Aznar, Aguirre y cinco ministros apoyan a Botella en su estreno como alcaldesa

madrid

| 27.12.2011 - Actualizado: 19:02 h
REDACCIÓN

Los nervios no han hecho mella en la nueva alcaldesa de Madrid, Ana Botella, o al menos eso es lo que ella misma ha asegurado a la salida del Pleno extraordinario en el que ha sido investida primera edil de la capital, arropada por representantes de todas las instituciones así como de su familia. Vestida con un traje de chaqueta y falda azul marino y una flor blanca en la solapa, Botella ha llegado al Palacio de Cibeles acompañada por el hasta ahora alcalde en funciones, Manuel Cobo, y ha entrado sonriente y sin querer hacer declaraciones hasta el Plenario, que ya estaba lleno hasta la bandera.

En la tribuna de invitados se sentaba una amplia representación de las instituciones del Estado y de la región, con la familia de la primera edil a la cabeza: su marido y expresidente, José María Aznar; su madre y dos de sus hijos --Alonso y Ana--, así como su yerno Alejandro Agag, entre otros.

Sin embargo, el solemne momento que hoy ha vivido no ha quitado a la hasta ahora delegada de Medio Ambiente y Movilidad ni la sonrisa ni el sueño, ya que ella misma ha asegurado que ni la investidura de hoy ni el reto que se le plantea a partir de ahora han evitado que durmiera bien esta noche.

Cuando sí ha dejado traslucir un poco de nerviosismo ha sido en el momento de jurar el cargo, que ha tenido que repetir al olvidar encender el micrófono para que todo el plenario pudiera oír cómo acepta la responsabilidad de liderar la capital en plena crisis económica y con una deuda de más de 6.000 millones de euros como principal lastre. Durante su discurso, en el que ha prometido ser alcaldesa "de todos" y se ha comprometido con mantener el programa electoral con el que el PP concurrió a las elecciones del pasado mes de mayo --candidatura olímpica incluida--, Ana Botella se ha emocionado al mencionar a Aznar y a su predecesor en el cargo y actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que desde la tribuna la observaba con mirada cómplice.

DESFILE DE PERSONALIDADES

Botella, como las buenas protagonistas, ha sabido llegar la última al Plenario del Palacio de Cibeles. Antes, por la Galería de Cristal había desfilado la plana mayor de las principales instituciones así como de la vida social de la capital. Tantos, que parte de ellos han tenido que ver el acto a través de unas pantallas instaladas en el patio.

En representación del Ejecutivo central, han asistido los ministros de Fomento, Ana Pastor; de Exteriores, José Manuel García Margallo; de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria; de Economía y Competitividad, Luis de Guindos; de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato; y de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que ha llegado acompañado por el vicepresidente regional, Ignacio González, y se ha sentado en la tribuna con la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre. Junto a ellos, también ha estado el portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, así como el nuevo secretario de Estado de Administraciones Públicas Antonio Beteta.

Por parte de la Comunidad de Madrid han asistido los principales representantes, comenzando por Aguirre y González. También han estado los consejeros Regina Plañiol, Javier Fernández Lasquetty, Percival Manglano y Anabel Mariño.

Gádor Ongil y Beatriz Elorriaga también han asistido, lo mismo que el presidente de la Asamblea de Madrid, José Ignacio Echeverría, y el portavoz 'popular' en la Cámara autonómica, Iñigo Henríquez de Luna.

Tampoco han querido perderse la cita antiguos compañeros de viaje, como los exministros con Aznar Eduardo Zaplana, Pilar del Castillo o Angel Acebes; así como los predecesores de Botella en el cargo José María Alvarez del Manzano y Juan Barranco.

Por parte de la sociedad civil, han asistido el presidente de CEIM y de la Cámara de Comercio, Arturo Fernández; el secretario general de UGT de Madrid, José Ricardo Martínez; el secretario general de CC.OO. de Madrid, Javier López; y el presidente de CSIF, Manuel González Molina.

También han estado presentes los empresarios y presidentes del Real Madrid, Florentino Pérez, y Atlético de Madrid, Enrique Cerezo; el presidente del Tribunal Constitucional (TC), Pascual Sala; así como la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Paloma Adrados; el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; el presidente de la Federación Madrileña de Municipios (FMM) y alcalde de Alcorcón, David Pérez; y el presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), Ignacio Murgui, entre otros muchos.

CAMBIOS EN EL AYUNTAMIENTO

La expectación entre la prensa también ha sido máxima, con "un centenar" de periodistas acreditados, según el Ayuntamiento. Sin embargo, la mayoría se ha marchado sin conseguir su principal objetivo: arrojar algo de luz sobre la nueva composición del Gobierno municipal. De hecho, éste era el principal tema de conversación entre los invitados, sobre todo los que ocupan cargos de responsabilidad en el Consistorio y que aseguran no saber nada sobre las decisiones que tomará Botella, especialmente a la vista de que aún no se sabe qué sucederá con algunos delegados como Cobo o Juan Bravo, que podrían abandonar el Ayuntamiento para asumir nuevos cargos nacionales.

Al finalizar el acto, los ministros y la presidenta autonómica se han marchado a toda velocidad para llegar a tiempo de recibir a los Reyes al Congreso de los Diputados, donde a mediodía comenzaba la X legislatura, a la que también tenía previsto asistir la nueva alcaldesa de la capital.

Este otro evento ha obligado a hacer una investidura corta y contenida, sin aperitivo para los invitados y con poco margen para los chascarrillos, aunque sí para felicitaciones navideñas, abrazos a la nueva alcaldesa y quizá también algún primer deseo de la que, desde hoy, ocupa el escaño número 1 del Pleno de Cibeles.