Cifuentes pide "lealtad" al Ayuntamiento con las obras de la Línea 1 de Metro

Ahora Madrid y PSOE piden a la Comunidad que las obras se pospongan al final del curso escolar y que se haga por tramos

madrid

| 30.03.2016 - Actualizado: 15:16 h
REDACCIÓN

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha pedido "lealtad" al Ayuntamiento de Madrid con las obras de la Línea 1 de Metro tras asegurar que la corporación "por el día hace una cosa y por la tarde parece que hace otra".

Cifuentes se ha manifestado así tras suscribir junto al consejero de Presidencia, Ángel Garrido, el acuerdo sectorial que regula las condiciones de trabajo del cuerpo de Bomberos de la Comunidad para el periodo 2016-2020.

En declaraciones a los medios, la presidenta autonómica ha insistido en que el cierre de gran parte de la línea durante cuatro meses en este verano responde a motivos de seguridad ante el "peligro de accidente" por posible desprendimiento de la catenaria de la vía, cuya bóveda tiene un siglo de antigüedad.

Por ello, ha reclamado al Ayuntamiento que no cuestione las obras y se ha preguntado si Podemos, Ahora Madrid o el PSOE asumen el peligro de un accidente en la línea.

EL AYUNTAMIENTO DE MADRID PIDE A LA COMUNIDAD QUE SE POSPONGAN LAS OBRAS

Los votos de Ahora Madrid y PSOE han sacado adelante en el Pleno una petición a la Comunidad para que las obras de reforma de la línea 1 de Metro se pospongan hasta el 20 de junio, cuando termine el curso escolar por la previsible disminución de la demanda, y que las obras se ejecuten de manera integral y por tramos más cortos.

Se debería hacer en años sucesivos, incluyendo en cada uno de ellos la reparación del túnel, la sustitución de la catenaria y la instalación de vía en placa "minimizando así el impacto que las obras tendrán sobre la ciudad y evitando que un tramo de la línea deba volver a cortarse en el futuro". Los cortes sugeridos son Tribunal-Atocha Renfe en primer lugar, Sol-Plaza Castilla y Atocha Renfe-Sierra de Guadalupe.

Tras una farragosa votación, socialistas y Ahora Madrid han acordado trasladar a la Comunidad de Madrid que se utilice a la Empresa Municipal de Transporte (EMT) como servicio especial sustitutorio para conectar los tramos afectados con la red de Cercanías y reforzando las líneas de la EMT que resulten necesarias.

Dicho servicio alternativo deberá contar con paradas con marquesinas para el resguardo y seguridad de los usuarios, información de servicio y con autobuses urbanos de clase I plenamente accesibles y con piso bajo.