha referido a las detenciones que se produjeron a raíz de las agresiones el 20N, y ha mostrado su "sorpresa" por que el juez les dejara en libertad con cargos dado que se produjo una "agresión con daños personales altos" y constaban "antecedentes policiales previos" en algunos casos con antecedentes como "robo con violencia" y "terrorismo".

La delegada del Gobierno ha sostenido que no quiere "responsabilizar completamente" al rector de lo ocurrido, si bien ha opinado que "en algunas ocasiones se le ha ido un poco de las manos", ya que una cosa es permitir la libertad de expresión y manifestación y otra que haya conductas violentas.

Tras quejarse de las críticas a la Delegación por parte de la Complutense tras la retirada de una barricada en el campus de Somosaguas durante una huelga, ha explicado un informe de la Abogacía del Estado indica que no hay una "norma clara" que establezca que la policía solo puede entrar en la universidad si lo pide el rector, que es una "costumbre" que "se lleva a rajatabla".