Carmena recuerda en su mensaje navideño a los niños refugiados que no han llegado todavía

madrid

| 21.12.2016 - 17:48 h
REDACCIÓN

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha puesto en el centro de su mensaje navideño a los niños refugiados, que no han llegado todavía a la ciudad por "la burocracia y la insensibilidad de las grandes políticas".

La felicitación navideña de Carmena, grabada en vídeo, arranca destacando que la Navidad "es una fiesta cristiana cuyos valores han desbordado su origen, la han convertido en algo que celebra y festeja una inmensa mayoría de la humanidad." "La Navidad significa mucho más, es, sobre todo, la fiesta de la solidaridad, de la compañía, de la empatía entre unos y otros", ha defendido.

La primera edil ha destacado como los protagonistas indiscutibles de estas fechas a los niños, "con su inmensa y maravillosa capacidad de ilusión y curiosidad". "Los que ya no somos niños sabemos que lo que vivimos en esos días mágicos pasó a formar parte de nuestro disco duro emocional, de nuestra configuración sentimental. Quizá en eso de ser lo que somos hay algo de nuestras pasadas Navidades", ha argumentado.

El hecho de que los niños sean los protagonistas de la Navidad hace que exista "más que nunca la necesidad de hacer todo lo posible para impedir que haya niños que no puedan vivirla con la alegría y la magia deseable.

Se ha referido así a los refugiados, que no pueden estar en Madrid a día de hoy. "La burocracia y la insensibilidad de las grandes políticas no nos dejan tenerlos aún con nosotros", ha manifestado.

"Todos Hacemos Navidad, como dice el lema del Ayuntamiento, y la queremos hacer para todos, junto a amigos, compañeros de trabajo, jefes y, por supuesto, familia", ha apostillado Carmena, que ha añadido que el regalo que el Ayuntamiento desea hacer a todos los ciudadanos es que Madrid pueda favorecer la navidad de cada uno, la elegida por cada uno.

Por último, la alcaldesa ha reivindicado que la Navidad sea "la fiesta de la empatía, que se necesita todo el año", y que quizá en Navidad aflore más.