Coslada: PP y PSOE sacan adelante el Plan Especial de El Corte Inglés

La construcción de un Corte Inglés en el municipio se remonta al año 2001

Podría suponer la creación de hasta 600 empleos

madrid

| 21.07.2014 - 13:22 h
REDACCIÓN

El Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Coslada ha votado este lunes a favor, junto con el PP, del Plan Especial de El Corte Inglés, para sacar adelante este proyecto que incluye la construcción de un centro comercial en el municipio, una idea que se remonta al año 2001.

En un pleno extraordinario celebrado este lunes y en cuyo orden del día figuraba como primer punto la "aprobación definitiva del Plan Especial para la mejora urbana en la reserva comercial 1.C y su entorno", los concejales de IU, UPyD y ARCO han votado en contra del mismo.

La construcción de un Corte Inglés en el municipio se remonta al año 2001, cuando se proyectó La Rambla bajo la alcaldía de Juan Manuel Granados. Años más tarde, en 2006, el alcalde Raúl López propuso la construcción del centro comercial en el recinto ferial, algo que se aprobaría en Pleno el 7 de julio de aquel año con los votos a favor del PP y el PSOE.

En marzo de 2007, la Comisión de Urbanismo de la Comunidad de Madrid aprobó el informe presentado por el Ayuntamiento de Coslada sobre la recalificación de una parcela dotacional a comercial, de 30.000 metros cuadrados, ubicada en la calle Virgen de la Cabeza, para la construcción de El Corte Inglés.

La venta de la parcela, tasada por el Ejecutivo regional en 28 millones de euros, se iba a permutar por obra futura que incluía la creación, en la zona de La Rambla, de un nuevo Ayuntamiento, un centro cultural y una Escuela de Hostelería y Turismo.

En noviembre de 2008, el equipo de Gobierno conformado por el tripartito formado por PSOE, IU y la Plataforma de Izquierdas de Coslada, aprobó la obra prevista en el acuerdo de permuta con la cadena. Entonces, el PP votó en contra y advirtió de que la modificación de la permuta podría ser ilegal al tener que ser aprobada jurídicamente por la Comunidad de Madrid, algo que sucedería meses más tarde.

Así, el inicio de las obras estaba previsto para diciembre de 2010, y en enero de 2011 se comenzaría la construcción de las tres instalaciones acordadas en la permuta. Sin embargo, ni las obras de las instalaciones ni las del centro comercial se llevaron a cabo.

En julio de 2013, los grupos de la oposición PSOE, IU, UPyD y ARCO rechazaron la aprobación del nuevo Plan Especial de El Corte Inglés, que en esos momentos preveía crear 600 puestos de trabajo y recaudar 4 millones de euros.

El alcalde, Raúl López, amenazó con llevar al Consistorio a los tribunales "por negarse a aprobar un plan especial que se va a ejecutar en una parcela que ya es propiedad de esta entidad comercial y que cuenta con todos los informes técnicos favorables".