Confusión en Gran Vía entre los transportistas y los agentes de movilidad

Otro auto judicial permite circular por la Gran Vía a los vehículos de reparto de mercancías, postales y de paquetería

Carmena asegura que la peatonalización "es algo imparable"

El PP ve chapucero el cierre de Gran Vía tras el auto que modifica las restricciones

madrid

| 08.12.2016 - 14:18 h
REDACCIÓN

Unos se van de Madrid, otros llegan a Madrid. La Gran Vía, tomada hoy por los peatones al ser un jueves festivo, aunque desde hace unas horas, por ella también circulan los vehículos de paquetería, postales y distribución de mercancias.

Es el segundo revés judicial a la medida tomada por el consistorio madrileño que sigue despertando controversia, con unos a favor y otros en contra.

Los transportistas entregan sus mercancias a pie y los agentes de movilidad están desconcertados, tras la sentencia de un juzgado madrileño que ordena dejar pasar a los vehículos de paquetería, postales y distribución de mercancías por Gran Via, Atocha y Mayor.

CARMENA ASEGURA QUE LA PEATONALIZACIÓN "ES ALGO IMPARABLE"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, aseguró hoy que la peatonalización de calles en las grandes ciudades "es algo imparable" y mostró su intención de "ir extendiendo" este proceso en la capital de España.

Con esta contundencia se mostró la primera edil en una entrevista en Onda Cero, donde puso como ejemplo de la Gran Vía de Bilbao y que dijo está teniendo "un éxito extraordinario". En el caso de Madrid, Carmena aseguró que "el nivel económico en Gran Vía está siendo mayor" al restringirse el tráfico estas Navidades.

La alcaldesa añadió que las "primeras peatonalizaciones" en Madrid las hicieron anteriores alcaldes y "hoy son aplaudidas", como ocurre con la calle Fuencarral, que destacó que es otro "éxito de paseo y de comercio". Asimismo, precisó que el Consistorio de la capital está llevando a cabo una evaluación constante de la incidencia de las restricciones al tráfico, vigentes hasta el 8 de enero con algunas intermitencias.

"PROBLEMAS CONCRETOS"

No obstante, Carmena reconoció la existencia de "problemas concretos", pero "que ya teníamos previstos". En este sentido, este miércoles se conoció una nueva resolución judicial que obliga al Consistorio a permitir la circulación de vehículos de reparto de paquetería y correo, así como ampliar el horario para la carga y descarga.

Pero Carmena insistió en que "los datos" reflejan "que son muchos más" los que apoyan que los que critican las restricciones al tráfico regular, que afecta a las calles Gran Vía, Atocha y Alcalá. Además, puso de relieve la incidencia que está teniendo sobre el comercio, a su juicio, positivos.

"No hay nada mejor que ver las imágenes", explicó la alcaldesa. Desde que se aplicaron los cortes el pasado viernes, en la Gran Vía y el resto de calles afectadas por el decreto de restricciones sólo pueden circular autobuses, taxis, servicios de emergencia y determinados vehículos autorizados, como los que cuentan con tarjeta de residente en la zona.

EL PP VE CHAPUCERO EL CIERRE DE GRAN VÍA TRAS EL AUTO QUE MODIFICA LAS RESTRICCIONES

Por su parte, el portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Iñigo Henríquez de Luna, considera que la medida de cerrar al tráfico privado la Gran Vía durante Navidad es, además de "sectaria" y "dogmática", "improvisada", y "chapucera" después de que un juez haya modificado las restricciones.

Ayer, un auto judicial obligó al Ayuntamiento de Madrid a modificar las restricciones de tráfico, al permitir la circulación de los vehículos de recogida y entrega de paquetes y de los de carga y descarga sin límite de hora.

El Consistorio madrileño tendrá así que cambiar el decreto que contempla las medidas del dispositivo especial según el cual durante buena parte de diciembre y los primeros días de enero estará limitado el tráfico de vehículos privados por las calles Gran Vía, Atocha y Mayor para dar más espacio al peatón.

El pasado 30 de noviembre, el Ayuntamiento anunció que eximía de la prohibición para circular a los vehículos de arrendamiento con conductor, como los que funcionan con aplicaciones como Uber y Cabify, después de que un juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Madrid admitiera un recurso que lo reclamaba.

En una declaración a los medios de comunicación, Henríquez de Luna ha calificado este auto de "segundo varapalo judicial" contra el "cierre indiscriminado" y ha considerado que la medida "perjudica a todos", incluidos los usuarios del transporte público y ha censurado que los usuarios de la EMT se vean "sometidos" a "interminables atascos".

El edil popular ha pedido además "corregir inmediatamente" los cortes de tráfico que califica de "absoluto disparate".