Aguirre pide explicaciones a Camacho por la actuación policial tras el asalto a su casa

Se muestra "perpleja" porque no fueran detenidos formalmente pese a ser soprendidos "in fraganti"

¿Cómo puede un funcionario calificar como 'hecho de menor entidad' el entrar a patadas en la casa de alguien?", se pregunta

madrid

| 20.10.2011 - 12:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha enviado esta mañana una carta al ministro de Interior, Antonio Camacho, en la que le pide explicaciones por las actuaciones que se han llevado a cabo a raíz del asalto de su casa y en la que le muestra "su perplejidad" por el desarrollo de los acontecimientos que han seguido a la actuación de los dos asaltantes.

En la misiva, Aguirre explica que dos sujetos "a patadas" rompieron la puerta de la calle de su casa, "penetraron en el patio interior", llegaron a "un metro" de la puerta de la calle de su piso, "fueron dados el alto por los dos guardias civiles de servicio, se dieron a la fuga y fueron finalmente retenidos" por los dos agentes.

Así, señala en la carta, que le ha dejado "perpleja" que "no fueran formalmente detenidos como presuntos autores de un delito de allanamiento de morada, pese a haber sido sorprendidos y detenidos 'in fraganti' y que no fueran interrogados acerca de las razones que les llevaron a actuar como lo hicieron".

También está sorprendida de que no se les haya hecho una prueba de alcoholemia, que en el atestado policial no figure con "claridad" si tienen o no antecedentes policiales o penales, o que en el propio atestado se asegure que uno de ellos es vecino de Madrid, "cuando lo es de Alcorcón", continúa.

No obstante, lo que más le llama la atención es que el atestado termine diciendo "que tras las gestiones realizadas no se aprecia indicio alguno de delito, sino tan sólo un hecho de menor entidad". "Me ha dejado perpleja. ¿Cómo puede un funcionario calificar como 'hecho de menor entidad' el entrar a patadas en la casa de alguien?", se pregunta.

"Si a dos sujetos, detenidos 'in fraganti' por dos guardias civiles cuando entraban violentamente en la casa muy protegida de una autoridad se les deja en libertad sin ni siquiera tomarles declaración ¿qué puede esperar de la Policía los ciudadanos de a pie cuando alguien allane sus viviendas?", se ha cuestionado Aguirre.

En su opinión, algo "está funcionando mal en España cuando pasa esto" y cree que los poderes públicos tienen la "responsabilidad de corregirlo". En este punto, matiza que la "primera responsabilidad" le corresponde a él como ministro de Interior.

AUN NO SE LES HA TOMADO DECLARACIÓN

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Aguirre ha vuelto a denunciar que pasadas más de 36 horas desde que asaltaron su residencia, el ministro de Interior, Antonio Camacho, y la delegada de Gobierno, Dolores Carrión, no han tomado "todavía" declaración a los asaltantes.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha puntualizado que como, tal y como refleja el atestado, la Policía no tomó declaración a los dos individuos que asaltaron en la madrugada del pasado miércoles su vivienda. "Se puede comprobar que no se ha tomado declaración y yo puedo perfectamente suponer que entre otras muchas razones vienen a mi casa a 'okuparla', porque está de moda 'okupar' casas en Madrid, como se puede 'okupar' un hotel, ahora van a 'okupar' un teatro, pues qué mejor que 'okupar' mi casa, eso sería portada de New York Times", ha manifestado.

"Sino, ¿a qué vienen a las cuatro menos cuarto a mi casa?", ha dicho Aguirre, quien ha añadido que "media España" sabe dónde vive y que nunca lo ha ocultado. "No soy de los que cambia de C (coche, casa y compañero), llevo muchísimos años y todo el mundo sabe donde vivo", ha remarcado.

En este sentido, ha insistido en que ella lo que quiere es que se les interrogue para saber cuáles eran las intenciones que tenían.

Preguntada por si piensa que los dos individuos eran "indignados", Aguirre ha contestado que es ella la que está "indignada" como "ciudadana particular", mientras que como "autoridad pública, elegida por los ciudadanos", se siente "abochornada del Gobierno que tenemos".

ESTABAN "SERENOS"

Otra de las críticas de Aguirre hacia la actuación policial es la referida a si los individuos iban o no borrachos. Según Aguirre, que tiene los vídeos de la grabación de su casa, se ve "perfectamente" que los dos hombres estaban "serenos" aunque no se ha atrevido a desmentir que fueran borrachos indicando que si habían bebido, había pasado el tiempo suficiente para estar despejados.

En este punto, ha criticado que la Policía haya contado "a todas las redacciones" que los dos asaltantes iban borrachos, cuando ni siquiera se les ha realizado un test de alcoholemia, y, además, que hayan pasado el asunto a Robos. "Es un ciudadano que va por la acera de enfrente y cuando llega a mi casa gira 90 grados y da una patada de karateca para abrir una puerta", ha explicado Aguirre.

NO ES EL "CASO BONO"

Por lo ocurrido, Aguirre ha denunciado como ciudadana particular que dos personas han asaltado su casa "faltando la inviolabilidad de su domicilio", con un delito de allanamiento de morada. Con la "indignación" por el desarrollo de lo ocurrido, Aguirre se ha vuelto a preguntar "qué van a pensar los madrileños de la Policía" si cuando pasa esto en su casa, que es la presidenta de la Comunidad, "ni siquiera se les toma declaración".

En cuanto a las declaraciones de Camacho, que ha pedido Aguirre que no utilice a la policía para la "confrontación política", la jefa del Ejecutivo autonómico ha aclarado que fue ella quien hizo la llamada al ministro a las nueve de la mañana, y que en esa conversación, Camacho quedó en llamarla "inmediatamente" para darle cuenta de las investigaciones. Sin embargo, ha explicado que como a las doce y cuarto de la mañana no tenía novedades, decidió hacer las declaraciones a los medios de comunicación y fue, entonces, después cuando Camacho la llamó. "Dice que utilizo a la Policía, pero ¿cómo voy a utilizar yo a la Policía, que me he visto violentada por dos señores que entran en mi domicilio a las cuatro menos cuarto de la mañana?", se ha preguntado.

"Qué pasa, que a diferencia del 'caso Bono' aquí no han podido cambiar el atestado, porque lo tengo yo desde primera hora de la mañana", ha sentenciado Aguirre, en referencia al suceso en el que el presidente de Congreso, José Bono, fue insultado y golpeado siendo ministro de Defenda. "Cuando digo diferencia es que hay sentencia del (Tribunal Supremo) que dice que se falseó el atestado y están condenados por falsedad de documento público", ha recordado.

INTERIOR DEFIENDE LA ACTUACIÓN POLICIAL

El secretario de Estado de Seguridad, Justo Zambrana, ha dado hoy por zanjada la polémica con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sobre el incidente ocurrido la madrugada del miércoles en su domicilio y ha reiterado que la Policía actuó conforme dicta la ley. "El tema ha quedado ya perfectamente resuelto", ha dicho Zambrana .

Zambrana ha asegurado que la policía aplicó "los protocolos" marcados para este tipo de actuaciones y que será el juez el que decida ahora sobre la gravedad de los hechos. "La policía aplica la ley por igual a todos los ciudadanos y es difícil comprender la pequeña marejada que se ha montado con esto", ha concluido el secretario de Estado, que se ha sumado a la petición ayer del ministro del Interior, Antonio Camacho, a la presidenta regional de no usar a la Policía para la "confrontación política".

Fuentes de la Jefatura Superior de Policía han indicado que los dos individuos no han sido puestos en libertad, dado que no habían sido detenidos formalmente, al no haber cometido delito, sino sólo una falta de daños por abrir la puerta de la finca.

COBO TAMBIEN CREE QUE SE DEBIÓ INTERROGAR A LOS INTRUSOS

POr su parte, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, también cree que la policía debió interrogar a las dos personas que entraron en el edificio donde vive la presidenta regional tras romper de una patada la cerradura del portal. Preguntado al respecto en la rueda de prensa tras la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, el vicealcalde ha contestado que, "desde el máximo respeto a cualquier otra decisión y sin conocer, como conoce ella, el fondo del asunto", el interrogatorio de esas personas "es un elemento absolutamente necesario".

"Con independencia del resultado final -ha argumentado- creo que cualquier cuestión, y más afectando al propio domicilio, debe investigarse y realizarse todas aquellas cuestiones tendentes a conocer la totalidad de que ocurrió, que luego puede ser más o menos importante según los propios resultados".

Cobo ha expresado en nombre del Gobierno municipal su solidaridad con Aguirre, como haría con "cualquier persona que pueda sufrir una asalto a su domicilio del tipo que sea".

MARU MENÉNDEZ (PSM) CRITICA "EL NUMERITO" DE AGUIRRE

La portavoz adjunta del PSOE en la Asamblea de Madrid Maru Menéndez se ha referido este jueves a lo que denominó como "numerito" de la presidenta regional respecto al asalto a su vivienda. Tras señalar que el asalto fue un episodio "lamentable" que "a nadie le gusta" vivir, Menéndez ha lamentado que la presidenta haya "tratado de hacer" de este asunto "el centro de la cuestión política" al pedir la dimisión de la delegada del Gobierno en Madrid, entre otras cuestiones.

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Iñigo Henríquez de Luna, ha manifestado, por su parte, al ser preguntado por las palabras de Ménendez, que "si la presidenta de la Comunidad, que debería tener una seguridad por encima de la media, tiene este tipo de problemas" hay que imaginar "qué problemas puede tener un ciudadano de a pie". "A mí me parece que es impresentable que a dos personas que entran en una casa, se les tome declaración sin más y se vayan a su casa sin ninguna otra actuación. En Madrid, en materia de seguridad, hay muchos problemas y yo creo que se tienen que cambiar muchas cosas", ha concluido.