Arranca la primera jornada de paros en Metro en protesta por la gestión ante el amianto

madrid

| 09.03.2018 - Actualizado: 08:14 h

EUROPA PRESS

Arranca la primera jornada de paros parciales convocada por el sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro, que tendrá lugar de 9 a 15 horas y con unos servicios mínimos fijados del 58 por ciento sobre la circulación habitual de trenes en esa franja.

El colectivo ha convocado estas movilizaciones, con paros previstos también para el 13 y 15 de marzo, en protesta por la falta de medidas de seguridad de cara a los trabajadores ante la presencia de amianto en trenes y estaciones. Esta jornada coincide además con la comparecencia en la Comisión de Transportes de la Asamblea de Madrid del consejero delegado del suburbano, Borja Carabante, para explicar precisamente la gestión que ha desplegado la compañía en relación a la presencia y eliminación de este material tras su prohibición, al ser potencialmente cancerígeno.

Por ello, el colectivo ha convocado una manifestación a las puertas de la Asamblea en la que solicitará la dimisión del consejero delegado y que sea sustituido "por alguien más competente". A su vez, la Fiscalía ha abierto una investigación para determinar si existe algún tipo de responsabilidad penal a raíz del acta de Inspección de Trabajo que proponía una sanción de 191.000 euros a Metro al entender que no tomó suficientes medidas de seguridad, después de que se reconociera la enfermedad profesional a un empleado de mantenimiento que contrajo cáncer por exposición a dicho material.

Por otro lado, la compañía remitió una circular a los empleados de Metro para informar de que más de 90 vagones de trenes de la serie 2000, de los más antiguos, tenían un disruptor que contenía amianto y remarcaba a los empleados la prohibición de manipularlo.

Desde el sindicato aseguran que tanto Borja Carabante como sus antecesores "han ocultado durante años información a todos los trabajadores sobre la crisis del amianto". Asimismo, asegura que el consejero delegado de Metro tachó las pasadas huelgas de "cabezonería" por parte de los maquinistas que pedían "un estudio de seguridad e higiene que analizase las condiciones laborales".

LÍNEAS MÁS AFECTADAS

Las líneas más afectadas serán las de la periferia donde tan sólo circularán entre 2 y 5 trenes, mientras que las líneas de más afluencia tendrán entre 12 y 28 trenes, estima el sindicato. A su vez, el sindicato de Maquinistas ha planteado al consejero delegado de Metro que está dispuesto a desconvocar los paros si firmaba un documento en el que se hace responsable de que, en la actualidad, los usuarios y trabajadores de Metro no están expuestos a amianto.